Los fundamentos de los concejales para facultar a Inza a revisar y anular las escrituras de las empresas textiles

CONCEJO DELIBERANTE

 EL TIEMPO | 13 de agosto de 2014 a las 16:07 pm

Portal Chillar |13 de agosto de 2014 |19:14

 

Los fundamentos de los concejales para facultar a Inza a revisar y anular las escrituras de las empresas textiles


13082014_11deliberanteLos concejales coincidieron, al tratar el tema, que la anulación de las escrituras es un paso necesario recuperar las fuentes de empleo. NACHO CORREA

 En la sesión del lunes, los ediles aprobaron por unanimidad una resolución mediante la cual rechazan lo actuado por el Ejecutivo al entregar las escrituras para las empresas HM, TRC y Celanova. Criticaron la falta de controles del intendente Inza al momento de hacerlo y lo instaron a revisar las 15 escrituras para declarar su anulabilidad. Además, con un mes retraso, repudiaron enérgicamente la brutal represión de la que fueron víctimas los trabajadores el pasado 16 de julio a escasos metros del despacho del jefe comunal. 

El Concejo Deliberante volvió a sesionar el lunes luego del receso de invierno, en un encuentro que comenzó por la tarde y se extendió más allá de las 23.

Si bien se anunciaron dos sesiones, en realidad fue una dividida en dos. Es que como octava sesión ingresaron los expedientes elevados por el Intendente y como novena los despachos de comisión y los proyectos de los distintos bloques. Tanto los expedientes como los despachos y proyectos van siempre en un mismo orden del día. Por eso fue una sesión, vaya a saber por qué, dividida en dos.

Más allá de esto, en las más de cuatro horas y media que duró -extensión que viene siendo habitual en esta conformación del cuerpo-, se pusieron en tratamiento catorce proyectos, de los cuales doce fueron aprobados por unanimidad y dos pasaron a comisión.

Fue un encuentro en el que algunos de los concejales no se privaron de felicitarse entre sí por haber logrado consensos más allá de las diferencias partidarias y, también, por algún que otro proyecto presentado.

La resolución aprobada 

La sesión comenzó a las 18,30. Pasados unos pocos minutos se hicieron presentes en el recinto los trabajadores de HM, TRC y Celanova, lo que motivó que se alterara el orden del día y los dos proyectos que aludían directamente a ellos se trataron en primer lugar.

En primer término, se dio lectura a una resolución firmada por todos los concejales -a excepción de Rodolfo Rancéz, Omar Seoane y Rubén Laddaga, aunque después votarían para aprobarla-rechazando lo actuado por el Departamento Ejecutivo (DE) en el otorgamiento de las escrituras a esas firmas textiles.

El rechazo viene de la mano de la omisión del DE que no verificó ni constató si la empresa cumplía las obligaciones que había asumido cuando firmó el contrato de compra venta en 2001.

“La clara omisión del DE de ejercitar su potestad (y a la vez obligación) de verificación, posibilitó concretar la transferencia dominial de bienes propiedad del Estado Municipal en evidente violación a la normativa aplicable”, se lee en un párrafo de la resolución.

Entendieron entonces que este hecho “amerita la revisión de las 15 escrituras y así lo expresaron en el segundo artículo de la resolución, en el cual le solicitan al DE que promueva una instancia de revisión de las escrituras firmadas entre el intendente José Inza y Néstor Arias el 7 de agosto de 2012.

En otro de los artículos, el Concejo faculta al Ejecutivo a declarar la anulabilidad de las escrituras -es decir, anularlas-. A su vez, resolvió incorporar esta resolución como un anexo a lo que actuó el mismo legislativo en este tema, como fue el pedido de intervención de un escribano para que constate si la planta estaba funcionando o no.

Entre culpas, disculpas, vergüenzas y el capitalismo 

JUAN SÁENZ.- El concejal de la UCR en el FAUNEN hizo un repaso de todo lo actuado y puso el acento en las ordenanzas que el Ejecutivo no cumplió, en especial en el hecho de que no realizó las inspecciones necesarias para verificar el cumplimiento o no de las obligaciones de la empresa.“Se torció el destino”, dijo y apuntó lo que hoy tienen que vivir los trabajadores y sus familias “es consecuencia del incumplimiento de las ordenanzas” que por algún motivo el DE no cumplió.

En ese sentido, entendió que la única forma de subsanar la actual situación “es volver para atrás todo el proceso”.

MAYA VENA.- La edil del GEN en el FAUNEN comenzó su intervención apuntando que “el DE tiene que dar una solución a este tema” y habló de la necesidad de llamar la atención a toda la clase dirigente porque no es la primera vez que “empresarios inescrupulosos” actúan de esta manera, dejando a familias azuleñas sin trabajo. Y recordó en ese sentido, lo vivido todos estos años por los papeleros.

Advirtió además que el Ejecutivo “tiene que cumplir con su responsabilidad y control”.

CRISTINA CROHARÉ.- Al tomar la palabra, la concejal del FpV NK advirtió que el vicio de anulabilidad es “notorio por los hechos, por los 40 trabajadores, por el estado de abandono de la planta”.

También ella se planteó “¿qué tipo de empresarios tenemos?” y recordó que las máquinas de las empresas tienen aún pegados los carteles de remate “que no llegaron a vender”.

