Archivo de la etiqueta: Parish

Avanza el proceso de declaración de emergencia agropecuaria por inundación

Emergencia Agropecuaria

 Parte de Prensa 15 de agosto de 2014

Portal Chillar |15 de agosto de 2014 |19:25

 

Avanza el proceso de declaración de emergencia agropecuaria por inundación


27072014_18_parish1Foto:Diario el Tiempo

 

El Gobierno Municipal, a través de la Subsecretaría de Desarrollo Económico, informa que la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario de la provincia de Buenos Aires (CEDABA) recomendó ayer al Poder Ejecutivo Provincial declarar el estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario para las parcelas rurales afectadas por inundaciones en el partido de Azul, por el período del 1º de julio al 31 de octubre de 2014.

En este sentido, solicitó el estado de Emergencia para las circunscripciones VI, VII y VIII y de Emergencia y/o Desastre Agropecuario para las circunscripciones I, II, III, IV, V, IX, X, XI, XII, XIII, XIV, XV, XVI, XVII, XVIII, XIX, XX y XXI del partido de Azul.

Los productores comprendidos en las zonas declaradas de emergencia deberán encontrarse afectados en su producción o capacidad de producción en por lo menos un 50% para gozar de los beneficios correspondientes. En tanto, para que la parcela corresponda a la categorización de desastre deberá presentar una afectación superior al 80%.

En el primero de los casos se podrá prorrogar el pago de impuestos como el Inmobiliario Rural (IIR) y los vencimientos crediticios con el Banco Provincia. En tanto, la declaración de desastre agropecuario permitirá la eximición del IIR y la prórroga de obligaciones con el Bapro.

Cabe destacar que oportunamente la Comisión Local de Emergencia y/o Desastre Agropecuario local –integrada por representantes del Departamento Ejecutivo, de los diferentes bloques del Concejo Deliberante, del INTA y de la Sociedad Rural– había solicitado a la CEDABA que evaluara la posibilidad de declarar el desastre agropecuario en Azul como consecuencia de las intensas y periódicas lluvias acumuladas en la región en el último tiempo, contexto que generó numerosos inconvenientes en el sector.

Una vez firmado el decreto provincial correspondiente por parte del Gobernador bonaerense, los interesados en obtener el certificado respectivo deberán presentar la Declaración Jurada en la Subsecretaría de Desarrollo Económico, ubicada en calle San Martín 824, de lunes a viernes de 8 a 14.


14082014_10_agua

Estado de la zona norte del Partido de Azul hace aproximadamente un mes.

[booking_pluginbox id=»2475″]

La Sociedad Rural de Azul pidió crear una Comisión Vial Rural

Los Concejales tienen la palabra

 

EL TIEMPO | 3 de agosto de 2014 a las 13:00 pm

Portal Chillar |03 de agosto de 2014 |18:31

 

La Sociedad Rural de Azul pidió crear una Comisión Vial Rural


03082014_06_sociedad1Carlos Masson y Gonzalo Berríos dieron cuenta de los detalles del proyecto de ordenanza.

Después que cinco proyectos que nunca llegaron a cristalizarse por distintos motivos, la entidad gremial rural elaboró una idea previamente concensuada con productores locales y en base a experiencias que vienen teniendo otros distritos bonaerenses. 

Todo proyecto tiene una hipótesis de la cual se parte; un desarrollo; una fundamentación y una conclusión. La hipótesis salta a la vista: es el decadente estado de los caminos rurales; un desarrollo: más de una gestión municipal donde no se hizo nada diferente o mejorador; una fundamentación: algo hay que hacer; y una conclusión: es la que, de aquí en más, los concejales tienen el poder de decidir la viabilidad de la creación de una Comisión Vial Rural del Partido. Y en eso estamos.

“Arrancamos con esto en noviembre o diciembre, cuando surgió la versión de que iba a haber un nuevo aumento de Tasas. En ese momento planteamos a qué se debía ese aumento porque uno no veía que lo que se cobraba estuviera acorde con el estado de los caminos. Pedimos informes para saber en qué se estaba invirtiendo, cuánto se recaudaba, se gastaba y nos dimos cuenta que lo que se recaudaba era bastante (según rendición de 2012, cerca de 20 millones de pesos) y que ese bastante o ese mucho no se estaba viendo plasmado en los caminos. Ese fue el disparador y ahí empezamos a consultar con productores, visitamos algunos Partidos, estuvimos tratando de obtener legislación o la papelería de cómo se estaba manejando y en base a eso empezamos a hacer una síntesis o patrones en común para armar esta propuesta que se ajustara a nuestro distrito”, expresó Gonzalo Berríos, presidente de la Sociedad Rural de Azul.“Lo que quisimos con este proyecto es tratar de despolitizarlo en el buen sentido, de que no llegara al Concejo a través de un bloque en particular sino que sea un proyecto más institucional y que llegara a todos los concejales, independientemente del bloque que representen porque entendemos que es la única forma que esto tenga continuidad en el tiempo. Hicimos mucho incapié en esto y trabajamos bastante para tratar que eso se logre de esa manera. Y agradecemos a los concejales porque, ante la crítica situación que se da en el tema caminos, muchos para aliviar la situación tenían la intención de presentar distintos proyectos, les comentamos que estábamos trabajando en esto y que nos esperaran un tiempo”, agregó.

