Según los estudios, las obras hídricas realizadas disminuyeron el impacto de la última crecida

Obras Hídricas realizadas en el Pdo de Azul

Parte de Prensa | 24 de junio de 2014

Portal Chillar | 24 de junio de 2014 | 20:29

 

Según los estudios, las obras hídricas realizadas disminuyeron el impacto de la última crecida

 

Arroyo zona Puente San Benito3-PCh

Luego de la última crecida que se produjo en el Arroyo Azul a raíz de las intensas precipitaciones, desde el Gobierno Municipal se realizó un balance del impacto de las obras que la gestión de José Inza realizó en estos últimos 3 años.

En relación a ello, desde la Secretaría de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos que dirige Héctor Bolpe se analizaron los datos recientes, y se los comparó con las variables de años anteriores.

Al respecto, el director de Hidráulica y Urbana Héctor Comparato afirmó que “la última crecida, cuyo pico pasó por el casco urbano el día sábado, nos permitió conocer el impacto que tuvieron las obras que se han realizado desde el 2012 a la fecha”. El funcionario enumeró los trabajos realizados que permitieron disminuir el impacto de la crecida: En el primer tramo, que es la salida del balneario hasta el sector del puente del Club de Remo “el arroyo tuvo un ensanche muy importante y pudimos ver que en todo el ancho estaba funcionando en forma uniforme, con una velocidad bastante acelerada; era lo que nosotros nos proponíamos fundamentalmente realizar para que la crecida pase con menor altura por esa zona”, indicó.

Por otra parte, en el tramo comprendido entre el Club de Remo, el Parque Municipal y el puente del ejército “también hemos observado la misma uniformidad. Y en el puente del ejército propiamente dicho observamos que al ensanchar en una luz más, el nivel era mayor en el sector. Esta zona era una de las más críticas, porque el fondo del arroyo está muy alto en relación al pavimento existente. Allí pudimos hacer una obra de gran importancia; son 5 las luces, de 7 metros. Con esto se logra aumentar un 20 o 30% de agua más que antes. En su momento, el puente del ejército se estrechaba; con la obra estamos compensando secciones para beneficiar el paso del agua”.

Asimismo, en la zona entre el puente del ejército y el puente San Martín “se realizaron recortes del talud, ampliándolo hasta el máximo posible. También se alinearon las márgenes, al igual que en el sector comprendido entre el puente San Martín y el puente Mitre, donde también se avanzó en los recortes y limpieza de vegetación”.

En tanto que, en el trayecto que va desde el puente Mitre hasta el puente Benavidez, según destacó Comparato “se realizaron trabajos importantes, de gran movimiento de suelos; los mismos se realizaron con retroexcavadoras y dragalina. Este sector, antiguamente tenía un carácter meandroso y estrecho; hemos logrado a través de estos años uniformar la velocidad del arroyo en los distintos sectores, y bajar el nivel del mismo”.

Uno de los sectores que mayores inconvenientes generaba antiguamente es el que se encuentra aguas abajo del Puente Benavidez. Según expresó el director de Hidráulica y Vialidad Urbana “en las crecidas anteriores el agua se lentificaba, cuando en realidad debía ocurrir lo contrario. Actualmente, la aceleración de las aguas tiene casi la misma velocidad en la parte céntrica de la ciudad como en ese sector”. “Puntualmente en el puente Las Blancas se habilitó una de las luces que no estaba funcionando y se realizó una embocadura muy importante que nos costó un gran movimiento de suelo. Luego de una crecida pudimos observar un bajo nivel de agua, un buen trabajo del arroyo en todo el ancho y un escurrimiento a gran velocidad”, señaló.

El análisis realizado junto al Instituto de Hidrología de Llanuras permitió observar una disminución en el nivel a lo largo del Arroyo Azul en relación al caudal: “en 1990 a los 80 metros cúbicos por segundo ya se desbordaba el arroyo en Bolívar y Costanera; actualmente estamos cerca de los 200 metros cúbicos por segundos. En esta última crecida se demostró que estamos sin desborde con esa cantidad de agua, por lo cual estamos triplicando la capacidad que teníamos hace 25 años atrás”, añadió Comparato, y subrayó que “la construcción de nuevos meandros aguas abajo del Puente Benavidez es una de las obras que mayor impacto favorable ha tenido”.

Para finalizar, detalló que el Plan de Obras Hídricas del municipio también contempla la construcción de dos aliviadores en los puentes San Martín y San Benito, que según especificó “van a provocar un mayor alivio, sobre todo ahora que hemos realizado y seguiremos realizando obras con el objetivo de bajar el nivel del agua del Arroyo Azul para evitar desbordes”. “De acuerdo a las crecidas que venimos midiendo desde el año 1990, se pudo comprobar que todas las obras que se han realizado han respondido satisfactoriamente”, culminó Comparato.

 

Galería de Fotos

hotel Brasil [booking_pluginbox id=»2475″]