Con un marcado espíritu democrático quedó constituido el organigrama de autoridades del Consejo Escolar de Azul

En la sesión preparatoria de ayer

Portal Chillar |10 de diciembre de 2015 |22:04

Con un marcado espíritu democrático quedó constituido el organigrama de autoridades del Consejo Escolar de Azul

 

10122015_06_pato

Más allá del lógico desembarco del Frente para la Victoria en la presidencia del cuerpo, hubo acuerdo para una distribución de cargos con una amplia diversidad partidaria. Martín Laborda le propuso la vicepresidencia a Patricia Quattrocchio, quien, muy emocionada y después de aclarar que era muy respetuosa del tercer lugar que su espacio, Progresistas, ocupó en las elecciones generales del 25 de octubre, aceptó. La secretaria sigue siendo Gisela Montenegro (Frente Renovador) y la tesorería será ejercida por Andrea Ficca (FpV) una vez que Pedro Sottile presente su renuncia para asumir como concejal. Los vocales serán Flavio Fiorenza y Cristian Draghi –ambos oficialistas-, quienes se incorporan con mandato hasta 2017.

 

Ejemplo de un obrar democrático donde prevalecen el diálogo y el reconocimiento de la experiencia por encima de las cuestiones partidarias, dieron ayer los consejeros escolares ingresantes y aquellos que tienen mandato por dos años más, cuando en el marco de la sesión preparatoria acordaron cómo quedan distribuidos los cargos en el Consejo Escolar del Partido de Azul. La reunión, que fue presenciada únicamente por EL TIEMPO y Somos Azul, no estuvo exenta de una alta emotividad que le aportó Patricia Quattrocchio, la consejera con mayor experiencia de lo que será la nueva conformación. Precisamente fue la representante de Progresistas quien dio inicio formal a la sesión preparatoria, para la distribución de cargos hasta el año 2017, en el salón de reuniones del organismo que funciona en el amplio edificio situado en calle De Paula al 1200, contiguo a otras dependencias educativas provinciales.

“Más allá de las responsabilidad y funciones de cada uno, les pediría que sigamos trabajando como en estos últimos años, con un cuerpo de consejeros escolares realmente muy democráticos, donde hemos podido consensuar, hemos podido trabajar. Gabriel (Terra) ha sido un presidente sumamente democrático que le ha dado participación a todos”, expresó Quattrocchio, notablemente emocionada.

“En principio –agregó– de acuerdo a las elecciones generales de octubre y teniendo en cuenta la mayoría que obtienen (los representantes del Frente para la Victoria), queda en ustedes decirnos si han consensuado los cargos que corresponde a la ejecución de este Consejo Escolar: presidente, vice, tesorero, secretario y vocales. Por una cuestión de votos, le corresponde la mayoría absoluta. Con Gisela (Montenegro) acompañaríamos desde las vocalías, obviamente, pero les corresponde a ustedes decirnos si lo tienen consensuado”.

En el ámbito del Concejo Deliberante, previa jura ante el presidente del legislativo José Cordeviola, en horas del mediodía Laborda le tomó juramento a sus pares Flavio Fiorenza yCristian Draghi (ver página 3 a 5 de esta edición).

Ejemplo de transición

Martín Laborda tomó la palabra para mencionar que, más allá que al FpV le corresponde la mayoría absoluta por el voto popular, como nuevos integrantes del cuerpo llegaban para ratificar ese espíritu democrático y de consensos con el que se trabajó durante la presidencia de Gabriel Terra.

“Patricia (Quattrocchio); primero quiero agradecer el recibimiento que nos han dado y también la predisposición que han manifestado este tiempo en el que hemos tenido un par de reuniones. Este proceso que encabezó Gabriel (Terra) nos tiene muy entusiasmados a los integrantes nuevos porque hemos visto cómo se está trabajando y la idea es seguir en esa línea. Uno ve que te emocionás, sabemos que es por cómo se ha trabajado y cómo se lleva la relación en estos años en el Consejo Escolar”, indicó, para lanzar una propuesta que terminó por quebrar emocionalmente a la representante del duclosismo.