Berríos consideró que los ediles “no se equivocaron” en aceptar esa espera “viendo lo que pasó en Cacharí el jueves y el viernes en Chillar”, donde los pobladores y trabajadores rurales confirmaron la necesidad “imperiosa de dar una vuelta de página en lo que es caminos rurales es una necesidad imperiosa”. “Tiene que quedar en claro que el dinero no se va de la Municipalidad, esto no es una privatización; es un organismo dentro de la estructura del Municipio, como existe una comisión Hídrica y otras, que funciona dentro de la comuna. La diferencia es que los fondos de la Tasa se afectan directamente a las cuentas de esta comisión”.

03082014_05_ruralLa falta de limpieza de los canales lindantes a los caminos rurales, fue denunciada a este diario por los vecinos de Parish.

 

Garantizar la transitabilidad

En tren de prioridades, en el caso que el Deliberativo apruebe el proyecto de ordenanza, Berríos puntualizó que es prioritario “garantizar la transitabilidad”. “Somos concientes que puede haber algo mejor, pero entendemos que tenemos que empezar a hacer algo distinto y los demás distritos, a medida que fueron transitando el proceso, fueron modificando lo que era necesario modificar o cambiar”,explicó.

“Nosotros no decimos que arranquemos que mañana tenemos el camino arreglado. Tengamos en claro que este es un proyecto a mediano y largo plazo pero algún día hay que arrancar con algo distinto y la solución de fondo va a llegar después de 3, 5 u 8 años dependiendo del compromiso y los recursos que pongamos en el tema. Para el hoy hemos hablado sobre la posibilidad de tener diferimiento de pago y otras cuestiones para que el productor no pierda la bonificación por buen contribuyendo a partir de que no puede pagar porque no pudo sacar la producción a la venta”,señaló el titular de la entidad ruralista.

El análisis de casos testigo

Carlos Masson, integrante de la comisión directiva de la SRA, explicó la metodología que se utilizó para la elaboración del proyecto de ordenanza. “Empezamos por la zona SO de la Provincia, que normalmente recaudan menos impuestos porque el porcentaje que se cobra es mucho menor que lo que se cobra en Azul. Se empezó en Coronel Dorrego el origen de la propuesta, donde los productores hacían todo el trabajo de los capataces y se trabajaba en conjunto con el Jefe de Vialidad. Todos los municipios arrancaron 2001 2002, 2003, que nos tenemos que acordar que fueron años de mucha agua y la disposición que hubo fue que la mayoría de los productores fueron a pedir por los caminos. En Coronel Dorrego, Coronel Suárez, Tres Arroyos, Benito Juárez y Tornquist, empezaron a trabajar en conjunto y los Ejecutivos de esos Partidos tuvieron buena captación y se relacionaron con los productores y buscaron cosas en común”, señaló.

“En Azul para la misma época se hizo el Plan Director, por el que una empresa llamada Gagotonin evaluó todos los caminos del Partido, pero se invirtió en eso en vez de ver cómo se solucionaba el problema. Ahí Azul perdió la oportunidad que arrancaron la mayoría de los Municipios. Uno no reclama a determinado partido político o Ejecutivo sino a la no política en el tiempo que termina en que se destruye absolutamente todo”, agregó.

EL DATO

Una de las adecuaciones que se hizo al proyecto original, y que productores de la zona de Cacharí vieron con buenos ojos, es la eventualidad que un productor pueda hacerse cargo de costear un trabajo (cambio de una alcantarilla, por ejemplo) y que luego solicite, previa presentación de la factura correspondiente, el reintegro de esa erogación mediante un descuento de lo que paga en concepto de Tasa Vial.

03082014_06_parishLos pobladores rurales de Parish que conversaron con EL TIEMPO para dar cuenta del calamitoso estado de los caminos y de los desbordes del arroyo y los canales.

LA CAJA SIGUE EN MANOS DEL MUNICIPIO

Masson recalcó que, en el proyecto, queda claro que “el Ejecutivo no está perdiendo el manejo de la caja sino que se le da una continuidad. No es que un año se aporta el 70% de lo que se recauda, otro es el 20% y otro es el 30% y depende de las situaciones que se van dando dentro de los municipios y de las decisiones que vaya tomando cada uno de los intendentes”. “En todos los proyectos lo que se ve es que, al tener continuidad y estabilidad en los ingresos que vas teniendo vos podés ir programando y haciendo tus trabajos como corresponde. El segundo tema es empezar a trabajar en conjunto con los productores con nuestros representantes porque en todos lados es lo que funcionó el compromiso de la comunidad para mantener los caminos y eso es lo más importante en todo proyecto. Lo otro es que todos los proyectos, mejores o peores tuvieron una etapa de presentación en los primeros cinco años sucesivos tuvieron modificaciones pero, trabajando en conjunto, todos tuvieron una mejoría”, añadió.

