Archivo de la etiqueta: incendio

2º Día «de Fuego» en el Monte Zabalza de Chillar

Brico Block bannerNota anterior

2º Día «de Fuego» en el Monte Zabalza de Chillar

El 25 de setiembre 2019, aproximadamente a las 14:00 h, el fuego volvió a agarrar en el mismo lugar de ayer y los trabajos de apagado y contención duró hasta tarda noche. Muchos voluntarios asistieron a los Bomberos de Chillar, los cuales recibieron hoy también  la ayuda de una dotación de Bomberos de la ciudad de Olavarría, que llegó eso de las 18:30 y trabajaron hasta la noche; también se sumaron empleados municipales con tanques de agua y camiones. El fuego fue controlado pero desgraciadamente no pudo ser extinguido totalmente por lo tanto habrá que mantener alta la guardia también en el día de hoy como para que no vuelva a retomar, de yapa es otro día seco y caluroso.

Incendio en el «Monte Zabalza» de Chillar

Brico Block banner

Incendio en el «Monte Zabalza» de Chillar

En el día de hoy, cerca del mediodía, por causas aún desconocidas, se originó un peligroso incendio en el centro del Monte Zabalza de Chillar, el fuego abarcó algunas hectáreas de parte de un monte talado, que lamentablemente quedó bastante sucio de ramas y desechos del desmonte. Debido a una alta temperatura para la fecha (unos 24º), la sequía y a una baja humedad en el ambiente, el fuego se propagó rapidamente pero gracias a la intervención de los Bomberos de Chillar, que acudieron con 2 autobombas, y varios voluntarios que se sumaron altruisticamente, para las 16:00 h ya el fuego estaba bastante domado.

Por suerte el fuego prendió en la parte más «descampada» de monte y no agarró plantas altas de otro modo habría podido ser una catástrofe para el Pulmón de Chillar; también ayudó que el viento no superaba los 15km/h y soplaba hacia el campo, digamos, y no hacia las plantas altas, de todos modos los bomberos siguen trabajando, tratando de humedecer el perímetro para dejarlo definitivamente circundado y los voluntarios de apoyo siguen ayudando y están de «guardianes» para tenerlo «controlado».

No se descarta que el fuego pueda haber sido prendido por alguien que estaba sacando leña, pero nada se sabe de concreto.

Portal Chillar

Grupo de Bomberos
Grupo de Bomberos

Galería de fotos

Doble alarma por un incendio en Boca de las Sierras

VECINOS ALERTAN SOBRE UN ORIGEN INTENCIONAL

 Los bomberos voluntarios de Vela en pleno combate del fuego en una de las laderas del cerro La Armonía. 
FOTOS NICOLÁS MURCIA

Doble alarma por un incendio en Boca de las Sierras

En principio el fuego se inició poco antes de las 19 del sábado a un costado de la Ruta N° 80, frente al acceso al predio de Fabricaciones Militares. Los pobladores de la zona intentaron contener el siniestro hasta el arribo –una hora más tarde- de los bomberos de Azul. Sin embargo cuando cronistas de este diario llegaron a la zona del siniestro, pasadas las 14 de la víspera y con varios focos encendidos, los únicos abocados al combate de las llamas eran los bomberos voluntarios de Vela. La dotación de la citada localidad del Partido de Tandil tuvo que recorrer 55 kilómetros para responder a un pedido de “colaboración” de sus pares del Cuartel de la calle Colón. Vecinos próximos al lugar del incendio lamentaron que se hable tanto de “ciudad turística” y de Boca de las Sierras como “Reserva Natural”, con la aparente desprotección que tiene el lugar en materia de prevención y combate de incendios forestales.

