Las Responsabilidades de Inza y la renuncia inmediata del Secretario de Gobierno Grandicelli

MESA DIRECTIVA DEL GEN EN EL FRENTE AMPLIO UNEN

MDG-FAU, 17 de julio de 2014

Portal Chillar |17 de julio de 2014 | 22:22

 Represión a trabajadores:

 

Las Responsabilidades de Inza y la Renuncia inmediata del Secretario de Gobierno Grandicelli

 

17072014_03_quema

Fotos publicadas en el Diario El Tiempo (Captura imágen del Canal «Somos Azul»)

 Visto los lamentables hechos ocurridos en el día de ayer relacionados a la violenta represión sufrida por los Obreros de las Empresas HM, TRC y CELANOVA, el Partido GEN en el Frente Amplio UNEN resuelve:

Visto los lamentables hechos ocurridos en el día de ayer relacionados a la violenta represión sufrida por los Obreros de las Empresas HM, TRC y CELANOVA.

Que desde el Concejo Deliberante, ya el día 26 mayo en el marco de la 4° Sesión Ordinaria, mediante una Resolución aprobada por unanimidad se le solicitó al Intendente Municipal convocar al Comité Preventivo de Crisis, para abordar ésta y otras problemáticas similares, el cual nunca se conformó.

Que hace aproximadamente 20 días, una vez dado el conflicto en la Empresa Celanova, representantes de las tres empresas mantuvieron una reunión en el Concejo Deliberante para manifestar su problemática, donde los operarios ya solicitaban un rol activo del Intendente Municipal con el propósito de ejercer acciones de intermediación ante los Empresarios para canalizar alternativas que traigan aparejada soluciones a la crisis.

Que transcurrido todo este tiempo sin resolverse el conflicto, el pasado día lunes, en el marco de la 7° Sesión Ordinaria nuevamente se hicieron presente los trabajadores de las Empresas y que con tal motivo el día martes se llevó adelante otra reunión en el Concejo con la presencia de quien entonces era el Secretario de Desarrollo Económico del Municipio, donde se decidió entre otras cuestiones, solicitar una Audiencia con el Intendente.

Que el día miércoles Carlos Caputo convocó a los trabajadores al Municipio para ser recibidos por el Intendente Municipal, quienes luego de esperar un tiempo pronunciado fueron atendidos e informados de que el Intendente Municipal no los iba a recibir, representando ello un elemento claramente provocador ante la realidad que están atravesando.

Que obviamente esta situación, inentendible, provocó el lógico enojo de los trabajadores, quienes, si nos ponemos por un momento en su lugar, se encuentran en una situación de angustia y desesperación ante la pérdida de sus empleos y la fuente de sus ingresos.

Que a partir de allí, inmediatamente se desató por parte de Fuerzas Policiales, obviamente convocadas por las máximas autoridades municipales, una violeta e inusitada represión hacia los trabajadores.

Que las mencionadas Fuerzas de Seguridad estaban dispuestas en la sala anterior al Despacho del Intendente, trayendo como consecuencias su accionar, que algunos operarios fueron detenidos y otros debieron dirigirse al Hospital Municipal a los efectos de ser atendidos por las lesiones sufridas.

Que frente a este triste y caótico escenario desde el Concejo Deliberante, distintos ediles participaron intentando apaciguar los ánimos y que fue a expensa del Cuerpo Deliberativo, mediante una reunión llevada a cabo al promediar la tarde con el Intendente, donde se generó la instancia de diálogo para comenzar a intentar regularizar la situación, hecho que posteriormente ocurrió.

Que de todo lo actuado surge que las Fuerzas Policiales fueron expresamente convocadas por las máximas autoridades políticas del municipio, léase Intendente Municipal y Secretario de Gobierno Municipal, y que al estar dentro del Palacio Municipal recibieron una orden política expresa para actuar.

Que llama la atención, o no tanto, que este tipo de accionar, violento, represivo, propio de las épocas más oscuras de nuestro país, surja de un Gobierno que se jacta permanentemente de la defensa de los Derechos Humanos y de los trabajadores, fundamentalmente en situación de vulnerabilidad, como es éste caso.