El dirigente señaló que “lo que tratamos de hacer nosotros al hablar con los productores es entender que cada partido tiene su idiosincrasia; tenemos partidos como Tornquist que los productores dejan el alma y la vida por los caminos y es gente que recauda el 50% de la tasa, o sea que el compromiso es altísimo. Azul tiene situaciones particulares, como que tiene como dos ciudades en los extremos del Partido, que son Cacharí y Chillar favorece el manejo descentralizado de los caminos y eso, otros partidos no lo tienen”.

Masson se refirió al perfil del Gerente Vial que estará a cargo de la administración de la CVR. “En caso de que se apruebe este proyecto, el técnico que va a manejar Vialidad será una persona capacitada que dirá lo mejor es avanzar con esto o aquello, pero la realidad es que va a haber una persona idónea (ingeniero civil especializado en caminos o con antecedentes en construcción de caminos) que a tener que entender el funcionamiento de los caminos y a qué camino se le da prioridad”, señaló.

Consultado sobre las maquinarias disponibles, dijo que “sabemos que la situación no es la ideal”. “Dentro de este proyecto está la posibilidad de comprar las máquinas o de acceder o contratarlas según lo que convenga en su momento. Es un trabajo conjunto entre el Municipio y la Comisión Vial que se conforma. Sabemos que tenemos 6 máquinas funcionando muy bien, tres más que funcionan de vez en cuando y otras que sirven como repuestos. Los maquinistas son concientes que si falta una cubierta y la máquina va a estar parada diez días, el trabajo no se va a hacer, sin importar la cantidad de máquinas que tengamos”, explicó.


Fotos de la presentación|Fuente: Radio Ilusiones 102.7

 

[booking_pluginbox id=»2475″]

Que el desastre hídrico no nos paralice

Informe especial sobre la grave situación en Azul

EL TIEMPO| 27 de julio de 2014 a las 16:00

Portal Chillar |27 de julio de 2014 |18:55

 

Que el desastre hídrico no nos paralice

 

 

27072014_20_canales1

Escribe: Augusto Meyer

De la Redacción de EL TIEMPO

augustodmeyer@yahoo.com.ar

INFORME ESPECIAL SOBRE LA GRAVE SITUACIÓN EN AZUL

Totalmente cierto es decir que el clima es impredecible. Los azuleños lo sabemos luego de quince inundaciones, catorce de las cuales se hubieran evitado si a fines de los ‘70 hubiera estado construida la represa “La Isidora”, una obra en curso cuya finalización llegaría en no menos de dos años.

En la zona rural, la abrupta modificación de las variables climáticas en pocos años está haciendo que tanto productores como los profesionales que los asesoran tengan que ir modificando determinados métodos de trabajo.

Pero que el árbol no nos tape el bosque. Es evidente la falta de una política “amiga” con el campo de parte de la actual gestión, que conlleva a situaciones lamentables y a la vez dramáticas, con un deficiente mantenimiento de los caminos rurales y obras hídricas insuficientes o que, directamente, no se realizaron.

El Norte del Partido, especialmente la zona de Parish, está bajo agua por los desbordes del Arroyo Azul y los canales.

También llegó la hora que la Provincia se ponga los pantalones largos y dé a conocer, con las pruebas que el caso amerita, los nombres de los productores que tienen canales clandestinos que perjudican a otros vecinos y a los pobladores urbanos que, directa o indirectamente, asistimos a la triste postal de una ciudad bajo agua.

 

HAY TRABAJOS EN MARCHA EN LA ISIDORA 

Movimiento de suelos y armado del obrador en terrenos de la represa

El jueves eran cuatro los empleados que formaban parte de la avanzada de 120 operarios que tendrán a su cargo la construcción final de la mega obra, a unos 35 kilómetros de esta ciudad y que se estima llevará no menos de dos años finalizar. EL TIEMPO entrevistó al encargado de las actividades que se realizan en el marco de una tarea que permitirá aliviar en un porcentaje interesante la llegada de agua al casco urbano de Azul. 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Me comentaron que la zona es muy llovedora…se nota que es una planicie que acumula mucha agua”, trazó el entrevistado mientras observaba a la distancia una laguna artificial que se formó en un campo lindero al lugar demarcado para la construcción de “La Isidora”.

