Fue convertida en detención la aprehensión de un detenido alojado en Chillar

Fue convertida en detención la aprehensión de un detenido alojado en Chillar

18-05-2022
INFORME MEDIOS
Comunica Subcomisaría Chillar.-
Por intermedio de la presente, me dirijo a Uds., a los fines de llevar a su conocimiento que fue convertida en detención la aprehensión de Montenegro Carlos, quien se encontraba alojado en la sede de esta dependencia policial desde el día domingo, por infringir una prohibición de acercamiento vigente a disposición del Juzgado de Familia n° 1 de Azul. Esta solicitud, fue requerida por el Sr. Agente Fiscal Dr. Marcelo Fernández, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nro. 1 y otorgada por el Juzgado de Garantías Nro. 1 a cargo de la Dra. Magdalena A. Forbes, en el orden a los delitos de “Amenazas agravadas, amenazas simples reiteradas y desobediencia todo ello en concurso real de acciones”. El ahora ya detenido fue conducido, a la sede de la Comisaria 1ra de Azul para ser alojado, a la espera de cupo para ser trasladado a una unidad carcelaria del Servicio Penitenciario Bonaerense.
Asimismo, esta dependencia policial informa que en el día de ayer, fue remitido a la Unidad Penitenciaria Nro. 2 de Sierra Chica, el detenido Claudio Mauricio Potes, quien se hallaba detenido en esta sede policial desde el 28 de Marzo, en el marco de causa caratulada “Violación de domicilio en concurso real con abuso sexual simple (dos Hechos) en grado de Tentativa” a disposición de Unidad Funcional de Instrucción Nro. 6 a cargo de la Dra. Karina Gennuso del Departamento Judicial de Azul.-
Es cuanto debo informales a Uds al respecto, aprovechando la oportunidad para saludarlos muy atte.-
Oficial inspector joaquin Andrade
Jefe subcomisaria Chillar
SUBCOMISARIA CHILLAR, 17 DE MAYO DE 2022.-
***
Publicidad
HABÍA SIDO ARRESTADO EN CHILLAR

Investigado por hechos de violencia familiar y de género, un hombre permanece detenido

El encausado tiene 59 años y registra un antecedente penal computable. El pasado domingo policías lo arrestaron cuando, portando una gomera y un cuchillo, se hizo presente en la casa donde viven su ex pareja y su hija, a quienes amenazó con matar. Un episodio de similares características, de acuerdo con lo investigado, había llevado a cabo en febrero pasado. En ese entonces le fue dictada una perimetral que desobedeció cuando hace tres días resultó aprehendido.

DIARIO EL TIEMPO, 19 de mayo de 2022

Dos episodios de violencia familiar y de género, el último de los cuales había finalizado este domingo que pasó con el arresto del hombre investigado, derivaron en que su aprehensión llevada a cabo aquel día en Chillar fuera convertida ayer en detención.

La medida de coerción fue ordenada por Magdalena Forbes, la titular del Juzgado de Garantías 1 que interviene en esta causa penal que lleva adelante, desde la fiscalía especializada en Violencia Familiar y de Género, el funcionario Judicial Marcelo Fernández.

A pedido de ese Fiscal, ayer fue ordenada la detención del encausado, que tiene 59 años de edad, actualmente vive en Chillar, es oriundo de la provincia del Chaco y se llama Carlos Montenegro.

Por esos dos hechos que le imputan, uno de ellos sucedido en febrero pasado y el otro hace tres días cuando policías de la Subcomisaría con asiento en la vecina localidad perteneciente al Partido de Azul lo arrestaron, Montenegro es considerado -respectivamente- el probable autor de los delitos de amenazas agravadas y amenazas y desobediencia, todo ello en concurso real de acciones.

En la previa a que su aprehensión fuera convertida en detención, anteayer lunes el hombre había sido traído a los tribunales de Azul para ser indagado por esos delitos que le atribuyen en carácter de autor, audiencia durante la cual optó por negarse a declarar, según refirieron a EL TIEMPO voceros allegados a la instrucción de esta causa penal.

