Se dictarán más de 70 cursos en Azul, Cacharí, Chillar y Unidades Penitenciarias

Brico Block bannerCENTRO DE FORMACIÓN PROFESIONAL

“Muchos ven en los cursos la posibilidad de una salida laboral muy importante”

Gustavo Ortíz, director del Centro de Formación Profesional N° 401, contó que este año ya hay 900 inscriptos para los cursos.

El pasado 20 de febrero comenzó la inscripción en el Centro de Formación Profesional N° 401. En el primer día, alrededor de 600 personas se hicieron presentes en la sede de Burgos y Puan con el objetivo de tener su lugar en los más de 30 cursos que tiene la currícula.

Ese día fue reflejo del trabajo que se realiza en la institución y la gran credibilidad al momento de dar los cursos. Miles de personas ya hicieron cursos en este espacio y siempre hay muchos que siempre vuelven a seguir perfeccionándose.

Ni bien se traspasa la puerta de entrada se puede ver una gran secretaría y un largo pasillo que dirige hacia un patio cerrado. En ese trayecto se pueden ver una infinidad de imágenes con la historia del lugar, aulas, talleres y muchas cosas más. El lugar se encuentra en perfecto estado y mantenimiento, esto sumado a la excelencia de la institución, hace que miles de personas busquen un lugar en donde estudiar.

Por este motivo, este medio dialogó con Gustavo Ortíz, director de la institución, quien contó cuestiones salientes de la institución y el trabajo que tienen por delante. En un primero momento se refirió al primer día de inscripción ya que “fue algo inesperado, mucha gente se acercó a inscribirse y a consultar”.

Fue mucha la gente que fue decidida a inscribirse “y la verdad que este es el año en que más rápido se han agotado todos los talleres”, explica y agrega que hace 24 años que trabaja en la institución “y nunca vi que la gente venga de esta manera el primer día. Siempre hay fila, pero lo de este año no tiene precedentes”.

Hace 35 años “que está abierta la institución y muchas personas han pasado por estas aulas”, lo mejor para ellos es “la publicidad que mejor tenemos es la del boca a boca. Que la gente quiera volver o que diga que nuestros cursos son buenos nos deja muy tranquilos”.

Desde el año pasado Ortíz es el director y los planes de su trabajo son a largo plazo. Lo que le interesa es que haya la más variada y completa oferta académica “en todas las sedes. Si bien en Azul está la central, también se dictan talleres en Chillar, Cacharí y en las Unidades Penitenciarias N° 7 y N° 52”.

Trabajo interinstitucional

Si bien hay cursos que son emblemáticos en la institución como carpintería, informática, cocina e idiomas, hay otros que van variando dependiendo de la situación actual y de la demanda que ellos consideran que tienen.

Por ejemplo, este año “se realizará el curso de Despostador para trabajar en una carnicería o en un frigorífico”. Este curso surge del trabajo interinstitucional que hacen en vínculo con otros entes tanto de índole pública como privada.

El trabajo con otras instituciones “siempre es a partir de una serie de reuniones que hacemos con la municipalidad, el CEDA, los distintos gremios, escuelas técnicas, empresas y muchas otras para saber qué es lo que se necesita”.

En este sentido, “ellos se fijan qué es lo que se está necesitando y a partir de ahí nosotros vemos cómo podemos responder a eso. Generalmente vamos haciendo los cursos y las reuniones tienen sus frutos”.

El promedio de alumnos es de 25 alumnos por curso, pero depende de cada uno de los cursos. Algunos pueden ser más masivos ya que tienen un contenido teórico y otros más prácticos demandan la atención más personalizada.

De los 71 cursos que tienen agendados para este 2018 “algunos se dan durante todo el año y otros tienen la duración de un cuatrimestre y distintas cargas horarias”.

El primer día de inscripción, ya cerca de las 7 de la mañana, había fila de personas para inscribirse.

Tipos de alumnos

El tipo de alumnos que tiene la institución puede ser más que variado y depende de la situación social que se esté atravesando. Desde hace un par de años desde la institución notan la necesidad de la gente de aprender un oficio “y la necesidad de salida laboral”.