Luego pidió “que no se estafe más a los azuleños” y remarcó que las 26 hectáreas que entregó el municipio tienen que ser destinadas a producción, tal cual lo establece el contrato firmado entre las partes.

CLAUDIO MOLINA.- El concejal del GEN en el FAUNEN apuntó en todo momento hacia la necesidad de que los trabajadores -a quienes definió como “el eslabón más débil”– recuperen su trabajo y dijo que en este proceso la figura del Intendente “es insoslayable”.

En este marco, sostuvo que “la anulación de las escrituras es el camino para recuperar las fuentes de empleo”.

PABLO YANNIBELLI.- Desde el FR en +Azul, el concejal dijo sentir “vergüenza” por este tema y pidió “disculpas”, a lo que añadió que “cualquier cosa que digamos no les va a devolver el trabajo”a los 40 empleados textiles.

Indicó que Azul “merece” que la dirigencia discuta qué hacer de acá en adelante y se puso a disposición de los trabajadores.

DIEGO COLMAN.- Lo primero que dijo el concejal de CET en +Azul fue que “la diversidad del cuerpo se encuentra unificada por esta lamentable situación”, en referencia a la resolución que los concejales consensuaron.

Señaló que “me siento culpable de lo que viven los trabajadores porque era concejal cuando se entregaron las escrituras”. Habló de la dirigencia política y repartió culpas y responsabilidades.

ULISES URQUIZA.- El edil de PR en +Azul habló también de los consensos alcanzados y de la necesidad de recuperar las tierras. Luego pasó a hablar del Parque Industrial II y dijo que el DE debe “imprimir acciones concretas para desarrollarlo”.

HERNÁN BERTELLYS.- Desde PSF, el edil instó al diálogo con los empresarios para superar la situación. “El Concejo está abroquelado en la lucha y estamos acompañando a los trabajadores”, consignó.

ESTELA CERONE.- Unos débiles silbidos se escucharon cuando la concejal del FpV comenzó a hablar. Lo que hizo fue apuntar al capitalismo y nombrar a Karl Marx para referirse a la situación de las empresas textiles. “Vivimos en el capitalismo. La mayoría de los empresarios van por la ganancia”, señaló y luego advirtió que es necesario recuperar las fuentes de trabajo “perdidas injustamente por el capitalismo”.

El último en hablar fue el presidente del Concejo, José Cordeviola, quien resaltó los consensos alcanzados para lograr que el cuerpo en su conjunto presentase un proyecto en común.

Luego se pasó a la votación y por unanimidad salió aprobada la resolución.

Y UN MES DESPUÉS LLEGÓ EL REPUDIO 

También en la sesión del lunes, por unanimidad el cuerpo aprobó una resolución repudiando“enérgicamente la violenta represión ejercida en la jornada pasada del 16 de julio hacia los trabajadores de las empresas HM, TRC y Celanova”. Llegó un mes después, pero llegó…

En esta resolución, acordaron además encomendar al presidente del Concejo que en representación del cuerpo se interiorice sobre el estado de las causas originadas por los trabajadores textiles ante la justicia, “encausadas a determinar las responsabilidades legales que correspondan frente a los lamentables hechos ocurridos”.

También, que la presidencia del cuerpo realice el seguimiento permanente sobre el estado y avances que las causas puedan tener.

“Nos preocupa como cuerpo que este tipo de accionar violento, represivo, propio de las épocas de violencia más oscuras de nuestro país, resurjan en plena vigencia de la democracia, donde la continua y permanente defensa de los derechos humanos es una acción en la que todos los ciudadanos debemos estar comprometidos”, dice textualmente un párrafo de la resolución aprobada.

Y los concejales también hablaron sobre esto. Claudio Molina dijo, dimensionando lo que ocurrió, “que nunca más vuelva a producirse” y advirtió que es la justicia la que debe determinar las responsabilidades.

Le siguió Maya Vena, quien recordó la “imagen dolorosa” de ver en la puerta del despacho del Intendente a tres trabajadores esposados y criticó que nadie del DE “nos informara a la comunidad qué pasó”.

Por su parte, Estela Cerone repudió los hechos y también hizo mención a lo que le produjo ver a los obreros esposados. “En lo personal, me retrotrajo a otros tiempo. El impacto que tuve fue terrible” y contó que inmediatamente fue a hablar con el Intendente “para que tomase cartas en el asunto”. Propuso que a la resolución se le agregase un artículo estableciendo que hay que dejar de lado la violencia como método de resolución de conflictos. La propuesta no prosperó.

Cristina Croharé releyó el repudio que su bloque hizo el mismo día de la represión, apuntando directamente a la responsabilidad política del Intendente y criticó “la represión que viene del mismo Estado Municipal”.

El edil Diego Colman habló de la “situación miserable que todos vimos” y marcó “los errores de la política” que permitieron se viviera lo que se vivió ese miércoles 16 de julio. En un discurso al límite, dijo que no tendrían que haber sido golpeados los trabajadores sino que “había que castigar a la dirigencia que cometió errores”.

Juan Sáenz tuvo una corta y concreta. Entendió que hasta tanto se determine, el Intendente es el responsable político de lo sucedido.

 

13082014_10concejo

Los trabajadores de HM, TRC y Celanova estuvieron presentes en la sesión del lunes, durante el tratamiento de la resolución que faculta a Inza a revisar y anular las escrituras otorgadas a esas empresas. NACHO CORREA

[booking_pluginbox id=»2475″]