“Nosotros ponemos a consideración en la asamblea el cargo de presidente en mi persona por una cuestión, como vos decías, de que tenemos la mayoría y tenemos la responsabilidad de conducir esta etapa nueva del Consejo, básicamente porque nos queremos hacer cargo también de la responsabilidad que la gente nos dio con su voto. Con respecto a la vicepresidencia, tenemos una oferta para hacerte a vos, por tu experiencia y tu trayectoria. Para mí sería un sostén importante, más allá de que de cualquier manera te vamos a tener trabajando en el Consejo Escolar con el compromiso que has tenido. Lo quiero poner a consideración porque estas son decisiones también personales. No sé si está dentro de tus posibilidades. A Gisela (Montenegro) tenemos para ofrecerle seguir a cargo de la secretaría”, manifestó.

Laborda destacó –en alusión a Quattrocchio y Montenegro- que “ustedes tienen una experiencia a lo largo de estos años que nosotros vamos a respaldar, más allá del esfuerzo propio que va a aportar cada uno para poder funcionar y trabajar de la mejor manera. Creo que va a ser un grupo donde, más allá del cargo que ostente cada uno, vamos a trabajar en conjunto”.

Las palabras de los protagonistas de la etapa de transición en el CE de Azul –un organismo que adquiere cada vez mayor importancia en el contexto del necesario soporte que requiere la educación en cuanto a infraestructura- dan cuenta de una etapa ordenada, sin las zancadillas ni discusiones estériles que se han dado en otros ámbitos del recambio de las autoridades que nos gobiernan.

Un buen comienzo

Más allá de la sorpresa inicial por el ofrecimiento del flamante presidente del Consejo Escolar –lo que permite avizorar la continuidad de un clima donde se pueda trabajar valorando la opinión de todos-, Quattrocchio garantizó su incondicional apoyo a la labor que debe cumplir el organismo.

“Soy muy respetuosa del voto popular. Yo represento al espacio Progresistas y la población nos colocó en el tercer lugar, por lo que deberíamos ocupar la vocalía por esa situación. Jamás le saqué el cuerpo al Consejo Escolar, tengo muchos años acá adentro y para mí ser presidente, vice o vocal entiendo que acá hay que trabajar, y mucho. Lo que ustedes decidan yo soy respetuosa de esas decisiones y trabajar voy a trabajar como lo he hecho durante toda mi vida”, expresó la consejera.

Como una forma de ratificar el espíritu que pretende imprimirle a su gestión, Laborda afirmó que“como vos decís, ‘Pato’, en esta elección fueron terceros pero igualmente creo que se podría manifestar de esta forma el pluralismo, con una presidencia de un signo político, una vicepresidencia de otro signo y una secretaría de otro espacio. Eso sería respetar una diversidad, aunque más reducida dentro del Consejo, pero ahí está lo que queremos poner a consideración. Paola Ficca ocuparía la tesorería y Flavio (Fiorenza) y Cristian (Draghi) las vocalías”.

EL DATO

Para la conformación final y formal del CE, deberá convocarse a una sesión especial para que en ella Pedro Sottile presente su renuncia al cargo de consejero escolar (ayer juró como concejal del Frente para la Victoria) y así quede vacante ese espacio para que lo ocupe Paola Ficca.

CONFORMACIÓN CONSENSUADA

Las autoridades del Consejo Escolar pasaron a ser las siguientes:

Presidente: Martín Laborda (Frente para la Victoria)

Vicepresidente: Patricia Quattrocchio (Progresistas)

Secretaria: Gisela Montenegro (Frente Renovador)

Tesorera: Paola Ficca (FpV)

Vocales: Flavio Fiorenza (FpV) y Cristian Draghi (FpV)


anunciate01_PCh