COMO BUEN ANFITRION, ROBBIANI ENSEÑA EL CAMINO

Automovilismo – Rally Ciudad de Azul

Rally Mar y Sierras| 27 de septiembre de 2014

Portal Chillar |28 de septiembre de 2014 |09:11

 

Como buen anfitrión Robbiani enseña el camino

 

N41-430x255 robbiani

Como buen anfitrión Ariel Robbiani enseñó el camino hasta su desafortunado vuelco

Una dura primera etapa propusieron los caminos de Azul, para el inicio de la sexta fecha del Rally Mar y Sierras. La lluvia y tormentas de las últimas semanas dejaron, inundados los caminos rurales por donde pasó la carrera y al bajar el agua, el estado de los mismos era muy comprometido, pero la gran capacidad de los organizadores azuleños, empezando por el AMCA (Auto Moto Club Azul), siguiendo por la Municipalidad y por la gran cantidad de voluntarios, que con bombas, máquinas viales y pala fueron dejando los caminos lo mejor posible, para que la cita rallistica anual de Azul se pudiera llevar a cabo, y como hace quince días el clima les jugó en contra, tanto ayer, como hoy las condiciones fueron muy agradables, con cielo despejado y a pleno sol, lo que motivó al público a vivir el espectáculo que los pilotos del Mar y Sierras le brindaron.

Fue un local, Ariel Robbiani, quien, como respuesta al gran afecto que el público le demostró desde la ceremonia de largada el viernes por la noche, hoy devolvió ese cariño, ganando la etapa, superando a Horacio Heiland por 14.8 segundos. Robbiani en esta oportunidad debió correr con un Mitsubishi Evo IX, puesto que al Evo X que compite habitualmente, sufrió la rotura del motor, horas antes de la carrera. “Fue un buen sábado, a pesar de que no es mi auto. Empezamos muy complicados el fin de semana, rompimos el motor de mi auto y el equipo me dio este Evo IX, que no estoy acostumbrado a manejar, quizás no voy lo rápido que puedo, pero lo estoy conociendo y cerramos un buen día”, comentó el “Cholo” al finalizar las cinco pruebas especiales de la jornada. Por su parte Horacio Heiland quien lo escoltó manifestó: “Andamos con algún inconveniente, el auto dobla bien, sale bien, pero le falta arriba. En el tramo corto siempre lo peleamos, pero en el largo perdemos mucho, cuando ponemos la quinta marcha al auto le falta, venimos arriesgando mucho y no logramos hacer un buen tiempo. También tenemos un inconveniente en un diferencial que tira aceite, que los chicos del equipo trataran de solucionar para mañana”. Tercero al final del primer día quedó el rionegrino Darío Hernández, que demostró estar conforme con su trabajo, volviendo a entrar en ritmo, luego de una larga inactividad. Manuel Obstronky ocupó la cuarta colocación en la clase mayor.

El local Juan Abonjo, en su debut con un auto de tracción integral, lidera la divisional N4 Light, con una ventaja de 1m55s1/10 sobre Claudio Tambascio.

En la Junior, el debutante Claudio Mahfud demostró una rápida adaptación al Fiat Palio, de esta novedosa divisional de tracción simple y se llevó la etapa, luego de una lucha muy entretenida con Bruno Cárcano, hasta que en el final del día, una salida del camino, lo dejó fuera de carrera al tandilense. Cristian Castelo ocupó la segunda colocación y Karina Dobal finalizó la etapa en la tercera posición.

Una vez más la clase A tuvo una lucha muy entretenida y fue cambiando de líderes a lo largo del día, terminando en lo más alto de la clasificación Daniel Fioravanti, que no había tenido un buen comienzo, pero con el correr de las pruebas especiales se fue recuperando. Segundo, a once segundos, finalizó Mauro Minetti, otro de los pilotos que lideró parcialmente la clase y en la tercera colocación culminó Germán Manzo.
La dureza de los caminos, que presentaron varios vados, saltos y algunos sectores con muchas huellas, se cobró varias roturas en la Clase A Light, donde sólo Paulo Soria pudo cumplir con el recorrido de la primera etapa.

La divisional N3 tiene el liderazgo de Ariel Scafatti al final de la primera mitad de la carrera, el piloto que representa a General Belgrano supera al, siempre protagonista, Carlos Zegbi por 21 segundos, mientras que Carlos Besoy es tercero a 39 segundos del puntero.

El marplatense Gonzalo Teruel es el líder de la clase N2 al final del primer día, seguido por Mario Llinás y Cesar Bilbao, nombres que carrera a carrera se repiten en los primeros puestos de esta clase.

La divisional más numerosa, con 22 máquinas largando la competencia, es la N1, que al final del sábado es liderada, como en la fecha anterior, por Federico Solmi, ganándole una dura pulseada al lujanense Tomy Sanz por cinco segundos y por 21 a Agustín Betes, completando los cinco primeros puestos Matías Palermo y el puntero del campeonato, Pedro Ochoa.

Con un gran trabajo en el último rulo del día, Eduardo Guzmán se apoderó del liderazgo en la Clase ZM, la etapa fue tan pareja que el madariaguense superó por medio segundo a Pedro Reyes, prometiendo gran lucha para la segunda mitad del día. Javier Purita completó el trio de punta.

Para mañana está programado el mismo recorrido, que hoy, con cinco pruebas especiales a lo largo de la jornada, que comenzará a las nueve.

