Recorrida al Predio EcoAzul

RECORRIDA AL PREDIO DE ECOAZUL

EL TIEMPO | 8 de junio de 2014 a las 18:00

Portal Chillar | 8 de junio de 2014 | 18:00

 

 

“El daño que se está provocando al medio ambiente en Azul es gravísimo”

 

 

SONY DSC

Lo aseguró ayer la concejal Maya Vena mientras recorría el lugar junto a Cristina Croharé. También consideró que “hay un completo estado de desidia por parte del Estado municipal”. Por su parte, la edil del FpV “Néstor Kirchner” remarcó que “es alarmante que se hagan anuncios. Me duele muchísimo que se mienta a la población”. La basura a cielo abierto, recuperadores sin las mínimas condiciones de seguridad y máquinas que no funcionan, son parte de un preocupante y recurrente panorama que presenta este predio de disposición de residuos.

EL DATO:

Justamente está prevista para antes de fin de mes la realización de una audiencia pública para debatir el tema del medio ambiente y el predio de disposición final de residuos urbanos. Se convocó a las instituciones relacionadas y a toda la ciudadanía para que participen con proyectos.

Ayer, a propósito de una convocatoria que partió desde el Concejo Deliberante, este medio realizó una recorrida por el mal llamado “EcoAzul”, predio donde se depositan los residuos que se generan en Azul y que de ecológico no posee absolutamente nada.

Lo más cercano a la ecología que tiene son las ratas que circulan por el lugar y las gaviotas que revolotean sobre la basura que directamente está depositada a cielo abierto.

Lejos en el tiempo han quedado las famosas celdas con sus correspondientes membranas de las que tanto se habló en su momento.

Lejos se encuentra el predio de poder convertirse en un sitio donde los “recicladores” puedan realizar su labor con las condiciones sanitarias que la tarea requiere.

Maquinas paradas, una de ellas por ejemplo tiene la marcha atrás trabada y solo puede andar para atrás, son parte de la desidia que reina en el lugar, pese a la buena voluntad que demuestra el encargado del “relleno”, de nombre Carlos Alvarez.

Se anunció recientemente la compra de la cinta transportadora de los residuos, pero solo llegó un tercio de la misma, lo que no sirve para absolutamente nada.

Lo que sí se hizo, para mencionar algo positivo, es la compra de una chipeadora, un camión, y están esperando una pala.

Ni que hablar de los caminos internos del predio que es difícil que estén en condiciones para circular, dependiendo de lo que determine el clima.

Parece una historia de nunca acabar con anuncios incongruentes con la realidad, fondos que se destinan para su mejoramiento que no se sabe dónde van y acciones que se necesitan en forma urgente y que nunca llegan.

Mientras tanto, se sigue hipotecando el futuro sanitario de la población de Azul, y por ahora se trata de una realidad que nadie quiere ver, o lo que es peor, es mejor, por ahora, dejarla debajo de la alfombra.

Las imágenes que acompañan esta crónica serán seguramente más que elocuentes, incluso que las palabras, y es de esperar que por lo menos sirvan para generar conciencia sobre la contaminación que se están generando en ese predio.

SONY DSC

 

“Un basural a cielo abierto”

La convocatoria a los medios para la recorrida que se realizó en la mañana de ayer surgió en la órbita del Concejo Deliberante, pero sólo asistieron las concejales Cristina Croharé, del FpV “Néstor Kirchner” y Maya Vena del Frente Amplio UNEN.

Al dialogar con los medios presentes explicaron que realizaron esta visita para ver en qué condiciones está el lugar y cómo están los trabajadores en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente que se celebró el pasado jueves 5 de junio.

“La verdad que es triste ver que esta semana desde el Gobierno Municipal estaban juntando chatarra informática y no son capaces de venir acá para ver cómo está e invertir en esto”, expresó en primer lugar Vena.

Croharé explicó que además del Día del Medio Ambiente, esta recorrida se vinculó con que “esta semana desde un gremio municipal y también vecinos han vuelto a llamarnos la atención sobre el estado de este predio y además se está habilitando al fondo un lugar nuevo donde se depositan los residuos”.

Consideró luego que “esto es un basural a cielo abierto y de eco no le veo nada” y recordó que hace aproximadamente un año desde el municipio comenzaron a hacer anuncios de renovación del lugar e incluso han salido partes de prensa, pero “esto no está sirviendo”.

Como ejemplo dijo que del cerco perimetral solo se hizo un lado de los cuatro.

Contó además que “los vecinos nos han alertado sobre la presencia de roedores, nos dicen que de noche no se puede transitar, no por barro, sino por ratones”.

Croharé opinó que “es alarmante que se hagan anuncios. Me duele muchísimo que se mienta a la población”.

“Hay que ponerse a trabajar”

La concejal del FpV sostuvo que “esto abarca dos aspectos. Por un lado, el tema de la salud, y por el otro, la gente que trabaja acá. Hemos consultado si hay un registro de las personas que vienen a reciclar y nos dicen que no, que hubo, pero ahora no”.