El santacruceño Carlos Borda tiene 58 años, dos hijas de 18 y 15 años de edad y forma parte de la avanzada de la UTE de tres empresas (Vial Agro S.A-Tenipisos S.A-Fontana Nicastro S.A.C) que tienen a su cargo la construcción de la represa. Un camión, un par de máquinas de gran porte y una camioneta, y sólo tres empleados que lo secundan, forman parte del equipo inicial –de aproximadamente 120 personas que terminarán trabajando- que tienen a cargo el armado del obrador y otras labores fundamentales para el asentamiento del grueso de los operarios que llegarán para el armado de la estructura. Borda y su equipo deben realizar la apertura de caminos auxiliares, la limpieza del obrador y del cauce del arroyo, ubicado a unos 300 metros del lugar donde están instalados dos containers que funcionarán como oficina. El resto de los empleados –más allá de personal de una firma subcontratista que está colocando el alambrado perimetral- irá llegando a medida que la tarea los requiera, junto con las demás maquinarias necesarias para la monumental obra. De aquí a algunos meses, el obrador será una “mini ciudad” de entre una y dos hectáreas.

“Nosotros tenemos la responsabilidad de realizar el movimiento de suelo, ya que el trabajo de la obra civil (hormigón) depende de otras personas; esperamos poder finalizar toda la tarea de acá a un año y medio o dos, dependiendo del clima y la cantidad de maquinaria que podamos tener”, expresó el hombre, quien espera para los próximos días el arribo –a bordo de camiones especiales para el transporte de maquinaria pesada- de motoniveladoras y retroexcavadoras.

Borda participó de la construcción de Yaciretá (corrientes), aunque acredita “pergaminos” por la  construcción de carreteras y terraplenes para contener el agua a la vera de las rutas. Y su labor más reciente fue Gregores, cerca de El Calafate, donde aportó su experiencia para la elaboración de un camino de circunvalación bajo condiciones climáticas diferentes a las reinantes en esta zona, con escasas lluvias pero nevadas y fuertes vientos.

Sonríe cuando se reconoce como un trabajador “curtido”, teniendo en cuenta que lleva casi 40 años realizando obras de mediana o gran envergadura y hasta visitó el extranjero. “Uno se acostumbra a trabajar así; sabe cómo es vivir con los compañeros y comer en las gamelas. Como trabajé en Chile, Perú y Paraguay, sé lo que es estar lejos de la familia”, dijo, para comentar que sus hijas vendrán a visitarlo para luego mudarse a estas latitudes junto con su esposa. En el lugar donde se levantará el obrador ya cuentan con cableado de electricidad y grupo electrógeno y, en el corto plazo, llegarán containers con sanitarios, taller, depósito y tanques para aprovisionarse de combustible.

En la soleada y algo ventosa tarde del jueves, Borda admitió que el lugar no es inhóspito si lo compara con otros sitios donde trabajó. “Me tocó estar en Perú, en la selva. Acá estamos bien; no conozco mucho el clima, pero creo que vamos a estar bien”, mencionó y resaltó la hospitalidad con la que fueron recibidos en la ciudad donde duermen en un hotel. “Acá los productores vecinos se acercan a conversar, pero me sorprendió la gente de Olavarría que traté; son muy buenas personas”, advirtió.

Funcionalidad acotada

La represa “La Isidora”, presupuestada en unos 140 millones de pesos, tiene por objeto la regulación de los caudales fluviales generados en la cuenca alta del Arroyo Azul, con el fin de atenuar los efectos de las crecidas extraordinarias, especialmente sobre el casco urbano de la ciudad. Esto es producto de una diferencia de cien metros de altura entre el casco urbano y la represa –que posee unos 4 kilómetros de extensión entre los dos cerros que hay en sus extremos–. El programa global comprende, además, la sistematización de dos cuencas que convergen sobre la ciudad (Cañadón de Gutiérrez al este y Cuenca Nieves–La Colorada, al oeste).

La represa se ubica sobre el curso medio del Arroyo Azul, unos 35 km aguas arriba y su construcción, prevista en un plazo de 2 años, involucra la ejecución de 720.000m3 de terraplenes para el cuerpo de la presa y la colocación de un total de 5000 m3 de hormigón para las principales estructuras hidráulicas, un talud de aproximadamente 8 metros y obras complementarias. Esta obra hubiera impedido, de haber existido a fines de los años 70’, casi todas las inundaciones de un total de 15 que padeció el Partido.

En octubre de 2004, se barajó la posibilidad de darle a la futura represa una funcionalidad extra, cuando la principal empresa hidroeléctrica de la provincia china de Ganzú, mencionó que podría financiar la instalación de turbinas generadoras de energía eléctrica en La Isidora. La firma venía de colocar turbinas en Perú, Cuba, Holanda, Ecuador, Canadá y Malasia. Finalmente, esta posibilidad de darle una funcionalidad accesoria a “La Isidora” no formó parte del proyecto final.