Alrededor de 55 kilómetros tuvieron que recorrer los bomberos voluntarios que tienen su asiento en el vecino distrito de Tandil para poder intervenir en el foco ígneo que se desarrolló en las sierras azuleñas.
Los bomberos voluntarios de Vela en pleno combate del fuego en una de las laderas del cerro La Armonía. FOTOS NICOLÁS MURCIA

Escribe: Augusto Meyer

De la redacción de EL TIEMPO

augustodmeyer@yahoo.com.ar

Una doble alarma surgió este último fin de semana en los habitantes de la zona próxima a Boca de las Sierras, donde se desarrolló un incendio forestal de proporciones. Por un lado generó preocupación la extensión que con el correr de las horas iba teniendo el fuego, que comenzó minutos antes de las 19 a un costado de la Ruta N° 80, frente al ingreso al predio de Fabricaciones Militares donde está enclavado el dique. Según algunos lugareños consultados por este diario y mensajes por las redes sociales, incluso con la publicación de una fotografía de un hombre transitando en bicicleta, el foco podría haber sido originado de manera intencional.

Una segunda situación de alerta se desprendió a partir de la metodología que se implementó para combatir los focos ígneos que se extendieron a casi todo el cerro La Armonía, con la ayuda de la intensidad y variabilidad de los vientos.

Con el fuego encendido, los únicos que estaban en pleno combate del siniestro pasadas las 14 de ayer eran los integrantes de una dotación del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de María Ignacia Vela. Estos siete hombres, según confirmó el responsable del grupo en la charla que mantuvo con EL TIEMPO, recorrieron 55 kilómetros para llegar a trabajar en la extinción de un incendio en una zona que está fuera de su jurisdicción. Esto último no es un dato menor, ya que los bomberos de Vela no necesariamente conocen a fondo la zona. En contrapartida, al decir de los pobladores rurales del sector estos servidores públicos cuentan con conocimientos para el combate de incendios forestales y con elementos –como mochilas de agua- imprescindibles para llegar a los distintos focos en la ladera de un cerro, como sucedió en este caso.

Durante la hora en que este matutino estuvo por el lugar, ninguna autoridad se presentó para seguir la evolución del fuego a pesar que la situación del incendio había tomado estado público a través de las redes sociales.

Una sospecha y varios reclamos

“A mí me avisaron a las siete de la tarde (del sábado). El incendio empezó siete menos diez, frente a la entrada de la tranquera de Fanazul. Por lo que me contaron, aparentemente fue una persona en bicicleta. Empezó un fuego chico a la orilla de la ruta y el vecino del campo La Merced, vio que (el presunto pirómano) iba en una bicicleta después de iniciado el fuego; entonces, dio la vuelta, le sacó la foto y ahí el fuego fue cada vez más fuerte, a punto que no podía sofocarlo sin ayuda. Llamó a mi empleado y nosotros llamamos a bomberos (de Azul). Los bomberos tardaron más o menos una hora y empezamos a apagar nosotros las llamas. Estuvimos hasta las 4 de la mañana apagando la parte que está enfrente del parador. Nos fuimos a dormir y, cuando volvimos hoy (por ayer) a las 7 de la mañana, el fuego seguía extendiéndose y retomamos nuestra intervención hasta que, alrededor de las 11, la cosa se puso muy fea. El viento fue cambiando, se hace remolino y el fuego se va para cualquier lado”, expresó Cristina Boubee, dueña del establecimiento Las Oscuras, lindante con La Armonía, donde se centralizó el siniestro.

La productora rural advirtió que la grave situación conoce de un reciente antecedente. “Que en dos semanas tengamos dos incendios es realmente complicado. No hay prevención de ningún tipo y no se hacen contrafuegos en las rutas. Hablan de ‘turismo en Azul’ y no tienen prevención para un incendio. Las banquinas no están limpias. Este es un tema de años que hay que mejorarlo y no lo hacen; evidentemente, nadie quiere mejorar el turismo en Azul porque, si hay algo por lo cual empezar, es por la limpieza de las banquinas y por el arreglo de las rutas”, agregó.