Apuntó ayer además que “es algo que está así, sin ningún recaudo, cuando todos sabemos que si bien el tema de la basura es complicado, hay experiencias en otras localidades de la provincia de Buenos Aires”.

Agregó que “ahora se anunció la chipeadora y ¿dónde está la chipeadora?, ¿dónde está el galpón de reciclado?, ¿dónde está la reglamentación para la gente que viene a reciclar?. Es decir, si los elementos están, hay que ponerse a trabajar. Hemos hablado con personal de EcoAzul, y el deseo de los empleados está, el conocimiento de ellos está y sin embargo no se puede cumplir”.

Denuncia ante la OPDS

Vena advirtió por otro lado que “el tema es qué va a pasar con la contaminación que pueda haber a futuro”.

Por esta situación anticipó que “con varios concejales hemos evaluado la posibilidad de hacer una denuncia ante la OPDS, que es el órgano de aplicación que corresponde, porque consideramos que el daño que se está provocando al medio ambiente en Azul es gravísimo, hay un completo estado de desidia por parte del Estado municipal, no sólo hacia los recuperadores, sino que basta ver esto, no se puede pasar, es un pantano, es preocupante la situación”.

Respecto a esto, Croharé manifestó que “estamos evaluando pedir una inspección y posiblemente una clausura para que se resuelva este tema”.

Por otra parte, informó que en el seno del Concejo Deliberante se han presentado en los últimos dos años varios proyectos relacionados con esta problemática.

“Nosotros tenemos el rol de control y hay otros que tienen que ejecutar. Tienen que hacer algo porque es por el bien de la ciudadanía”, entendió la concejal.

Como para finalizar la concejal Maya Vena comentó que “necesitamos encontrarle a esto una salida. La semana pasada estuvimos reunidos con el secretario de Obras Públicas, Héctor Bolpe, y la verdad, llega un momento, después de dos y pico de hablar con una persona que solo habla con personas calificadas, la verdad es que da vergüenza ajena, y por eso ni llegamos al tema del EcoAzul porque nos cansamos de discutir”.

“UNA SITUACIÓN EN LA QUE NADIE QUISIERA VER A SUS HIJOS”

Luego de hablar con el personal a cargo del “relleno sanitario”, Vena contó que “la verdad es que están abandonados a la buena de Dios. Sinceramente, tener a trabajadores en este lugar que está alejado de la ciudad, sin vehículo, sin forma de comunicarse, es terrible, y además se suma a la propia situación en la que están trabajando”.

Aseguró que “vimos a los recicladores trabajar sin ninguna medida de seguridad, ni siquiera un guante que los proteja. Hay chicos adolescentes en una situación, en la que nadie quisiera ver a sus hijos”.

“Acá hay chicos muy chicos recuperando de la basura y es preocupante, no es un lugar donde un niño o un adolescente debería estar, más allá de la necesidad económica que puedan tener, o la necesidad de ayudar a sus familias”, remarcó.

EL CIRCUITO DE LA BASURA 

A partir de las una de la mañana empiezan a llegar al predio de disposición final de los residuos sólidos urbanos, los camiones de la empresa Transporte Malvinas. Ingresan cada noche un total de cuatro camiones.

El resto llega a la mañana, hasta las 13 horas, dependiendo el día de la semana del que se trate.

Existe lo que se llama una playa de descarga donde los camiones tiran la basura que recolectan de los domicilios de Azul.

Ingresan ocho camiones diarios, a excepción de los días lunes que llegan más, siendo un promedio de 50 mil kilos diarios en promedio que se generan en esta ciudad.

Ahí empieza el trabajo de los “recicladores” o “recuperadores” que llegan al relleno a eso de las 23 horas y se van alrededor de las 14 horas.

Se llevan lo que pueden, lo que les permite la visión porque a veces ni siquiera cuentan con la luz apropiada y lo hacen sin las condiciones mínimas de seguridad tales como el uso de guantes.

No existe ni siquiera un registro de las personas que están en el lugar trabajando y poniendo en riesgo su salud en forma casi permanente. Son un grupo de 15 a 20 personas. Van, recuperan y se llevan lo que pueden comercializar.

Les brindan un tiempo para que hagan su trabajo, y posteriormente quienes se desempeñan en EcoAzul (un total de 10 empleados municipales) cargan la basura en camiones hasta el lugar donde se están poniendo en la actualidad, ya que las celdas no existen.

La triste realidad actual es que el predio está colapsado y prácticamente no hay más lugar, y los vecinos de Azul seguimos generando unos 50 mil kilos de basura. La ecuación no cierra de ninguna manera y es urgente la necesidad de corregir esta situación.

SONY DSC

Basural de Chillar ¿Cómo estás?

Entrevista virtual de Portal Chillar al Basural de la localidad:

 

http://192.99.99.213/~chillarc/basural-de-chillar-como-estas/


hotel Brasil

[booking_pluginbox id=»2475″]