 

CRÍTICAS A LA GESTIÓN DE JOSÉ INZA 

Pobladores de Parish sufrieron tres inundaciones

Los campos del paraje cercano a Cacharí quedaron en buena parte anegados, tal como surgió del relevamiento fotográfico aéreo que el pasado domingo realizó EL TIEMPO y del cual se dio parte a los responsables de Hidráulica de la comuna. Lo llamativo del caso es que los productores de esa zona, afirmaron a este diario que es el tercer desborde que tuvieron en esta primera mitad del año y reclamaron por la falta de limpieza del arroyo. 

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Nos pone contentos que Azul se desagote más rápido, pero nosotros estamos acá y, cuando lluevan cien milímetros en Chillar y 100 milímetros en Azul, Cacharí desaparece”. La aseveración de Héctor Mario Balda no fue al pasar; es un razonamiento meditado y que resume el sentir de los pobladores rurales de Parish que, en apenas 40 días, entre junio y mitad de julio, sufrieron tres inundaciones que tuvieron nula repercusión en las autoridades de la ciudad cabecera. Y lo peor es que no hablamos de anegamientos producto de lluvias copiosas ni extendidas en el tiempo sino de sólo 23mm. en Azul y 7mm. en Parish. Estos azuleños reclaman atención del Municipio porque, aseguran, desde las tres inundaciones de 2012 a la fecha, no se hizo limpieza ni mejora alguna en el cauce del Arroyo Azul, así como tampoco en alcantarillas y puentes aliviadores para que el agua escurra libremente debajo del tendido ferroviario.

Una situación y su contexto

Parish -denominación que hace referencia a Frank Parish, presidente del directorio del Ferrocarril del Sud en Londres- es un pequeño poblado distante unos 15 kilómetros de Cacharí que se formó, como tantas comunidades del interior bonaerense, en derredor de su estación ferroviaria. Durante años, fueron referentes del lugar el Club Juventud Unida, almacenes de ramos generales y herrerías. Hasta hace algún tiempo la estación ferroviaria -situada a 2 kilómetros de la Ruta 3 e inaugurada en septiembre de 1876, para carga de cereales y hacienda, y transporte de pasajeros- supo ser un lugar lleno de vida, al cual llegaban las maestras procedentes de Azul para dictar clases en la Escuela Primaria N° 5. También lo hacían la correspondencia, el pan recién horneado y los ejemplares de EL TIEMPO. Eran tiempos en que la vieja estación contaba con varias casas habitadas a su alrededor, tres almacenes, una balanza, servicio de despacho de nafta y una ferretería. Hoy, aunque cerrada por el abandono generalizado en el país del servicio ferroviario, podría ser un lugar resguardado para generaciones futuras por la historia que en sí encierra, pero la realidad es que fue desguazada y está abandonada a su suerte. En Parish no sólo ya no se detiene el tren. Tampoco nuestros gobernantes de turno.

No hay peor ciego…

Lo que sigue es una definición que se escucha en cada rincón de la zona rural del Partido que nos toca visitar. La gestión de José Inza le ha dado la espalda al campo desde el comienzo mismo de su mandato. No sólo nunca recibió a la comisión directiva de la Sociedad Rural, como entidad representativa del sector, sino que tampoco escucha las sugerencias que quienes han vivido siempre en el campo y, por ende, pueden desde la experiencia hacer algún aporte a aquellos que tienen a su cargo el manejo Vial Rural e Hidráulico del distrito. Así, los vecinos cuentan que “los expertos” han colocado alcantarillas en lugares donde no cumplen función alguna; no aceptan la tosca que, en forma gratuita, se les ha ofrecido para el alteo de los caminos; y no realizan las obras que demanda el arroyo desde Las Blancas hacia Parish. Por esos motivos, los productores planean viajar a Azul para que el Intendente los reciba y les dé, como contribuyentes que son, una solución a sus demandas.

“Nos sacan el 15% de la carne, el 35% de la soja y un montón de dinero en impuestos; en guías solamente, es fabuloso lo que se llevan. Los impuestos se pagan pero eso no vuelve en obras y, si se hacen obras, no se hacen como se deberían hacer”, dijo Rodolfo Sainte Cluque, uno de los productores autoconvocados que dialogó con este diario en un salón de clases de la Escuela N° 5.

Todos saben que, si el campo anda mal, esto repercute en Cacharí, donde los comercios ven resentidas las ventas. La localidad situada a 50 kilómetros de la cabecera apenas se sobrepuso de las inundaciones de 2012, que está pagando “por adelantado” las secuelas que dejarán tantas hectáreas anegadas en su zona de influencia. En esta zona, la ganadería es la actividad fundamental, aunque también tiene desarrollo la agricultura.

Los productores de Parish niegan tener conocimiento de canales clandestinos, pero a viva voz dan cuenta de “viejos canales de más de medio siglo” que ellos limpian y mantienen para ayudar al escurrimiento del agua. Con los 7mm. de los últimos días de la semana pasada, en esa zona tuvieron que trasladar hacienda hacia las zonas altas por el desborde del arroyo y canales. El líquido cubrió pasturas y el agua recién comenzó a escurrir el miércoles, pero no en todos lados por igual. “Desagotó lo que tiene correntada y caída; el resto se irá cuando se evapore, luego de varias semanas o meses”, afirmó un lugareño.