Que en ese sentido hay una clara responsabilidad política en todo lo ocurrido, debiéndose adoptar medidas rápidas y contundentes en ese sentido, dando un mensaje claro a la comunidad para que estos hechos nunca más vuelvan a repetirse.

Por todo lo expuesto, el Partido GEN en el Frente Amplio UNEN resuelve:

1) Expresar nuestro más enérgico repudio a la represión ejercida en la jornada de ayer hacia los Trabajadores de las Empresas HM, TRC y CELANOVA con asiento en nuestra ciudad.

2) Solicitar en el marco de las responsabilidades políticas evidentes que surgen de todo lo actuado por parte del Gobierno Municipal la separación inmediata del Dr. Mauro Grandicelli del cargo de Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Azul, interlocutor válido ante la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

3) Encomendar a los Concejales del GEN estudiar y analizar las acciones políticas y/o legales que corresponderían impulsar en el Concejo Deliberante respecto a las responsabilidades que le cabe sobre lo actuado al Señor Intendente Municipal, Dr. José Manuel Inza.

4) Encomendar a los Concejales del GEN tener la más absoluta disposición para abordar el tema de fondo que es el de salvaguardar la fuente laboral de los trabajadores, acompañándolos en las distintas acciones que seguramente se impulsarán para avanzar en tan importante cometido.

Claudio Molina, Lorena Mandagarán, Oscar Mirande, Olga Calá
MESA DIRECTIVA DEL GEN EN EL FRENTE AMPLIO UNEN

-*-*-*-

Azul, 19 de julio 2014

MALAS DECISIONES, PÉSIMAS REACCIONES.

 

A partir de la incomprensible represión ejercida el miércoles pasado hacia los trabajadores de las Empresas HM, TRC y CELANOVA, mediante el accionar policial evidentemente ordenado por el Gobierno Municipal a expensas del Intendente Municipal y del Secretario de Gobierno, desde nuestro espacio político el día jueves se emitió una resolución a través de la cual, entre otras cuestiones marcábamos las directas responsabilidades políticas de ambos funcionarios y solicitábamos la renuncia del Secretario de Gobierno, Mauro Grandicelli. Al mismo tiempo se encomendaba a nuestros Concejales efectuar juntos a los demás ediles que conforman el Concejo Deliberativo la correspondiente evaluación sobre las acciones políticas y/o legales a impulsarse por las evidentes responsabilidades que le caben al Intendente Municipal.

