El grupo “Patitas Chillar” se disuelve

Chillar, 3 de julio de 2020

El grupo “Patitas Chillar” se disuelve

A la comunidad de Chillar:
Hoy nos toca dar una información que nos entristece, pero sentimos que no encontramos una solución y un camino posible que nos lleve a cumplir nuestros objetivos como grupo. “Patitas Chillar” se disuelve. Son varias y determinantes las razones que nos llevan a tomar esta decisión:
– No hemos podido coordinar con el Municipio de Azul un proyecto y/o acciones para sostener el control de la reproducción, vacunación y atención veterinaria de los animales de la localidad. Desde hace 5 años nos hemos reunido con autoridades del área a cargo, incluso hemos viajado a Azul a reuniones con ellos, hemos ofrecido nuestro tiempo, hemos hecho propuestas y reclamos, pero solo obtuvimos promesas que no llegaron a concretarse en forma continua. Claramente este tema no es una problemática a la cual el Municipio atienda con interés y recursos necesarios, a pesar de ser su responsabilidad y obligación hacerlo porque existe una Ley Provincial que así lo establece (Ley n° 13.879 de la Pcia de Bs As). Desde una perspectiva moderna y avanzada, el Área de Tenencia Responsable de Mascotas y Cuidado Animal en Vía Pública debe abordarse desde el sistema de Salud Pública, ya sea a través de Zoonosis o Bromatología, incluyendo así diferentes aspectos que influyen sanitariamente en animales, personas y medio ambiente. Pero en nuestro distrito, de una manera inexplicable el área corresponde a “Control Urbano o Ciudadano”, lo que implica el encierro de los perros de la calle porque “molestan” y realizar castraciones esporádicamente en nuestra localidad. Vemos como otros municipios trabajando conjuntamente con el área de Salud han avanzado en esta temática, hasta el punto de llegar a implementar el Hospital Público Veterinario.
-En este tiempo de pandemia, esta falta de coordinación y apoyo se ha intensificado notablemente y toda acción que se quiera realizar esta absolutamente limitada, y además por la falta de fondos para intervenir (es imposible hacernos cargo económicamente de 10 castraciones mensuales como deberían hacerse mínimamente, más controles veterinarios y alimentación en muchos casos).
-Recibimos en nuestra página de Facebook, telefónicamente y personalmente múltiples avisos y reclamos de perros abandonados, cachorros, en muchos casos por docenas, perros accidentados, perritas en celo o preñadas en alguna calle en las afuera, basural o hasta en el mismo centro del pueblo. No estamos en este momento en condiciones dar respuesta a estos reclamos.
-Todo esto nos lleva a reflexionar dos cuestiones: 1: Que en la localidad no se ha instaurado una conciencia colectiva referida a la responsabilidad que implica algo tan simple como el control de la reproducción de una mascota y hasta aspectos más complejos y delictivos, como el abandono y el maltrato animal en sus diferentes formas. 2: Que gran parte de la población cree que desde Patitas Chillar tenemos la obligación de hacernos cargo de todos los problemas referidos a animales: denuncias por maltrato, tener un lugar para “encerrar” a los cientos de perros que andan por la calle y les molesta, problemas con vecinos, hacernos cargo de castrar, desparasitar, vacunar etc, etc, etc. Siendo así, entendemos que los reclamos deben hacerse a quien corresponda, o sea al Estado Municipal y sus representantes locales, que son quienes controlan los fondos, deciden y ejecutan o no las acciones correspondientes o la denuncia policial si fuera por maltrato, crueldad o violencia animal (Ley Nacional n°14.346)
-Somos solo un puñado de personas que dejamos nuestras ocupaciones personales muchas veces para dedicarnos al proteccionismo solidario y voluntario, de corazón, desde cada uno de nuestros fundamentos humanitarios, que no siempre coinciden en sus formas pero que todo este tiempo hemos tratado de actuar conjuntamente de la mejor manera. Hoy son demasiada las trabas y limitaciones, lo que nos hace replantearnos la eficiencia del funcionamiento del grupo como tal. Lamentamos que no sean más personas sumadas a esta causa, quizá no estaríamos despidiéndonos en este momento.
Personalmente cada una de nosotras seguirá actuando en favor a los perros de la calle o vulnerables, pero sin la denominación de “Patitas Chillar” porque claramente la pertenencia o no a una agrupación no cambia nuestro compromiso, ni nuestros ideales de amor y respeto hacia los animales y la aspiración de una comunidad que los incluya y los proteja como sujetos de derecho.
Queremos agradecer a todas las personas que han colaborado este tiempo, a los médicos veterinarios que han estado cuando los hemos necesitado, a las instituciones educativas que nos abrieron sus puertas y han participado en proyectos, a los medios de comunicación y a las Veterinarias del pueblo.
Para finalizar, informar que los fondos que tenemos serán utilizados para la castración de dos perritas, de las decenas que muy pronto tendrán cría en las calles de la localidad, ya que es in-pensado que se gestione y se realice en forma estatal. Lamentablemente alertamos a la comunidad que esta problemática aumentara notoriamente en muy poco tiempo.
A la comunidad, saludarlos y recordarles una frase muy valiosa:
“La grandeza de un pueblo y su progreso moral pueden
ser juzgados según la forma en que tratan a sus animales”
Mahatma Gandhi

Atte, Voluntarias de Patitas Chillar