De la misma manera que resulta incomprensible que los responsables de Vialidad Rural se resistan a aceptar la tosca que ofrece Cristina Boubée desde su explotación en la zona de la Boca de las Sierras, no se comprende la actitud que, en el mismo sentido, se tiene respecto de la donación anticipada que hace Evaristo Balda desde su establecimiento Ruca Huinca, en Parish. Los productores en vilo por los anegamientos al norte del Partido respiran con alivio porque muchas de las pariciones ya se produjeron y porque, antes que los caminos queden intransitables, se pudo ingresar con rollos de pastura para acopiar ante nuevos desbordes. “Lo que hace falta acá es alguien que tome el’ toro por las astas’ y disponga los trabajos que haya que hacer, porque nosotros pagamos religiosamente nuestros impuestos”, señaló uno de los autoconvocados.

Pensar en Cacharí

“Llovieron 23 milímetros en Azul y acá estábamos inundados. El sábado salimos con un tractor chico porque tuvimos la necesidad, pero el agua estaba un metro arriba del camino. Ahora el agua viene más rápido, con mucha fuerza si comparamos con las inundaciones de 2012, y no tiene pasada porque los puentes suplementarios están tapados, algunos por árboles y otros por tierra porque no hay mantenimiento en absoluto desde hace años”, afirmó Evaristo Balda.

“Hay un pantano que está desde hace dos veranos a menos de una legua de Cacharí y nunca se tapó cuando estuvo todo seco y se podía trabajar. Y en mi campo hay tosca en una cantera a 500 metros del puente que está disponible y sin costo para Cacharí y la zona desde hace más de treinta años. Ahora que vinieron las lluvias, esos trabajos ya no se pueden hacer. Mientras tanto, el agua sigue socavando cada vez más”, agregó.

El Delegado Municipal Diego Zariatti, afirman los productores, tiene diálogo con los damnificados, pero carece del respaldo necesario del Municipio para paliar la situación. “Acá el Intendente nunca apareció. Hace un mes hicimos una reunión y no vino nadie de la Municipalidad”, afirmó un productor autoconvocado.

“Antes había más diálogo, pero ahora no preguntan a los vecinos y nosotros podemos aportar datos; el productor sabe por dónde pasa el agua y los caminos están malos a punto que no recuerdo otras épocas donde estuvieran tan mal”,sostuvo Héctor Mario Balda.

Otras voces

José Sainte Cluque, en tanto, aseguró que desde el Estado comunal se “limpió hasta Las Blancas y, después de ahí, de nosotros se olvidaron. Parece que no existimos para la Municipalidad”. “Hace 29 años que estoy a 800 metros del arroyo. Si hubieran limpiado el arroyo de a 5 o a 10 kilómetros por año, hoy el arroyo estaría limpio, con un montón de problemas menos”, agregó.

A su turno, Rodolfo Sainte Cluque, mencionó que “tres veces subió el agua y tres veces me inundé; se nota que está sucio el arroyo por la vegetación y las cascadas, que hacen que se produzca una contención y el agua se frene. Como el cauce no tiene margen para tanta capacidad, revienta para las banquinas y los préstamos de la ruta. La otra cosa que hace falta es agregarle alcantarillado a las alcantarillas viejas, o su reemplazo. De Azul hacia Cacharí hicieron doble alcantarilla, pero no previendo el desborde del arroyo y hay una masa de agua que viene del peaje que antes no venía”, advirtió y recordó el panorama con el que despertó el pasado sábado. “Yo llegué el viernes a las 10 de la mañana. Para el otro día, a las 6 de la mañana, el agua me había tapado toda la quinta”, señaló.

Ana Sainte Cluque consignó que “yo he sido maestra rural durante 40 años y nunca he visto los caminos así como están ahora y en todo el Partido”.

Recuerdos y el duro presente

Los productores autoconvocados recuerdan con un dejo de nostalgia cuando ellos mismos, en los años 1957 y 1980, mancomunaron esfuerzos para hacer frente a las inundaciones de aquella época, con tareas que derivaron en un escurrimiento más veloz del agua. “Hoy escuché los pronósticos y me asusté”, admitió Héctor Balda, al tiempo que su hermano Evaristo recordó que ha estado más de una vez con el agua hasta la cintura, sin moverse del campo, haciéndole frente al desborde.

Dependerá del comportamiento del clima, por un lado, y del accionar de las autoridades del Municipio, por el otro, qué destino depare a los productores de Parish. Los más excépticos ya acopian provisiones para dos o tres meses, ante la eventualidad de quedar aislados por lo que sería –para ellos- la cuarta inundación del año.

