Saludos del Intendente Bertellys y del ex, Dr. Inza

Bertellys e Inza – Saludos de Fin de Año

Portal Chillar |31 de diciembre de 2015 |21:00

Saludos del Intendente Bertellys y del ex, Dr. Inza

 

Hernán Control Urbano-000-15-12-15-Foto, Héctor García-Prensa Municipal copia

Foto Archivo

Saludo de Fin del Año del Intendente

 

               “En este tiempo tan especial en el que se termina un año y uno nuevo comienza, llenándonos de buenos deseos y proyectos, les hago llegar a todos los vecinos del Partido de Azul mi más sincero deseo de que el 2016 sea un excelente año para todos como individuos y como comunidad.

               Mi más sincero agradecimiento al acompañamiento que nos han demostrado en estos días, al apoyo, al compromiso manifiesto de construir juntos, a la solidaridad y a la esperanza que nos dan fuerzas para trabajar con más ahínco para salir adelante.

               Que estas fiestas puedan ser disfrutadas en familia, con amigos, en definitiva con nuestros afectos. Que el futuro que nos espera sea venturoso para todos”.

 

Intendente Hernán Bertellys


José Inza

Carta a los azuleños, balance y reflexiones finales
José Inza Isidora Foto Archivo

Ha llegado a su final mi gestión como Intendente de Azul, una gestión de gobierno dura, compleja, cargada de expectativas personales y de parte de todos ustedes. Los azuleños clamaban por un cambio definitivo en nuestra ciudad, un cambio de paradigma en Azul, que nos permitiera generar la transformación soñada. Esta instancia produjo al comienzo del ciclo, un clima de saludable fervor social, acompañado por la fuerza y la energía de una presidenta y un proyecto de país, que ya les había demostrado a los argentinos, cuántas cosas se pueden lograr, aceptando los desafíos y afrontando los retos con valor y compromiso social. Sin embargo, también asistimos a un pronto desencanto, impulsado por la idea de inmediatez de los cambios deseados, albergada en el inconsciente colectivo. En este contexto, transitamos una gestión de gobierno colmada de las mejores intenciones (los logros están a la vista, y serán recordados), y seguramente también colmada de errores humanos propios de quienes actúan de buena fe para transformar la realidad. Como les decía, los logros están a la vista y no hace falta enumerarlos, basta recabar algo de información pública, para enterarse de lo hecho en áreas importantes y sensibles para la vida de la sociedad, especialmente las que tienden a una justa inclusión social, como los logros en salud, protección de las fuentes laborales en la ciudad, reivindicación y jerarquización del sueldo del agente municipal, programas de desarrollo social, seguridad, derechos humanos y obras públicas, sólo por nombrar algunos.

Este acaecer histórico- político me ha generado una gran cantidad de sentimientos y reflexiones que no puedo dejar de compartir con todos ustedes. En primer lugar, les digo: el honor que me ha conferido la ciudadanía de Azul al elegirme como Intendente de la ciudad para el período 2011- 2015, será, junto a mi profesión médica, los más importantes y hermosos logros que haya conseguido en la vida, después de mi querida familia. Si bien he sentido el enorme peso de la responsabilidad para el ejercicio de esta función, también he vivido el impagable y maravilloso orgullo de asumir una representación impuesta por el pueblo, para una tarea de tan alto honor. Este honor y esta responsabilidad me ayudaron a sobrellevar las instancias más crueles y difíciles que tuve que afrontar, para lograr cumplir con mi mandato, contra las presiones e intereses que operaron en contrario.

Mis palabras de agradecimiento se incorporan en el centro de este texto, como elemento medular del mensaje; en primer orden, agradezco muy especialmente a mi familia, sin su apoyo y acompañamiento nada de esto hubiera sido posible. Nosotros venimos de la calle, somos vecinos de Azul de tres generaciones, una familia de fuerte raigambre azuleña que, con altísima vocación de servicio, nos involucramos en la vida pública con la única intención de mejorar la vida de todos. Sin dudar, dejé de lado la profesión médica luego de 34 años de ejercicio para desempeñarme como intendente. Mi familia toda, a pesar de las dudas y preocupaciones, me acompañó y ayudó en todo momento y eso me lo llevo como uno de los mejores recuerdos. A mis verdaderos amigos, aquellos que siempre confiaron en mí, en los buenos momentos y también en los difíciles, un eterno agradecimiento. Su apoyo ha sido inapreciable, especialmente en las instancias más duras, cuando la maledicencia hace tambalear las convicciones o los cantos de sirena endulzan los oídos manipulables para traficar con la voluntad.

Palabras especiales de agradecimiento les dejo a mis funcionarios, a los que me acompañaron con absoluto compromiso y responsabilidad en todo momento durante los cuatro años de gobierno. Su esfuerzo político y de gestión nos permitió concretar todos los logros obtenidos por nuestro gobierno. Enfrentaron todas las dificultades que impone la política con entereza, coraje y firmeza, y no se dejaron doblegar por la adversidad.

Dejo también un agradecimiento a aquellos periodistas que supieron informar con profesionalidad y respeto, contribuyendo a la formación de una opinión pública nutrida por una gran diversidad de fuentes de información, de manera ecléctica y armónica. Su papel fue trascendental especialmente en los momentos de mayor zozobra vividos en la ciudad, en ocasión de las inundaciones y crecidas del arroyo vividos en 2012 y 2014.

No quiero dejar pasar esta oportunidad para expresar mi personal agradecimiento a todos los vecinos de la ciudad que confiaron en nuestra propuesta, y me dieron su apoyo en todo momento; y también manifestar un reconocimiento a aquellos que, aún sin compartir la propuesta política, me respetaron como mandatario de la ciudad durante estos cuatro años transcurridos, demostrando un alto sentido democrático. Ustedes son los que le aportan la energía vital necesaria a la vida en democracia, una democracia que deseamos vivir con intensidad, plena de derechos, de libertad e inclusión social. Los insto a que defiendan este estilo de vida, como lo hicieron en este período, independientemente del gobierno que se encuentre de turno. Quienes hemos vivido épocas pasadas, funestas y oscuras, sabemos hasta donde pueden llegar los extremos cuando detentan el poder sectores totalitarios y antidemocráticos.

Para finalizar, sepan que mi vida continuará tal como devino hasta hoy. Trabajaré como todos los días, ahora en mi habitual profesión de Médico, con toda la dedicación, vocación y energía que puse durante los 34 años de trabajo en mi consultorio. Y conservaré el recuerdo y la satisfacción de haber puesto un pequeño grano de arena para el crecimiento y el desarrollo de mi querida ciudad.

A todos mis vecinos les dejo un afectuoso saludo, y mi más sincero deseo de un feliz año nuevo.

Hasta siempre

José Manuel Inza


anunciate01_PCh