Piden por la electrificación de la Escuela 35 de Chillar

Piden por la electrificación de la Escuela 35 de Chillar

EN EL CONCEJO

Se trata de un reclamo que viene desde hace tiempo y la directora de esta escuela rural se acercó al Deliberante para ver si era posible activar esta gestión o bien que “se visibilice este tema”, explicó Pablo Zabalza,  concejal del GEN sobre el proyecto que se tratará en la sesión del próximo martes.

“Lo que estamos haciendo es que se active este proyecto a través de un pedido al Intendente”, puntualizó el concejal. ARCHIVO/EL TIEMPO

EL DATO:

La escuela comenzó a funcionar el 2 de junio del año 1943, siendo su primera directora, Margarita Caldentey.

En la próxima sesión del Concejo Deliberante se tratará un proyecto elevado por el bloque del GEN para solicitar al Intendente Municipal que realice las gestiones tendientes a garantizar el suministro del servicio eléctrico en la Escuela Primaria nro. 35 de Chillar.

Se trata de un pedido que realizó la directora de la institución educativa que en realidad se encuentra en el ámbito rural, Graciela Tognana.

La escuela nro. 35 “Estanislao del Campo” se encuentra en el Paraje La Protegida (Cuartel VII) en cercanías con la localidad de Chillar.

Desde la dirección vienen solicitando la posibilidad de contar con energía eléctrica sin que hasta el momento se haya conseguido el objetivo.

Si bien el establecimiento cuenta con electricidad a través de pantallas solares la misma no permite el correcto funcionamiento de los electrodomésticos con los que se cuenta, impidiendo de esa manera el acceso a las herramientas que son parte ineludiblemente de la vida actual.

El reclamo justamente se basa en bregar para que se achique la brecha existente entre las familias del ámbito rural y urbano, brecha que en muchos casos de debe a la dificultad que tienen en el campo en acceder a servicios básicos esenciales como caminos transitables o la electrificación rural.

Al margen, la comunidad del Paraje la Protegida con la Escuela Nº 35 y el JIRIMM que funciona en el lugar,  también vienen realizando reclamando ante las autoridades correspondientes por el estado de los caminos.

Visibilizar el tema 

Pablo Zabalza, concejal del GEN oriundo de Chillar, explicó a EL TIEMPO, que se trata de un reclamo que viene haciendo desde hace tiempo la escuela y la directora se  acercó al Concejo como para ver si era posible activar esta gestión o bien que “se visibilice este tema”.

Según contó, han hecho gestiones ante el Consejo Escolar y el municipio sin tener aún una respuesta a este reclamo que es nada más ni nada menos que poder contar con electricidad.

“Entonces lo que estamos haciendo es que se active este proyecto a través de un pedido al Intendente”, consignó.

En este sentido, advirtió que hay experiencias exitosas donde la Municipalidad de Azul, la Cooperativa Eléctrica de Azul Ltda., el Consejo Escolar y los vecinos afincados en la zona rural lindantes a las escuelas han materializado la extensión de la red de eléctrica rural y la posterior conexión.

Achicar la brecha    

En definitiva, el proyecto que será abordado en el ámbito del Legislativo local tiene como fin promover una educación pública rural que garantice igualdad de oportunidades, lo cual en estos tiempos implica, entre otras cosas, cerrar la brecha digital existente entre los alumnos del “campo” y “la ciudad” y esto se logra dotando de  las herramientas necesarias a los establecimientos rurales para que tengan los servicios y materiales acordes a los tiempos que corren.

Es ineludible atender el hecho que en los últimos años ha habido un acelerado avance en las telecomunicaciones que conlleva a estar cada vez más comunicados e informados entre las personas en escaso tiempo y sin importar las distancias.

Un avance inexorable   

El desarrollo de componentes electrónicos ha modificado el modo de vida, mejorando el  bienestar en algunos aspectos de las personas en general y sin importar donde habiten.