CON UN TÉCNICO DEL INTA 

“Nos tendremos que ir adaptando a una producción en alta variabilidad climática”

En lo que resta del año la Cuenca del Salado estará expuesta a un fenómeno climático Niño, por el que se espera una Primavera lluviosa, pero de intensidad de moderada a leve, según algunos pronósticos del organismo. “El 20 de enero yo estaba recorriendo los campos para hacer los informes de emergencia agropecuaria por sequía”, señaló el ingeniero agrónomo Juan Pablo Nemoz, de la agencia local del INTA, quien conversó con este diario.

“Lo que más me preocupa son los grandes cambios climáticos que estamos teniendo. Antes tenías una seca cada tres, cuatro o cinco años, y excesos hídricos cada 8 o 10 años, que eran cíclicos. Ahora esos cambios son interanuales. Nos tendremos que ir adaptando, tanto los profesionales como los productores, a este tipo de producción en alta variabilidad climática”, reflexionó el técnico del INTA e ingeniero agrónomo Juan Pablo Nemoz, en diálogo con este diario. El profesional participó el jueves de una disertación en Ayacucho, junto con un climatólogo del mismo organismo que reveló que, en lo que resta del año, la Cuenca del Salado y otras regiones de la provincia de Buenos Aires, se expondrán a un fenómeno climático “Niño” de moderado a débil, con una primavera lluviosa.

Agua por todos lados

“Estamos atravesando un período de mucha variabilidad climática; pasamos por momentos de mucho déficit hídrico y, a los pocos meses, excesos hídricos. El 20 de enero yo estaba haciendo recorridas por los campos para hacer los informes de emergencia agropecuaria por sequía que finalizó el 30 de junio. Hace sólo cinco meses estudiábamos las pérdidas por los verdeos de verano en zonas donde hacía 50 días que no llovía, con temperaturas de más de 40 grados centígrados, y en diez días de enero se recuperó lo que no había llovido el resto del mes, alcanzándose el promedio de 120 milímetros. De ahí en más, todos los meses llovió entre un 40 y un 60% por encima del promedio histórico de los últimos 30 años hasta julio y llevamos, al 15 de este mes, casi el 90% de los milímetros del promedio anual. Hay campos en Cacharí que acumulan 900mm.; es decir, casi toda la media anual”, aseveró Nemoz.

Advirtió que, las características de estos fenómenos climáticos conllevarán a que, tanto profesionales como productores, tengan que ir adaptándose a las nuevas condiciones del clima. “Cada año vemos más marcados estos eventos de altas lluvias y altos déficit hídricos y que las lluvias son más cercanas entre sí, lo que hace que las ‘ventanas de trabajo’ (días sin lluvia y preferentemente con sol) para la producción sean menores”, explicó. Tras hacer la salvedad que los pronósticos extendidos cuando más largo es el período que se toma, menor precisión tienen, el técnico dijo que “de acá a fin de año se estima que se está formando un ‘Niño’, que va a ser una primavera lluviosa. Con un pronóstico a cuatro meses, se estima un ‘Niño’ de moderado a débil; eso quiere decir que va haber lluvias por encima de lo normal, pero que no tan problemáticas ni extremas”, mencionó.

Excesiva humedad

El ingeniero agrónomo resumió las condiciones en que se encuentran las zonas agrícolas de la Cuenca del Salado en general, y del Partido de Azul en especial. “Se pudo trabajar bien con cosechas y demás labores hasta mediados de abril. A partir de mayo, junio y ni hablar de julio, prácticamente no se pudo hacer nada. Lo que no se levantó para mediados o fines de abril fue complicado cosecharlo, con la soja en medio del agua y muchos lotes dañados por entrar con 4×4 y máquinas duales; eso generó altos costos de comercialización por entregar soja con humedad y por el secado en los acopios”, señaló y agregó: ”Dependiendo el Partido de la Cuenca, hay entre un 20 y un 30% de soja que no se pudo levantar y va a ser muy difícil que se pueda hacer, porque se desgrana y cae. En maíz hay entre un 50 y un 60% en pie, más allá de haber lotes quebrados por el viento. Encima este cultivo venía con la falta de agua que tuvimos en diciembre/enero, por lo que los tallos tuvieron un desarrollo débil. Prueba de esto es que, en Ayacucho, vimos lotes encharcados que están comiendo las vacas”.

El panorama en fina

Nemoz indicó que, en lo que hace a cultivos de fina, mientras se pasa la fecha óptima, sólo entre un 20 y un 30% de la superficie total está sembrada. Vale aclarar que, en Azul, el promedio de siembra con trigo va de 35.000 a 40.000 hectáreas. “En los lotes altos, con días de sol, se va a poder sembrar, pero con ciclos más cortos y haciendo la salvedad que dicen que escasean las semillas de ciclos más cortos. También será una siembra de fina complicada, más aún para la zona norte del Partido”, detalló.