La capacitación de bomberos

Un bombero que combate de incendios forestales debe tener un adiestramiento especial, más allá del necesario conocimiento que posea de la zona donde actúa. “Vela siempre ha sido como dotación de bomberos excelente. Son la dependencia que tiene más gente con cursos hechos. Son bomberos de verdad porque la gente que vino cuando llamamos por el incendio anterior carecía de elementos esenciales, como mochilas de agua. Hace falta organización en bomberos de Azul. No es culpa de ellos, pero alguien se tiene que ocupar de que las cosas que necesitan para trabajar lleguen a destino. Pasa lo mismo con la Policía; si saben que anda gente prendiendo fuego, tienen que seguirlo y arrestarlo”, aseguró Boubee.

La entrevistada hizo un relato de cómo se actuó junto con otros lugareños cuando se declaró el incendio precedente al de este último fin de semana, el viernes 6 de enero pasado.

“El hecho anterior fue a las 12 del mediodía. La señora estaba sola en el puesto de entrada a Fanazul y nos avisa que se había prendido fuego justo detrás de su casa. La primera parte del siniestro la sofocamos con agua que llevamos con bidones y llegaron los bomberos de Fanazul, por suerte, que nos ayudaron mucho. Terminamos de apagar a la una de la tarde pero cuando se dio vuelta el viento, se volvió a prender todo. Estuvimos trabajando hasta las siete de la tarde. Esa vez, bomberos de Azul vino dos veces”, explicó.

La falta de un control permanente en la zona serrana próxima a la carretera provincial hace que los “pocos dueños de los campos que viven acá, tengamos que estar atentos a lo que pasa en la zona”.

“Es una zona peligrosa hasta para los turistas, porque no avisan que hay víbora yarará y no les ponen carteles que señalicen los peligros. Acá falta una organización turística importante. Estas sierras las declararon hace mucho tiempo como reserva natural pero ¿qué es reserva natural para ellos? ¿Dar un nombre? ¿Poner un cartel? La reserva natural hay que cuidarla y si vos no la cuidás, la reserva natural no existe y esto es campo quemado. Hoy, para mí, no hay acá ningún tipo de reserva”, amplió Boubee.

Parches, no arreglos

No necesitamos que ningún turista ni poblador de la zona nos relate cómo se encuentra el asfalto de la Ruta N° 80, aunque el testimonio de quienes “sufren” el tránsito por esa carretera, es por demás elocuente.

“Si la ruta que te lleva hacia esta zona tan linda está toda rota y se ha gastado muchísima plata en arreglos; si hay presupuestos enormes para la Ruta 80 con partidas de dinero que nunca aparecieron y lo único que tenemos son pozos; y encima no hay balanzas para pesar a los camiones que llevan 40.000 kilos, todo tiene que tener un límite y el turismo no existe si no hay infraestructura”, consideró la productora rural.

“La semana pasada el fuego no llegó al parador (Boca de las Sierras, que administra la Municipalidad) porque estábamos acá con los bomberos de Fanazul. Cierto es que la gente no cuida; los incendios siempre son los fines de semana, justamente cuando la gente viene de paseo”, advirtió.

Mucho por mejorar

La evidente falta de un plan de contingencia por la eventualidad de incendios forestales en la zona de Boca de las Sierras salta de la vista. No se realizan reuniones con otros cuarteles de bomberos de la zona y la forma de acceder a un aprovisionamiento de agua acorde para las autobombas es llegando a la Fábrica de Explosivos, distante unos 8 kilómetros del parador.

“Cuando llamás al cuartel de bomberos de Azul te dicen ‘en este momento no puedo’, ‘dependo de otro’ o ‘somos pocos los que estamos en el turno’. No creo que sea falta de voluntad de la gente sino que faltan cosas en la organización y hay elementos que evidentemente no tienen. No echaría las culpas a los bomberos de Azul sino que acá hace falta una organización general. En Argentina hay regiones donde estos temas están bien organizados pero en Chile, país donde he estado mucho porque tengo un hijo viviendo allí, se produce un incendio y en segundos está la gente con mochilas de agua y botas. Acá no hay mochilas y no saben cómo encarar un fuego forestal; por mejor voluntad que tengan, no están capacitados para actuar”, indicó Boubee.