EL MENSAJE DEL INTENDENTE MUNICIPAL


El día viernes, en relación a las reacciones políticas del Intendente frente a semejante hecho de violencia, sin antecedentes en nuestra recuperada Democracia local, Inza envió un mensaje a la comunidad mediante la Conferencia de Prensa brindada a tales efectos. ¿Que esperábamos mínimamente de ese mensaje, (ingenuamente debemos reconocerlo luego de haberlo escuchado) de parte de la máxima autoridad política del Distrito?: una justa valoración de los hechos ocurridos con la debida y necesaria autocrítica incluida, un claro pronunciamiento político de repudio a la violencia, el anuncio de la separación del cargo del Secretario de Gobierno y acciones concretas para intentar comenzar a revertir la situación de fondo vinculada a preservar la fuente de empleo de los trabajadores.
No solo que nada de ello ocurrió sino que fuimos testigos lisa y llanamente de una obra maestra del cinismo y de la mentira, algunas relacionadas con la cobardía, reflejando una ineptitud grave para el importante cargo que ostenta. Los hechos han tenido una gravedad tal y la conducta política posterior del Jefe Comunal ha sido tan inapropiada que las cosas hay que llamarlas por su nombre, aunque, lamentable y tristemente, estemos hablando del mismísimo Intendente Municipal.
No es autismo, no nos confundamos, no nos dejemos confundir. Sabe bien y es consciente el Intendente de todo lo sucedido. Sabe bien el Intendente que él y/o el Secretario de Gobierno llamaron a la Policía. Sabe bien el Intendente que él y/o el Secretario de Gobierno dieron la orden de actuar. Miente deliberadamente cuando niega estas situaciones. Si por tan solo un instante le quisiéramos creer respecto a que no fueron ellos quienes dieron la orden, es ineptitud grave, no salir, como sí lo hicieron los concejales, dar la cara y evitar los hechos de represión que estaban ocurriendo en sus propias narices. En lo primero hay una responsabilidad por acción, en lo segundo por omisión. Es ineptitud grave, ante la pregunta formulada por un periodista, relacionado a ello decir: “no salí porque estaba trabajando en mi Despacho”. ¿Qué hacía el Funcionario responsable del Área de Derechos Humanos que se encontraba encerrado en una de las Oficinas del área de Gobierno, que tampoco salió a frenar tamaña represión?. Entendemos que es otro de los Funcionarios que debe dar un paso al costado en función de sus responsabilidades institucionales en la materia.
Mintieron, con cobardía, cuando intentaron responsabilizar a los trabajadores de provocar los hechos sucedidos; más allá de un material fílmico difundido el día viernes, claramente el elemento provocador surge cuando se les informa que no serían recibidos por el Intendente, luego de más de dos horas de espera, habiendo sido expresamente citados con ese cometido. Nada justifica la violencia pero no puede soslayarse el estado de angustia y desesperación de los trabajadores por la pérdida de sus empleos, máxime cuando vienen reclamando desde hace tiempo un rol activo por parte del Jefe Comunal en la materia. Sobre este tema puntual, miente el Intendente cuando niega, a expensas del ex Secretario de Desarrollo Económico, que no tenía acordado atender a los Trabajadores. Es ineptitud grave, relacionada a una incorrecta valoración política sobre lo que estaba sucediendo, cuando ante una pregunta de un concejal sobre porque no los había atendido, la respuesta fue: “porque tenía una agenda apretada con otros temas a resolver”.

LA RECUPERACION DE LA FUENTE LABORAL: GRANDICELLI COMO INTERLOCUTOR DEL GOBIERNO Y EL ROL DEL CONCEJO DELIBERANTE


Queremos destacar una vez más la tarea de los Concejales que mostraron la otra cara. En primera instancia, y ante el vacío político que se dio al momento de ocurrir la represión, fueron quienes estuvieron en el lugar evitando que las cosas se agravaran aún más, y posteriormente, como correspondía fueron quienes, ante una situación límite, intervinieron solamente a los efectos de propiciar instancias de diálogo para comenzar a revertir la situación, y fundamentalmente acompañando y respetando las decisiones de los trabajadores.
Mientras sucedieron y suceden estas cosas, que todavía no se han esclarecido, sobre la cuales el Intendente quiere hacer, como dijo, “borrón y cuenta nueva”, paralelamente, con celeridad resulta necesario, y así se está haciendo, abordar el tema de fondo que tiene que ver con resolver la situación laboral de los más de 40 vecinos de nuestra ciudad que se han quedado sin su fuente de empleo. Sabemos que desde el Concejo Deliberante se está trabajando en ese sentido.
Sobre este aspecto central, pero íntimamente relacionado con los hechos sucedidos recientemente, resulta irritativo e imposible compartir una Mesa de Trabajo con quien es el interlocutor del Departamento Ejecutivo en el tema, el mismo Secretario de Gobierno, uno de los responsables de los hechos sucedidos, quien debiera ser inmediatamente separado de esa función (inentendiblemente todavía mantiene el cargo de Secretario de Gobierno) y reemplazado por otro funcionario municipal, insistiendo que siempre deberá actuarse respetando y acompañando las opiniones, voluntades y decisiones de los trabajadores, principales y directos perjudicados en toda esta situación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Artículos relacionados:

 

VIOLENTA AGRESIÓN A TRABAJADORES EN LA COMUN – COMISARIO MARIO BUSTOS

 

 

RUBEN RODRIGUEZ, SECRETARIO GENERAL DE SOEMPA

[booking_pluginbox id=»2475″]