Parir en el agua

Así como en campos de la Boca de las Sierras se dio una elevada mortandad de corderos arrastrados por el vendaval de semanas atrás, en otras zonas del Partido proliferan los casos de terneros ahogados al nacer en el agua. El invierno es época de parición y la acumulación de lluvias, especialmente en bajos y lotes próximos a los cauces, está haciendo estragos. “En la zona norte del Partido vemos que en los campos aledaños al Arroyo Azul, al Arroyo de los Huesos y los canales desbordados, anegaron esos lotes y los terneros se ahogan; las vacas no encuentran lomas o lugares secos y paren en el agua. Esto, además, aumenta la posibilidad de enfermedades y el campo anegado disminuye la disponibilidad forrajera”, describió Nemoz, en alusión al panorama de Parish del fin de semana pasado y que quedó reflejado en las imágenes aéreas que captó el reportero gráfico de este diario. “Se hace difícil llegar con rollos de pastura por los caminos intransitables, cortados, con pases de agua y pantanos. Muchos que tienen encierres a corral o una invernada de terneros, novillitos o vaquillonas con suplementación con alimento, por el excesivo barro y agua en los corrales tuvieron que largar la hacienda a campo a pastoreo para pasar este momento crítico”, amplió.

Tener previsibilidad

Con dieciséis años como ingeniero agrónomo y once de ellos en el INTA, Nemoz llamó a los productores a tener previsibilidad. “En estos momentos críticos es poco lo que se puede hacer. En instituciones como el INTA recomendamos que el productor esté asesorado por profesionales, tanto veterinarios como ingenieros agrónomos y que tenga una visión de previsibilidad a mediano y largo plazo, que haga que en verano acopie alimento para el invierno”, explicó.

Indicó que en junio/julio las lluvias deberían rondar los 40 o 50mm. según parámetros históricos, y “estamos en casi un 50% por encima de eso”. “Le sugerimos al productor que a los rollos de pastura los desparrame en el campo para que, cuando se producen estos eventos climáticos, no tenga inconvenientes para trasladarlos a los lotes altos donde está la hacienda. Lo crítico es que se prevé una primavera lluviosa con un ‘Niño’ partiendo de un invierno con suelos totalmente saturados que no absorben más, y con cursos naturales de agua completamente desbordados. También recomendamos descartarse de vacas viejas y vacías y aprovechar los días que se puede transitar con hacienda para dejar en el campo la hacienda más nueva, sana y productiva”, concluyó.

 

CAMINO DE LAS CURVAS 

Alcantarillas rotas, tapadas con tierra y préstamos y caminos sin mantenimiento

Las imágenes fueron captadas por un productor en el trayecto que va del camino viejo a Las Flores y el paraje La Sofía. No es difícil imaginarse las dificultades que tienen padres, alumnos y docentes para llegar hasta la Escuela N° 50, situada en el lugar. 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las imágenes se repiten a lo largo y ancho de todo el Partido, y reflejan la preocupante situación que se afronta por las inclemencias meteorológicas, por un lado, pero también demuestran la desidia de quienes, en vez de paliar la crisis hídrica, no toman las medidas necesarias para aliviar el actual “tormento” de tener que transitar por la zona rural.

Estas fotografías fueron aportadas por un productor de la zona; son de la semana pasada y corresponden al camino de las Curvas, desde el camino viejo a Las Flores hasta el paraje La Sofía. Allí funciona la Escuela Nº 50, por lo que no resulta difícil imaginar los inconvenientes que tienen en llegar hasta ese punto docentes, padres y alumnos.

“Uno de los problemas que dejó así estos caminos es que cuando se rompían los tubos, en lugar de cambiarlos, los rellenaban con tierra, impidiendo el escurrimiento del agua, y lo otro es que no hubo mantenimiento en época de verano.  Tampoco lo tuvieron los préstamos que están muy próximos al camino, en lugar de estar más cerca de los alambrados, cuando tienen suficiente espacio para hacerlo”, expresó el lugareño.

El mismo productor apuntó que estaba previsto que la maquinaria de Vialidad Rural estuviera desbarrando en los días subsiguientes.

CAMINOS RURALES

Esta semana, dirigentes de la Sociedad Rural de Azul presentarán a productores del Partido una propuesta que, luego de consultas varias, han elaborado desde la citada entidad para avanzar hacia un sistema superador al existente en lo que compete a los caminos rurales del distrito. El jueves próximo, a las 19.30 horas, los ruralistas presentarán el proyecto en la sede de los Bomberos Voluntarios de Cacharí. Al día siguiente, en el mismo horario, la reunión se realizará en el Salón de la Cooperativa Agraria de Chillar.

Desde la Sociedad Rural de Azul invitan a todos aquellos involucrados con la temática a abordar a acercarse a los lugares citados, a fin de conocer la propuesta y contribuir con sus aportes al mejoramiento de la misma. El trabajo realizado es fruto del estudio de distintos modelos hoy en funcionamiento en varios distritos del país y de las reuniones con varios de sus responsables.

 

[booking_pluginbox id=»2475″]