Consultada acerca de si pudo tomar contacto con alguna autoridad del Municipio, respondió: “Yo le dejé un mensaje, porque lo conozco, a Walter Surget (responsable del área de Recursos Humanos) diciéndole que había un incendio en Boca de las Sierras. Por lo demás estoy sin señal (de telefonía celular) y me dediqué nada más que a apagar el fuego”.

BOMBEROS CIEN POR CIEN “VOLUNTARIOS”

La dotación que arrimó desde el paraje María Ignacia Vela en una breve pausa de la labor realizada en una de las laderas del cerro La Armonía. Primero de la izquierda está el responsable del grupo, oficial ayudante Matías García.NICOLÁS MURCIA

Matías García respondió algunos interrogantes que, siguiendo el sentido común, deberían haber evacuado autoridades de Azul si hubieran estado en el lugar de los hechos pasadas las 14 de ayer, cuando el incendio estaba en plena expansión. En una pausa de la labor realizada en una ladera del cerro La Armonía, el jefe de cuerpo y oficial ayudante del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Vela, accedió a dialogar con este diario. “Llaman al cuartel central nuestro a las 12.30 del mediodía, donde Azul solicitaba colaboración por un incendio de gran magnitud. Cuando llegamos nos encontramos con gran cantidad de fuego y con gran carga de combustible –vegetación de fácil y rápida combustión- en lo que es el cerro (La Armonía). Según lo que dice gente que es vecina, hace horas que está declarado el siniestro; nosotros no tenemos ni idea de eso. Cuando llegamos, de inmediato nos pusimos a trabajar con una dotación de siete hombres y, por lo que nos dice la gente propietaria del campo, no hay otros bomberos trabajando en el lugar”, expresó García.

Cuando se le planteó lo afortunado de pobladores de la zona que pueden contar con ellos, respondió: “Nosotros tenemos para llegar entre 50 y 55 kilómetros, la mayoría de tierra, hasta que empalmamos en Pablo Acosta. Yo sé que bomberos de Azul está complicado, trabajando; Tandil está complicado trabajando; sé que los demás cuarteles voluntarios también tienen trabajo…nos ha tocado un verano bastante complicado a todos”, indicó.

Consideró el informante que las sierras de Azul –las más antiguas del mundo- carecen de una protección acorde con la riqueza de la zona. “Lo conversamos con otros integrantes de la dotación cuando veníamos hacia aquí. No digamos desprotegida, pero nuestra jurisdicción es hasta Arroyo de los Huesos. Desde Vela, tenemos unos 45 kilómetros y este es un incendio forestal. Si este fuera un incendio en viviendas, cualquier dotación que viniera en auxilio, sea de Vela o de Azul, estaría muy lejos del lugar donde se los demanda”, mencionó y agregó: “En estos cerros hay gran cantidad de carga de combustible. Gracias a Dios no ocurren muchos siniestros pero lo cierto es que esta zona queda alejada de cualquiera de los cuarteles que tuviera que llegar a intervenir. Estas son cuestiones que se podrían mejorar”.

Comité de crisis: Situación del EcoAzul

“www.chillar.com.ar” – Premio Caduceo 2016

Situación actual de EcoAzul

25-11-conf-ecoazul-02-foto-lucas-tedesco

Comité de crisis: Situación del EcoAzul

Esta mañana en conferencia de prensa, el comité de crisis que trabaja en las problemáticas vinculadas al EcoAzul ofreció un panorama respecto a la situación actual del predio. Dicho comité conformado por el intendente Hernán Bertellys está integrado por las áreas municipales de Medio Ambiente, Obras y Servicios Públicos, Salud, Defensa Civil, Legal y Técnica, Cooperativas, Recursos Humanos y Control de Gestión.