Este crecimiento en la intensidad de la inscripción “tiene que ver con la necesidad de una salida laboral”. Y en este sentido, explica que tienen tres tipos de alumnos “el primero tiene que ver con el que hace un curso por hobbie”. El segundo es el que lo hace para no tener que pagar una mano de obra “porque se hace sus propios muebles, su instalación eléctrica, tapiza sus sillones”.

Y el tercero, que es el que quizá se ve más claro, “es que lo hace para tener una salida laboral porque necesita tener un oficio. Muchos ya hacen el curso y luego lo hacen para saber más de su trabajo y lo hacen como una capacitación”.

Para todos ellos hay lugar dentro de la institución “porque todo tipo de formación o capacitación es buena. Buscamos que la gente pueda hacer lo que le gusta y que eso repercuta positivamente en su vida, su trabajo, su familia”.

La intención de estos talleres “es que haya una formación integral de la persona. Que no se quede sólo en un curso sino que pueda seguir ampliando el panorama. Hay muchos cursos que son del mismo rubro y que amplían la formación y puede abarcar más trabajos”.

Por eso “los alumnos vuelven a la institución. Hay gente que siempre vuelve y eso a nosotros nos encanta. Este fenómeno y entusiasmo que ocurre el primer día después se puede ver a lo largo del año nos da mucha energía a todos los que formamos el Centro”.

Todos los instructores “están muy comprometidos con la institución. Como viene toda gente grande queremos que sea un ambiente familiar, cordial y de compañerismo. Vemos que siempre las personas se hacen amigos y eso nos encanta”.

Brico Block banner

EDUCATIVA

“Todos los cursos que brindamos se prestan para tener una salida laboral”

Así lo manifestó Alicia Laria, directora del  Centro de Formación Profesional Nº 402 que funciona en la sede de la CGT Azul. Este año se ofrecerán capacitaciones en mecánica de ciclomotores, instalador sanitario, gasista, telar y elaboración y conservación de carnes y embutidos. A su vez, por gestiones realizadas, se ofrecerá en 2018 un curso de despostador en Azul y Cacharí.

El cuerpo docente del Centro de Formación Profesional Nº 402. NACHO CORREA

El Centro de Formación Profesional Nº 402 que funciona en la sede de la CGT Azul, cita en calle Necochea 574,  tiene abierta su inscripción para el ciclo lectivo 2018 que comenzará en los próximos días.

Dicha institución brinda una serie de interesantes capacitaciones con proyección laboral para todos quienes deseen formarse en mecánica de ciclomotores, instalador sanitario, gasista, telar y elaboración y conservación de carnes y embutidos. A su vez, por gestiones realizadas, este año se ofrecerá un curso de despostador en Azul y Cacharí, con miras a la inserción laboral en el sector. Para conocer algunos detalles de las propuestas que se ofrecen, EL TIEMPO dialogó con los responsables de la institución. Al respecto señalaron que “este es un Centro que ofrece capacitaciones más vinculadas al campo laboral” expresó Alicia Laria directora del CFP Nº402. Cada año, los diferentes trayectos formativos que se ofrecen presentan una gran demanda por parte de la comunidad.  “Todos los cursos que brindamos se prestan para tener una salida laboral rápida. En algunos casos la matrícula  ya está casi cubierta por lo cual, quienes deseen recabar información, solicitamos se acerquen a la sede para poder asesorarlos” agregó Laria.

Las diferentes propuestas están destinadas a personas  mayores de 16 años, que tengan primario y cuenten o no con título secundario. La cursada se desarrolla de dos a tres días por semana, dependiendo del taller que se elige, con duración por cada curso que va de los 4 a 6 meses. Los mismos son gratuitos y certificados por la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires. De esta manera dicha institución brinda una importante tarea de capacitación y formación permanente en pos de una educación de inclusión laboral, resaltando valores éticos y morales.

Talleres en el CFP Nº402 

Claudio Refort, encargado del dictado del taller de ciclomotores comentó sobre la propuesta que “es un curso que tiene una parte teórica y  otra práctica. Abordamos todo lo referido a motos actuales y que hoy circulan en la ciudad. El curso tiene una duración de cuatro meses, donde se brindan todas las nociones básicas del rodado con una carga horaria de tres días semanales de 18.30 a 21.50” a su vez aseguró que “es una curso interesante que posibilita una salida laboral rápidamente”. 