 PRENSA RALLY MAR Y SIERRAS

 

EN UN FINAL REPLETO DE EMOCIONES, HEILAND TRIUNFÓ EN AZUL

 

Heiland-430x255

Las definiciones que están teniendo las carreras del Rally Mar y Sierras nos siguen sorprendiendo fecha a fecha y la vivida hoy en Azul, es para recordar, es una fecha en la que en el futuro, los que estuvieron presentes en esta competencia van a comentar en reuniones y comidas, encuentros con amigos o fanáticos de los fierros, porque es de esos desenlaces que por las características que tienen, son imposibles borrarlos de la memoria, porque no se da muy seguido que en la última prueba especial de una carrera haya tantos golpes de escena como los vividos en Azul, donde en los últimos diez kilómetros de carrera abandonaron cinco binomios que lideran sus respectivas clases y los cambios en la clasificación eran constantes y a lo largo del día, cambiaron todos los punteros en las clases con relación al primer día de carrera.

La jornada arrancó con un terrible aguacero, la lluvia, que no figuraba en ningún pronóstico, pasó nuevamente por una ciudad donde está compitiendo el Rally Mar y Sierras, y fue torrencial durante unos minutos, lo que empeoró mucho el estado de los caminos, ya azotados por las inundaciones de los últimos meses, esto forzó a que se tuviera que suspender la segunda pasada por la prueba especial La Aurora, respetándose los dos recorridos, sin asistencia, por el tramo La Armonía.

Empezando de mayor a menor en cuanto a las clases de la categoría, Ariel Robbiani que había sido el líder durante toda la carrera, sufrió un espectacular vuelco en la última P.E de la carrera, dejando escapar el tercer triunfo consecutivo. El encargado de cortar esta racha de Robbiani fue Horacio Heiland, que de esta manera logró su primer triunfo en el año reavivando la lucha por el uno para 2015. Al experimentado piloto de Coronel Suárez lo escoltaron, subiendo también al podio, el triple campeón argentino Darío Hernández y Carlos Manuel Obstronky.

En la N4 Light, el balcarceño Claudio Tambascio consiguió su segundo triunfo consecutivo, en una clase donde el último parcial lo había largado adelante el ganador de la primera etapa Juan Abonjo, pero a muy poco del final quedó al costado del camino resignando todas las chances de debutar ganando en la divisional de tracción integral.

Algo similar pasó en la Junior, fue otro debutante en la clase, Claudio Mahfud, el que también engroso el número de víctimas del último parcial, en este caso, la rotura de un neumático y tener que detenerse a cambiarlo en pleno tramo cronometrado, fue el culpable de la pérdida de más de siete minutos y relegar las posibilidades de triunfo, que finalmente quedó en manos de Cristian Castelo, quien con un gran ritmo venía descontando a grandes pasos la diferencia con respecto a la punta y largó la última P.E a sólo ocho décimas de Mahfud. Este triunfo del piloto de San Bernardo, le puede permitir, según se den los resultados, quedarse con el título, ya en la próxima fecha.

Cambiamos de clase, hablamos de la A, pero seguimos enumerando a víctima de la fatídica sexta pasada del fin de semana por la P.E la Armonía, en este caso fue el retraso de Daniel Fioravanti, como consecuencia de un golpe que le desalineó la parte delantera de su VW Gol y los forzó a salirse del camino sintiendo también como se le escapaba el triunfo en los últimos diez kilómetros de carrera, logrando Germán Manzo, de otra excelente actuación y demostrando nuevamente sus cualidades conductivas en el barro, su tercer triunfo en su primera temporada en la divisional, logrado en un gran final superando por sólo 1.2 segundos a Mauro Minetti, quedando tercero Daniel Fioravanti.

Con el abandono hoy de Paulo Soria, la clase A light quedó con la clasificación desierta, ninguno  de los cinco protagonistas pudo superar los duros caminos azuleños.

Para dar vuelta la racha y dejar los malos momentos deportivos sufridos en la presente temporada, Carlos Besoy logró el esperado triunfo en la Clase N3, donde el ganador de la primera etapa, Ariel Scafatti fue sancionado, quedando en esta oportunidad otro ganador de la primera etapa fuera de carrera. A Besoy lo escoltaron, los siempre vigentes Carlos Zegbi y Juan Mon.

Volvemos a los golpes de escena de la última prueba especial, con el vuelco de Gonzalo Teruel, el marplatense que largó punteando la N2 sufrió un accidente, abandonando la prueba en una clase que tuvo un nuevo triunfo de otro especialista en conducción con terrenos embarrados, Cesar Bilbao, seguido por Joaquín Calvo y Alberto Brossa.

El lujenense Tomás Sanz se quedó con el triunfo en la clase N1, la más convocante del fin de semana, con 21 binomios participando de la misma. En esta divisional, Federico Solmi, el ganador del primer día, hizo un trompo y finalizó en una cuneta en la segunda prueba del día, cuando la lluvia era más fuerte, quedándose otro puntero en esta segunda etapa. Luego de Sanz clasificaron Matías Palermo y Agustín Betes.

Como en la N1, también en el momento cuando las precipitaciones eran más intensas, el puntero de la clase ZM, en este caso Eduardo Guzmán se salió del camino y no pudo seguir en carrera. Ese fue el momento para que Ricardo Piane, que ya había demostrado su capacidad para manejar en el barro, al adjudicarse el Rally Pagos del Tuyú en esta clase, se posicionara primero, puesto que cuido hasta el final, ganando su segunda carrera, sobre seis corridas. Leandro Agüero se subió nuevamente al podio, esta vez pisando el segundo escalón y Daniel Reyes festejó desde el tercero.

El reencuentro de los protagonistas del Mar y Sierras, será los días 25 y 26 de octubre en la ciudad de Castelli donde se disputará la séptima del 2014.

 PRENSA RALLY MAR Y SIERRAS

vuelco cholo 600

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

[booking_pluginbox id=»2475″]