25-11-conf-ecoazul-01-foto-lucas-tedescoEn principio, el director de Turismo y Medio Ambiente Gustavo Lorusso relató que en relación al fuego que afectó al EcoAzul y provocó humo en sectores de la ciudad, “todo indicaría que fue una cuestión intencional, sobre todo por la proximidad del foco principal que se encuentra a escasos metros del alambrado perimetral”.

            “De todas maneras, habrá que aguardar los peritajes de Bomberos para determinar con certeza si las causas son fortuitas -producto de la combustión espontánea que suele producirse debido a las altas temperaturas que hay bajo las superficies y por el gas metano que producen los residuos- o intencionales”-indicó.

            Más adelante, Lorusso subrayó que “lo que está sucediendo hoy tiene que ver con la emergencia que ocurre ante este atentado que no solo sufre EcoAzul y no solo el municipio, sino que lo sufre todo la comunidad porque es un atentado a la salud de 65 mil vecinos”.

            Respecto al fuego que al momento de la conferencia de prensa no había podido ser extinguido, el funcionario municipal señaló que “apagarlo es un trabajo complejo que requiere de muchas horas de máquina, de muchísimos litros y litros de agua. Ahora con la colaboración de Servicios Públicos vamos a poder dotar al cuerpo de Bomberos de un camión cisterna para que tengan agua de manera continua y no necesiten salir del predio para poder seguir bajando la temperatura debajo de la superficie. Esto es lo más complejo quizá porque lo importante acá no es dejar de ver las llamas sino ver lo que sucede por abajo”.

            En tanto, el Director anunció que para evitar cualquier tipo de vandalismo sobre el predio se reforzará la presencia policial en el lugar. Para ello se mantuvieron contactos con Patrulla Rural y habrá agentes las 24 horas del día.

            “Solamente personal autorizado, designado por Recursos Humanos y los encargados del EcoAzul, debidamente autorizado podrá acceder al predio”-añadió.

Herencia deficiente

            Asimismo, Lorusso adelantó que continúan las gestiones junto al Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) para encontrar una solución a la problemática ambiental, “la cual se efectivizará a partir de la remediación del predio y la colocación de una celda de disposición final con vida útil de 4 años. En ese paquete de trabajo se limitará cuáles son las necesidades para operar este relleno que ya no va a necesitar trabajar en dos frentes como ahora, que trabajamos para sanear los kilos de basura dispuestos a cielo abierto por la última gestión y además, seguimos recibiendo las 60 toneladas diarias que se generan en Azul”. 

            Además, el funcionario resaltó que “desafortunadamente tenemos una herencia muy deficiente que no solo tiene que ver con la mala gestión del gobierno anterior, sino que es un relleno que se encuentra mal ubicado, a solo un kilómetro del casco urbano; además de inviable está afectando las napas subterráneas. El simple hecho de haber colocado a EcoAzul a un kilómetro del casco urbano está mal, por más bien que se hubiera operado”.

            Finalmente, manifestó que “en el largo plazo se trabajará para que EcoAzul se cierre por completo y se trabaje en forma conjunta, en el mejor de los casos, con Olavarría para colocar un relleno sanitario y no afectar a vecinos de la región”.

Aspectos legales

            Por su parte, el subsecretario Legal y Técnico Roberto Dávila indicó que “en principio no hay una presentación de particular damnificado, la investigación penal recién comienza. Lo que quiero destacar es que desde el 8 de noviembre hay iniciadas actuaciones administrativas internas por instrucción del Intendente que preocupado por esto, nos pide que investiguemos las posibles causas tanto de estos sucesos como de los anteriores”.

            “En esas investigaciones lo que el comité ha determinado es que los incendios no tiene que ver con la manipulación que el municipio está haciendo de los residuos, todo lo contrario, se ha ido saneando la situación -incluso con la intervención de la OPDS-, de no ser esto así podría ser mucho peor”-describió.