Una condena que Montenegro registra desde el 10 de julio de 2013, la cual en ese entonces le fuera dictada tras la realización de un juicio en el Tribunal Oral en lo Criminal número 1 con sede en el Palacio de Justicia de Azul, se convirtió ahora en una de las circunstancias valoradas por la Jueza garante para dictarle la detención.

Ese antecedente penal computable «impide una segunda condena condicional», refirió la magistrada en lo resuelto ayer.

«También tengo en consideración, a los fines de fundar debidamente la procedencia de la detención del causante, lo que surge de las testimoniales brindadas en varias oportunidades por las víctimas -su hija y su ex pareja- así como también de aquellas personas que las rodean -familiares y vecinos-, quienes dan cuenta de una sucesión de eventos, reiterados en cuanto a la modalidad y dirigidos siempre a las mismas personas, verificándose con ello el desapego de Carlos Montenegro a las normas legales, lo que constituye un claro riesgo de entorpecimiento probatorio al acometer una y otra vez sobre las mismas personas que aquí son víctimas y testigos de los sucesos reprochados», sostuvo además la magistrada para ordenar la detención del acusado.

«Estos comportamientos asumidos por el encartado permiten válidamente inferir que de imponerle en este proceso otras pautas de conducta, como condición de su libertad provisoria, las mismas serían igualmente desoídas por éste. Es más, esta situación ya se ha verificado, toda vez que aún con una prohibición de acercamiento ha preferido desoír la manda judicial para actuar contra su esposa y familiares en reiteradas ocasiones, lo que me permite inferir que en libertad Montenegro no obedecerá las limitaciones que le sean impuestas, generándose de este modo el peligro procesal que habilita la excepcional medida aquí dispuesta», agregó la Jueza de Garantías que interviene en esta investigación penal para dar lugar a lo pretendido por el Fiscal que instruye esa causa.

Los hechos

En las actuaciones penales se menciona que el primero de los hechos por los que ahora Montenegro está detenido había sucedido en Chillar el pasado 13 de febrero.

Alrededor de la hora 17 de aquel día, el hombre se hizo presente en la casa donde reside su hija, expresándole que «iba a matar» a su hijo varón y hermano de esa joven.

En aquel entonces, además, el hombre que desde ayer permanece detenido portaba un machete de aproximadamente 50 centímetros de largo.

Tras haber sido denunciado por ese incidente, desde el Juzgado de Familia con asiento en Azul a cargo del magistrado Federico Berlingieri al imputado le fue dictada una medida cautelar que le impedía mantener contacto con esas personas a las que había amenazado.

Pero en horas de la noche de este sábado que pasó y en la mañana del día siguiente, nuevamente el ahora detenido -desobedeciendo la perimetral que estaba vigente- se hizo presente «en al menos tres oportunidades» en la casa donde viven su ex pareja y la hija que tiene con esa mujer.

Su intención era ingresar «por la fuerza» al referido inmueble, que está ubicado sobre la calle San Martín de Chillar, lo cual intentó hacer al mismo tiempo que amenazó con matar a su ex mujer y a su hija.

Aquellos hechos fueron situados desde la instrucción como sucedidos «en un contexto de violencia de género» y obligaron a la intervención del personal policial.

De esa manera, poco antes del mediodía de este domingo que pasó Montenegro fue arrestado por agentes que desempeñan tareas en la Subcomisaría de Chillar.

Durante ese procedimiento, en poder del hombre se incautaron un cuchillo y una gomera que tenía ocultos entre sus ropas cuando volvió a hacerse presente en la casa de las víctimas para amenazar con matarlas.

 

EL DATO

El ahora detenido por estos hechos de violencia familiar y de género estaba privado de la libertad en la Subcomisaría de Chillar y ayer se evaluaba la posibilidad de que fuera traído a la Seccional Primera de Azul; en la previa a que desde el Servicio Penitenciario Bonaerense se le otorgue un cupo para ser llevado a la Alcaidía de una de las unidades penales que están en Sierra Chica.