Respecto a la capacitación en elaboración y conservación de carnes y embutidos el cheff  Román Ross expresó primeramente que “este curso, mediante la resolución 293/18, da puntaje para todas aquellas personas que se anotan en los listados de auxiliares de la educación, por lo cual tiene una gran demanda. Es una capacitación teórico/práctico de cien horas y continuará en la segunda mitad del año con otra capacitación en  elaboración y conservación de frutas y hortalizas”. A su vez, en la última parte del año se realizará un curso de elaboración de pastas que también ofrece una salida laboral. “La idea también es poder hacer en un futuro algún emprendimiento con alguna institución de la comunidad”. Señaló además que “este año también habrá alumnos integrados de la Escuela Especial Nº502 que se sumaran a la capacitación”.

La matrícula de alumnos ronda entre los 20 a 25 alumnos, permitiendo un trabajo articulado en los distintos grupos.

Marisa, responsable del taller de telar comentó sobre su propuesta que “se realizan diferentes propuestas. Se enseña lo que es teñido, confección de telas, prendas, además se trabaja con lana hilada de nuestra zona, generando un producto artesanal que tiene muy buena demanda”. A su vez resaltó que “hay grupos de personas que se han agrupado y tiene su microemprendimiento, participando de diferentes exposiciones y encuentros”.

Por último, Ricardo Ferreyra instructor en las capacitaciones de gasista e instalador sanitario  sostuvo que la propuesta  año a año presenta una gran demanda. “En nuestro caso la capacitación también contiene una parte teórica y otra práctica”. En este sentido amplió diciendo que “en lo que refiere a las prácticas están planteadas desde un costado social. Hemos realizado diferentes trabajos con un perfil solidario, es decir aquellas instituciones o algún particular que no puede afrontar los gatos de un profesional, se le brinda el servicio de mano de obra. La institución o el interesado aporta los materiales y nosotros concurrimos con los alumnos del taller para hacer la práctica supervisada. Esta es una modalidad que nos sirve para conocer el trabajo en campo y además brindar una ayuda”.

Por otra parte señaló que el curso de gasista permite “acceder a la matricula que exige Camuzzi para poder trabajar”. 

Las diferentes iniciativas, buscan generar mano de obra calificada para dar respuesta a los requerimientos del mercado laboral local. En pos de ese objetivo, se pretende asegurar la calidad de empleo y el desarrollo de las competencias laborales de la población trabajadora.

El Dato

El Centro de Formación Profesional Nº 402 funciona en la sede de la CGT Azul, cita en calle Necochea 574. Los días y horarios de atención son de lunes a viernes a partir de las 18.30 hs.

Una nueva capacitación con una gran expectativa

Alicia Laria, directora del CFP Nº402.NACHO CORREA

“El año pasado cuando estaba Claudio Ocampo en la oficina de Empleo Municipal se nos planteó la necesidad de generar algún tipo de capacitación para el personal que se desempeña en el frigorífico” relató Alicia Laria, en relación al curso de despostador que se brindará a partir de las próximas semanas.  La función del mismo es preparar posible mano de obra especializada para esta empresa.

“Junto al director del Centro Nº401, Gustavo Ortiz, se armó el programa y se  elevó la propuesta que finalmente fue aprobado. Esto surge por la necesidad y demanda que hoy tenemos en nuestro distrito motivada por la radicación de estas empresas en Azul y Cacharí”.

Agregó que “es un curso que comenzará en las próximas semanas. Primeramente hay que seleccionar por concurso al instructor capacitado para el dictado del mismo y articular distintas acciones. Ya hemos tenido consultas y pre-inscriptos por lo cual a quienes estén interesados, les solicitamos se acerque a la institución para recabar mayor información”.

Por otra parte señaló que “este curso lo estamos trabajando conjuntamente con la Oficina de Capacitación y Empleo Municipal y el Ministerio de Trabajo, quienes colaboran para poder llevar a cabo este curso”. Cabe destacar que el mismo se dictará en Azul y Cacharí. A su vez, días pasados, se tomó contacto con los responsables del establecimiento frigorífico local para coordinar acciones en conjunto.