Cuidados de salud

            Por último, el secretario de Salud y Desarrollo Social Rodolfo Juárez explicó que “el humo producto de la quema de basura es perjudicial para la salud y el medio ambiente, por ello son necesarias las acciones de promoción y prevención de los daños y disminuir el riesgo para la población que está cerca de la emisión de estos gases”.

            “Este humo tiene acciones directas inmediatas que pueden ser sobre las conjuntivas y vías respiratorias y agravamiento de situaciones de salud de asma o cardíacos”-refirió.

            En este marco, enfatizó que “estamos implementando acciones con los trabajadores que están en el sector, actualizando sus calendarios de vacunación y realizaremos un diagnóstico de la situación de salud del área más cercana al foco de incendio”.

            Como recomendaciones en general para los vecinos comentó que es necesario cerrar el ambiente en el que se permanece y mantenerse dentro hasta la disipación del humo.

capsulas-pc


anunciate01_PCh

Nuestros Sponsors

Chillar Maderas-BricoWood

Moringa Oleifera

CEAL

CLAPo

BricoWoodCuadros

Concejo Deliberante de Azul

102.7 FM Radio Ilusiones

Clasificados Chillar

El basural Eco Azul después del incendio

UNA PROBLEMÁTICA QUE SIGUE INTACTA

El basural después del incendio

13112016_06foto-4

El incendio del basural fue controlado una semana después de iniciado. Los rastros del desastre quedan y vuelven, cada día, más caótica la situación.

El miércoles 2 un incendio de importantes proporciones se desató en EcoAzul, el basural a cielo abierto que tiene Azul. Pero no fue hasta el domingo 6 por la tarde que se empezó a sentir en la ciudad, cuando el viento cambió y trajo hacia la zona urbana mucho humo y fuertes olores que hicieron el ambiente irrespirable. Ayer, el humo continuaba y, si bien se controló el incendio, el estado seguía siendo calamitoso.

13112016_03recuadro

El incendio que el miércoles 2 de noviembre se desató en el basural a cielo abierto fue controlado una semana después. Si bien en los primeros días no se informó lo que sucedía, el domingo 6 ya no pudo ocultarse la situación. Es que el humo y un fuerte olor nauseabundo invadieron la ciudad como consecuencia del cambio en la dirección del viento. También fue peligroso circular por la Ruta 3 en esos días, ya que la visibilidad se volvió escasa.

Y así, una vez más se puso en evidencia el calamitoso estado del basural. Aún no se sabe si fue un incendio intencional o natural -producto de la temperatura o vaya uno a saber qué-, pero lo que sí se sabe es que si los residuos se hubiesen manejado como corresponde, nada de esto estaría ocurriendo.

En ese contexto, lejanas, muy lejanas, parecen las promesas del intendente Hernán Bertellys, que si bien es cierto que recibió el basural en condiciones caóticas -producto de la inoperancia en la gestión de su antecesor José Inza-, también es cierto que en repetidas oportunidades se comprometió a trabajar para superar el desastre ambiental.

Ayer por la tarde, en una recorrida fotográfica que realizó este diario pudieron verse máquinas trabajando, intentando apagar los pequeños focos que aún quedan. Máquinas que tuvieron que contratar a un privado local porque el municipio no cuenta con los elementos necesarios para hacer frente a este tipo de contingencias. Al menos esa fue la explicación que se dio desde el Ejecutivo. Lo cierto es que, más allá de cualquier justificación que se pretenda dar, es injustificable que el basural siga en el estado en el que está, con las repercusiones que esto conlleva en la salud de la población.

 

DECLARACIONES DE UN FUNCIONARIO

Desde la comuna, el que salió a hablar fue el encargado de la planta EcoAzul, Ricardo Diorio, quien en diálogo con este diario el miércoles pasado reconoció que la situación los desbordó y, a su vez, justificó de alguna manera lo sucedido por no contar con las herramientas necesarias.

