Azul Ciudad Cervantina

festival-cervantino-2013

Portal Chillar y El Festival Cervantino de Azul

Para ayudar a entender mejor de donde proviene la designación de Azul como Ciudad Cervantina les proponemos aquí un artículo publicado en el sitio oficial de Casa Ronco, que les aconsejamos absolutamente de visitar, no solo por belleza del ambiente en si que es lo primero que uno percibe al entrar allí, sino por  todo lo que representa para La Cultura de Azul y de Argentina misma.

Azul Ciudad Cervantina

Azul Ciudad Cervantina . Historia de un sueño hecho realidad

     Azul fue fundada en 1832 y desde entonces se destacó por sus recursos culturales: colecciones de significación literaria y artística  como la de platería mapuche, la de pintura aborigen de Claudio Lantier, las literarias del Martín Fierro y la Cervantina.     Su arquitectura ecléctica aparece en numerosas manifestaciones urbanas públicas,  privadas y religiosas  –  sobre todo en las obras monumentales de estilo Art Decó construidas por el arquitecto e ingeniero Francisco Salamone, cuya obra cumbre es la portada del Cementerio de Azul-. Asimismo se distingue por poseer el Primer Monasterio Cisterciense radicado en América Latina, el Parque Municipal Domingo F. Sarmiento, cuyo diseño original es del paisajista Carlos Thays, el Teatro Español construido por Asociación Española a fines del siglo XIX y puesto en valor en los últimos años, los Museos López Claro y Enrique Squirru, la Biblioteca Popular, la Casa Ronco, la Universidad Nacional del Centro y las escuelas de Estética y de Bellas Artes.

No obstante, las empresas culturales no se realizan por sí solas, son indispensables hombres y mujeres como Bartolomé J. Ronco, un abogado porteño que se radicó en Azul definitivamente en 1908. Aficionado a la carpintería, amante y coleccionista de la obra de Miguel de Cervantes Saavedra y en especial de  El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha y de la obra de José Hernández y El Martín Fierro, creó el Museo Etnográfico y el Archivo Histórico Enrique Squirru y presidió la Biblioteca Popular de Azul desde 1931. Desde esa institución, en octubre de 1932, Ronco organizó una muestra homenaje denominada Exposición Cervantes, que marcaría a la ciudad hasta la actualidad.

Contando con esos recursos, en 2004, se puso en marcha el diseño de un Plan Estratégico de Desarrollo coincidiendo con dos eventos culturales de visibilidad mediática que, para el futuro de Azul, serían definitorios. En adhesión al III Congreso Internacional de la Lengua Española, realizado en Rosario entre el 17 y el 20 de noviembre; una delegación azúlense expuso en el Salón Carrasco del Palacio Municipal rosarino parte del patrimonio de la colección cervantina y anunció la realización de la exposición  “Cervantes: de La Mancha… a la Pampa”. La muestra (10) tuvo lugar en el Teatro Español de Azul entre el 18 y 21 de noviembre de ese año y se realizó en conmemoración del IV Centenario de la publicación de la primera edición de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes Saavedra. La exposición fue visitada por miles de personas, tuvo mucha cobertura mediática y contó con el apoyo de instituciones públicas y privadas locales, provinciales, nacionales e internacionales; como la Municipalidad de Azul, el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires y el Centro de Estudios Cervantinos de Alcalá de Henares, España.

Los contactos allí realizados dieron frutos. En 2005, el Centro de Estudios  Cervantinos de Alcalá donó libros  a la Biblioteca Popular sobre iconografía Cervantina y colaboró en la presentación del proyecto para la designación de Azul Ciudad Cervantina ante la Unesco, reconocimiento que, como se dijo, se produjo en 2007.

(10) Con más de 700 piezas, estuvo compuesta por libros, ediciones de diverso tipo, traducciones: El Quijote ilustrado, Quijotes raros y curiosos, otras obras de Cervantes y obras industriales, artísticas y culturales relacionadas con Cervantes y sus obras, cerámicas, esculturas, medallas, cuadros, reproducciones y expresiones varias.

 
EL PROYECTO
 
 
     El Proyecto Ciudad Cervantina (11)  se estructura en tres líneas de trabajo relacionadas con la Cultura, la Educación y el Patrimonio, basadas en sadas en la gestión comunitaria compartida, y cuyo corolario es la realización anual del Festival Cervantino.
Su   primera edición se extendió durante 9 días  e incluyó charlas, conferencias y diversas actividades culturales. Entre las marcas distintivas del Encuentro hubo una oferta producto de una convocatoria nacional abierta y de un proceso de selección que dotó al Festival de una programación integral, equilibrada y de calidad, destinada a diferentes públicos y edades con expresiones de vanguardia, arte contemporáneo, de la cultura popular y arte comunitario.(12)
     La mayoría de las actividades, con entrada gratuita o de muy bajo costo, se desarrollaron en múltiples espacios y edificios. La participación comunitaria se dio a través de las actividades que los niños y jóvenes prepararon en los Escuelas públicas (13), las propuestas presentadas por los artistas invitados y locales y por el trabajo de medio centenar de voluntarios que colaboraron en la producción de los eventos.

La importancia del Festival desde entonces se evidencia en la visibilidad que tiene en los medios nacionales e internacionales, también se traduce en un incremento notable del Turismo y en un reposicionamiento de la ciudad: en 2010 Azul fue designada Ciudad de la Diversidad Cultural en el Bicentenario y, en julio de 2011, firmó el acuerdo de hermanamiento con la ciudad de Alcalá, España para fomentar  iniciativas culturales (14) y crear una red y una estrecha vinculación entre los habitantes e instituciones de ambas ciudades.