“El peronismo siempre tiene que estar del lado de los trabajadores”

El día después de la represión policial

EL TIEMPO, 18 de julio de 2014 a las 17:00 pm

Portal Chillar |18 de julio de 2014 | 19:30

 

“El peronismo siempre tiene que estar del lado de los trabajadores”

 

 

18072014_01caputoEl ex secretario de Desarrollo Económico, Carlos Caputo, explicó los motivos que desembocaron en su renuncia al cargo y criticó la forma en que se mane4jó9 el tema desde el Departamento Ejecutivo. ARCHIVO/EL TIEMPO

Carlos Caputo: El renunciante secretario de Desarrollo Económico explicó a este diario los motivos de su alejamiento del cargo. Calificó los hechos como “una situación lamentable”. Responsabilizó por lo sucedido al secretario de Gobierno Mauro Grandicelli, al decir que “al Intendente lo asesora el Secretario de Gobierno y le hace errar, lo hace confundir”.

“Una situación lamentable, tal como lo que manifesté en mi renuncia”. Así calificó el ex secretario de Desarrollo Económico, Carlos Caputo, la forma en que se desencadenaron los hechos el miércoles último en la Municipalidad, donde los trabajadores de las firmas HM, TRC y Celanova que habían concurrido a la Municipalidad para reunirse con el intendente José Inza, en vez de dialogar fueron  reprimidos por las fuerzas policiales apostadas en la comuna con un saldo de aprehendidos y heridos, lejos de la solución que habían ido a buscar convocados por el Ejecutivo.

“Lo que pasó me duele desde mis convicciones”  

“Tanto trabajar para conciliar, para acercar a las partes, para que la gente no se quede sin trabajo”, se lamentó Caputo en diálogo con EL TIEMPO, aludiendo a lo acontecido el miércoles. En ese contexto, agregó que “hasta les hemos gestionado algunas cosas a los dueños -aún cuando no fue nuestra  intención-, hemos llegado a hablar con el número dos del Ministerio de Industria de la Nación, siempre con el fin de preservar las fuentes de trabajo”.

Quien hasta el miércoles fuera funcionario del Gobierno Municipal criticó la agresión a los obreros y aseguró que “por eso me tuve que ir”, ya que con ese proceder, “me cortaron todo el diálogo, ya que había hablado con los empleados, los llevo a la reunión en la Municipalidad y allí les pegan y los meten presos”.

Ante este detonante “mi renuncia era el único camino, lo que pasó me duele desde mis convicciones, porque lo ocurrido va contra mis principios, el peronismo siempre debe estar del lado de los trabajadores”.

“Al Intendente lo asesora el Secretario de Gobierno y le hace errar una vez más”

Al mencionársele que en algún momento se deslizó desde el Municipio que no habían convocado a los trabajadores para las 10 de la mañana, Caputo afirmó que ese día “había estado con José(Inza) entre las 8.30 y las 9 abriendo una capacitación sobre alimentos, y el día anterior también, y él ya estaba en tema” y consideró que “de última, si no se acuerda lo que yo le dije, a las diez y cuarto de la mañana los podría haber recibido igual, no es excusa para no recibirlos el hecho que no sepa que iban, los podría haber atendido algún secretario”.

A la hora de atribuir responsabilidades sobre lo sucedido, el ex secretario de Desarrollo Económico manifestó que, a su entender, “al Intendente lo asesora el Secretario de Gobierno(Mauro Grandicelli) y le hace errar, lo hace confundir”.

Las sagradas escrituras 

Mas adelante sugirió que los empleados quieren ver las escrituras porque “sospechan que detrás de eso hay algo raro” y apuntó que le sorprende “cómo ellos (por el Municipio) no pueden explicar lo que pasa, cómo no pueden encontrar el expediente que se generó desde (la Secretaría de)Gobierno” y amplió: “Desde Desarrollo Económico la última actuación que hay es un ingreso en 2011, después de cuatro años de no mover el expediente, antes, hubo otros dos pasos en 2007”, mientras que “después de 2011 acciona Gobierno” y recordó también “la creación desde la Secretaría de Gobierno del expediente 462/9, con los actores de ese momento, donde el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad la pesificación de la última cuota –la tercera- de la deuda de los empresarios, de 95.000 dólares a 138.000 pesos, abriendo el camino para que se les den las escrituras”.

“Sin diálogo nada puede terminar bien” 

A su entender, Carlos Caputo estimó que “va a seguir el conflicto porque no veo el interés de los empresarios de retomar la fuente de trabajo, el problema con estos empleados, que era lo que tratábamos de evacuar y para lo que habíamos conseguido los REPRO, va a continuar ya que los empresarios desestiman la ayuda del Estado porque tienen decidido no continuar con estos empleados”.

“Sin diálogo nada puede terminar bien y más cuando uno vive de sospechas, pensando en conspiraciones y creyendo que la culpa siempre es del otro. Así no se llega a ninguna parte”, dijo y sentenció por último: “Cuando uno cree que los demás vienen todos a contramano, es porque el que va a contramano es uno”.

 

[booking_pluginbox id=»2475″]