El comportamiento del arroyo Azul indica que no habrá desbordes

Arroyo Azul – comportamiento

Parte de Prensa |11 de agosto de 2015

Portal Chillar |11 de agosto de 2015 |19:13

El comportamiento del arroyo Azul indica que no habrá desbordes

 

11-08 Cairo (foto Carla Bogliolo)

 

El subsecretario de Obras Públicas del Gobierno Municipal, Carlos Cairo, brindó precisiones sobre la situación hídrica del partido de Azul y transmitió hoy tranquilidad a la población dado que el arroyo Azul continúa respondiendo de manera favorable ante las complicaciones climatológicas de los últimos días.

El funcionario explicó que “ha sido un evento importante desde el punto de vista climatológico, pero el comportamiento del arroyo ha sido muy bueno, está pasando el agua bien, con mucha velocidad, es decir que se están desagotando rápido los caudales que llegan”.

En esta línea, aseguró que las tareas que se han realizado desde el Gobierno Municipal para atenuar el efecto de las crecidas del arroyo en las zonas urbanas -muchas a partir de aportes no reintegrables del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de Nación- han tenido un impacto positivo. “Las obras que se han ido haciendo a lo largo de estos últimos períodos van dando sus resultados”, aseveró.

 

“No esperamos lluvias importantes por lo cual la situación no debería alarmante”

Asimismo, Cairo informó que desde la comuna han estado monitoreando de manera constante -y lo siguen haciendo- las mediciones en la estación del Seminario Diocesano, que es el parámetro típico para este tipo de situaciones: “en la última medición que hicimos ayer alrededor de 18:30 horas el valor era de 3,21 metros, hemos vuelto a medir esta mañana alrededor de las 8:00 y teníamos 3,34, es decir que había crecido menos de un centímetro por hora. El comportamiento es muy bueno”.

En este sentido, recordó que “la situación comienza a ser peligrosa a partir de los 3,50 o 3,60 y eso tomando cierto margen, porque en las últimas inundaciones nos ha entrado el agua en la ciudad a partir de que en el seminario empezaba a medir sobre los 4,84. Así que tenemos un margen muy importante de alrededor de 1,50 metros y evidentemente al ritmo que va no se llegará a esos valores. De hecho alrededor del mediodía probablemente haya pasado el pico. Lo normal es que la situación se mantenga estable durante un tiempo y después comience a bajar”.

Respecto del pronóstico del tiempo, explicó que dada la situación de lluvias recurrentes en los últimos días se ha hecho necesario estar pendientes del mismo y afirmó que “en general, todos son más o menos coincidentes y dan lloviznas para hoy, lo cual mejoró mucho porque un par de días atrás la previsión para hoy era de lluvias importantes. Mañana tendremos sol, el jueves volveríamos a tener algo de agua pero tampoco en cantidades importantes y luego mejorará otra vez el tiempo. No esperamos aportes de lluvia importantes por lo cual la situación en principio no debería ser alarmante para nadie”.

 

Cacharí: “Tomamos algunas medidas preventivas que han funcionado”

Sobre la situación aguas abajo de Azul, manifestó que “ha habido problemas en particular porque de hecho las lluvias más fuertes han sido desde Azul en dirección a Cacharí. Hemos tenido algunos problemas en Ariel, Parish y Cacharí, donde tomamos algunas medidas preventivas que por suerte han funcionado correctamente”.

En relación a lo sucedido puntualmente en Cacharí, contó que preventivamente habían acercado una bomba de agua con una capacidad muy importante cuando aún no hacía falta pero resultó necesario usarla: “hizo falta porque a la noche empezó a entrar agua, no por donde entra habitualmente que es por los préstamos de las Ruta 3 sino por el sector de la vía que tiene un par de canales paralelos por donde suele correr agua en buena cantidad. Una empresa privada había estado trabajando allí sacando tosca, para lo cual habían cortado uno de los canales con un terraplén para que pudieran pasar sus camiones. Eso provocó que el agua que llegó por ahí se desbordó y entró al casco urbano, entonces a partir de ese momento fue necesario el uso de esa bomba de agua, aunque por suerte la situación estuvo controlada en todo momento. No llegó a entrar agua a ninguna vivienda, fue solamente agua que estaba en las calles pero sin la bomba probablemente sí hubiéramos tenido problemas en la vivienda. Esta mañana estaba todavía la bomba funcionando, pero el nivel de agua había estaba a media mañana en franco descenso y la población estaba más tranquila. El agua en la zona también estaría bajando, lo que sucede es que toda el agua que está pasando ahora por el arroyo la ciudad de Azul esa agua tendrá que pasar luego por allí”.

Finalmente, respecto del inconveniente ocasionado en el Puente Mirande, que está siendo reconstruido, consignó que “es una obra que es de jurisdicción de la Provincia, pero es problema nuestro lo que pueda pasar a la gente. Para poder trabajar en seco, la empresa ha cortado el curso del arroyo en el puente y han hecho un desvío, un ‘bypass’, que seguramente para el agua que tenía en ese momento sería el adecuado, pero no estimaron que cuando llueve el arroyo crece mucho, entonces no da a basto para la cantidad de agua que lleva el arroyo y está siendo un efecto de dique, lo cual ha provocado el anegamiento de los campos de la zona”.

anunciate01_PCh