Lo cierto es que estos avances tecnológicos pueden ser fácilmente aprovechados por todas las personas siempre y cuando cuenten con los servicios básicos indispensables que les permita su funcionamiento.

Respecto a este proyecto que se tratará el martes y que tiene que ver en particular con un ámbito escolar, hay que destacar que, según lo expresan los propios autores entre los considerantes, contar con la energía eléctrica en la zona de La Protegida “no sólo sería un beneficio directo para la escuela sino que también para todos los habitantes de los campos lindantes que puedan adquirir dicho servicio”.

También aportaron como dato final que “dotar a la zona de electricidad, alentaría asimismo a que nuevas familias se radiquen en la zona”.

“Es un proyecto fácilmente alcanzable”

 “No era algo significativamente costoso”, recordó sobre el proyecto que quedó en carpeta. ARCHIVO EL TIEMPO/NACHO CORREA

Ante este pedido por la electrificación de una escuela rural que llegará este martes al recinto del Concejo,  EL TIEMPO también consultó la presidente del Consejo de Administración de la CEAL, Roberto Rusciolelli, quien informó que desde la entidad elaboraron un proyecto para  llegar a esta escuela del Paraje La Protegida e incluso recordó, al igual que Laborda, que “no era algo significativamente costoso”.

“Interesamos en la propuesta al Consejo Escolar y a la Municipalidad y en ese momento no tuvimos respuesta, preferimos esperar hasta tanto podamos compartir los costos de la inversión”, dijo.

Aclaró que “de haberlo hecho la cooperativa por su cuenta significaba un subsidio directo a la provincia sin ningún tipo de retorno más allá del beneficio social que esto significa”.

No obstante, el presidente de la CEAL opinó que “se trata de un proyecto que es fácilmente alcanzable y estuvo cerca de poder llevarse adelante y no había recursos en ese momento”.

“ELECTRIFICAR, PARA UNA ESCUELA ES UN GRAN AVANCE”

 “Hay que pensar que, más allá de una computadora, no pueden tener una heladera”, expresó el consejero. ARCHIVO/EL TIEMPO

Para indagar más acerca de este tema, este diario consultó al consejero escolar Martín Laborda, quien informó que en 2016 “nosotros tuvimos una reunión con Rusciolelli porque la escuela 35 está relativamente cerca de la Presa La Isidora, y por eso se consideró que cuando estaba todo el movimiento para esta obra era factible poder llevar la luz”.

La propuesta constaba de que la CEAL solventaba una parte, el Consejo Escolar otra y el municipal algo más de los  fondos que se requerían para la extensión del servicio.

Incluso recordó que “la Cooperativa Eléctrica tiene un proyecto elaborado”.

“De nuestra parte estábamos dispuestos a solventar nuestra parte y para la Cooperativa era factible hacerlo, pero el municipio no arregló la parte de ellos y el proyecto quedó trunco. Fue una lástima porque uno no se da cuenta de lo que esto significa porque llegas a tu casa y prendes la luz”, consideró.

Laborda sostuvo que “electrificar una escuela es un gran avance” y sin embargo el proyecto quedó ahí y no se volvió a retomar.

Recordó que en ese momento era una inversión de 100 mil pesos, es decir, “no era algo de un gran costo para el beneficio que representa. Era un presupuesto accesible y hay que pensar que, más allá de un computadora, no pueden tener una heladera”.

En ese entonces la idea es inaugurar La Isidora junto con la electrificación de la escuela y “es una lástima porque se realiza una vez y el servicio queda instalado y le cambia la vida a la gente. Son escuelas que tienen poca matrícula, pero tienen derecho a contar con los servicios esenciales”.

Comentó además que en esta escuela tiene computadoras, un cañón de proyección y un montón de implementos que no pueden usar.

A propósito de esto, el consejero escolar informó además que en el distrito de Azul hay alrededor de seis escuelas sin electricidad.