– “La situación ahora la tenemos controlada”, lo dijo el miércoles por la tarde.

– “Esto nos pasó por no tener las máquinas adecuadas. Con la pala que tenemos en EcoAzul hicimos todo lo que pudimos”.

– “El domingo nos cambió el viento y estuvimos con los muchachos de la planta trabajando hasta pasada la medianoche. Con lo que teníamos, hicimos lo que pudimos. Nos desbordó la situación”.

– “Estamos colapsados pero al menos ya lo tenemos controlado”.

– “Fueron muchos años de desidia y estos son los resultados”.

– “Tenemos el compromiso del Ejecutivo de darnos las herramientas necesarias. Las intenciones están”.

– “El tema está en que las 60 toneladas de basura entran todos los días”.


13112016_05-inspeccion

ANTECEDENTES

Por mencionar sólo las últimas intimaciones que tuvo la Municipalidad de Azul por el estado del basural, ya en mayo de 2015 -durante la gestión de José Inza- el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) hizo una inspección en EcoAzul y los resultados fueron contundentes: intimó al municipio para que presente un plan de cierre y saneamiento del relleno.

Entre otras cuestiones, marcó que se estaban arrojando residuos sin control y sin protección, que las celdas no tenían membrana, que había acumulación agua, que los caminos internos estaban en muy mal estado, y detectaron focos de fuego y gran cantidad de vectores.

Esto sucedió en mayo, sin embargo los responsables del OPDS no volvieron a la ciudad para comprobar si algo había cambiado ni exigieron al gobierno de aquel entonces el plan que le había requerido.

En ese marco, la situación del basural siguió agravándose.

Pero la desidia no terminó ahí. Meses después, en octubre de 2015, en medio de un conflicto gremial que mantuvo a EcoAzul sin actividad y cerrado a la entrada de camiones, la gestión Inza no tuvo mejor idea que tirar los residuos generados en la ciudad en dos predios que encontró “al paso”. Primero los arrojó nada menos que en un terreno destinado a la Escuela Agraria -concretamente donde se proyectaba construir el apiario de esa institución, evidenciando además un total desprecio a la educación ya que es despreciable que un municipio arroje los desperdicios de la ciudad en una escuela-. Posteriormente, en menos de 24 horas y ante el repudio generalizado que esa acción generó, abrió otro basural a cielo abierto al elegir un nuevo terreno donde tirar los desperdicios: el del ex aeródromo Teniente Origone, cercano a dos barrios y próximo al frigorífico. Azul fue así una ciudad récord: tenía tres basurales a cielo abierto.

A principios de noviembre de ese mismo año, una nota que el entonces secretario General del SOEMPA, Rubén Rodríguez, dio a este diario hablando de la caótica y preocupante situación generada con la disposición de la basura en EcoAzul, generó que la Fiscalía General Departamental decidiera comenzar con una investigación de oficio “ante la posible comisión de cualquier tipo de delito. Además de lo que tiene que ver con lo específicamente ambiental, se investiga también todo aquello otro que pueda estar relacionado con el incumplimiento de los deberes de funcionario público” de quienes formaban parte de la gestión Inza. Las actuaciones recayeron en la titular de la UFI 2, Laura Margaretic.

En ese marco, la fiscal y policías provinciales especialistas en cuestiones ambientales recorrieron todos los predios usados como basural y tomaron muestras para la realización de pericias. Pasados los meses, los informes no fueron dados a conocer.

Con un poco de atraso, en enero de 2016 inspectores del OPDS volvieron a hacerse presentes en EcoAzul y en los otros dos predios usados por Inza como basurales, a partir de la denuncia de oficio de la Fiscalía General Departamental sobre presuntas irregularidades en la disposición de residuos.

Si bien prefirieron no brindar declaraciones, los funcionarios provinciales ratificaron extraoficialmente que el estado del lugar era “caótico” y elaboraron un informe obligando al municipio -ya estaba la gestión Bertellys- a cumplir determinadas disposiciones, como el saneamiento de los terrenos.

La última vez que llegó una delegación del OPDS fue en febrero, donde constataron los avances en la limpieza de los predios del ex aeródromo y de la Escuela Agraria, pero aparentemente nada se dijo -o al menos no lo dieron a conocer públicamente- del terreno del ex relleno sanitario.

Y las consecuencias están a la vista. El miércoles 2 de este mes un nuevo incendio avanzó sobre el basural, que no fue notorio hasta el domingo por la tarde cuando el viento cambió y la ciudad se vio invadida por humo y fuertes olores dejando al descubierto, una vez más, las consecuencias del pésimo manejo de los residuos.

Un último dato que no debe pasar desapercibido: la causa penal que inició la Fiscalía General Departamental está parada porque no está definida la competencia. Ni la justicia provincial ni la federal quieren hacerse cargo del tema…

13112016_03humo

PROYECTOS, ANUNCIOS Y PROMESAS

El relleno sanitario siempre fue un blanco atractivo para múltiples promesas, algunos anuncios y ciertos proyectos que no se llevaron adelante.

Sin ir más lejos, en julio de 2015 cuando Hernán Bertellys era precandidato a intendente, organizó la presentación de un proyecto de financiación para EcoAzul.

En aquella oportunidad se habló de “sanear el basural, dejar de tener el basural a cielo abierto y trabajar en una planta moderna de tratamientos de residuos”.

El proyecto hacía eje en el saneamiento, en el tratamiento y la distribución final de los residuos sólidos urbanos, y “en el comportamiento higiénico de la población”.

Teniendo en cuenta que Azul produce aproximadamente 60.000 kilos de basura diaria, la planta diseñada para el manejo de la basura tendría una vida útil de entre 10 y 20 años. Con la obra planeada, esa cantidad de desperdicios iba a salir del “circuito nocivo de permanente daño al medio ambiente” y, según prometían, “a lo largo del tiempo, el agua y el aire serán de mejor calidad”…

Viniendo más acá en el tiempo, en su discurso de apertura de sesiones del Concejo Deliberante el 4 de abril de este año, Bertellys marcaba que respecto a EcoAzul iba a trabajar para “evitar su clausura y poder así continuar recibiendo alrededor de 60 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos”. Ese día añadía que “la situación continúa siendo delicada debido al enorme impacto ambiental generado durante los últimos tres años”, impacto que sigue generándose al día de hoy.

Hablaba además de la posibilidad de, con el adecuado manejo de los residuos, instalar una planta de biogas y producir fertilizantes en el basural a cielo abierto.

Otra. En mayo de este año, Bertellys se reunió con el senador Alfonso Coll Areco -presidente de la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Cámara de Senadores de la Provincia- con quien habló sobre el saneamiento del EcoAzul y las necesidades ambientales del distrito.

“Vamos avanzando para lograr el anunciado saneamiento de nuestro EcoAzul y la construcción de la planta nueva”, dijo en ese entonces el jefe comunal, para agregar luego que “estudios del OPDS nos dan que podríamos estar utilizando un 40% de las 19 hectáreas que tenemos para crear nuevas celdas y mientras ir haciendo el saneamiento de las ya afectadas que están contaminando”. Sin embargo, al día de hoy ni se saneó ni se hicieron nuevas celadas. Al contrario, la basura sigue tirándose anárquicamente en cualquier rincón libre que encuentran.

Una más. El 12 de agosto pasado el Intendente firmaba con el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) un convenio de cooperación por medio del cual el municipio adopta y arbitra acciones dirigidas a promover una Gestión Integral de sus Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) y la erradicación de basurales a cielo abierto.

Hasta ahora, nada de esto ha ocurrido…