Archivo de la etiqueta: dirigentes radicales

Dirigentes radicales debatieron cómo aportar soluciones que pueda implementar el gobernante frente Cambiemos

Los presidentes de comités radicales de la región se dieron cita en el local sito en Burgos 711, donde coincidieron con la presencia de dirigentes de la ciudad y una amplia zona de influencia.

REUNIÓN DE COMITÉS SECCIONALES EN AZUL

Dirigentes radicales debatieron cómo aportar soluciones que pueda implementar el gobernante frente Cambiemos

La reunión, que se llevó a cabo el sábado con el arribo de presidentes de los comités de la Séptima Sección Electoral en la sede partidaria de Burgos 711, contó también con la presencia del presidente del comité provincia Ricardo Alfonsín y de la diputada provincial Alejandra Lordén. “El propósito de este recorrido es ver cómo podemos desde la Unión Cívica Radical podemos aportar a las decisiones que hay que tomar a nivel provincial y nacional respecto de los problemas que todos queremos resolver”, afirmó el ex diputado nacional e hijo del fallecido presidente de la Nación. 

Los presidentes de comités radicales de la región se dieron cita en el local sito en Burgos 711, donde coincidieron con la presencia de dirigentes de la ciudad y una amplia zona de influencia.

Con el propósito de avanzar con la conformación del Comité Seccional, dirigentes de la Unión Cívica Radical de los distritos que conforman la Séptima Sección se reunieron el pasado sábado en esta ciudad y generaron un interesante debate sobre cómo aportarle posibles soluciones al gobernante frente Cambiemos, del cual el centenario partido forma parte. La reunión, que se inició alrededor de las 11 con el arribo de los presidentes de los comités de una amplia región, contó con la participación del presidente del comité provincia de la UCR, Ricardo Alfonsín, y de la diputada provincial Alejandra Lordén.

Ni bien llegó al comité local del radicalismo, sito en Burgos 711, el ex diputado nacional se prestó junto con la legisladora oriunda de Saladillo al diálogo con los medios de prensa locales, siendo presentados formalmente por el presidente del comité anfitrión, Rodolfo Álvarez Prat. El dirigente azuleño destacó la presencia “de una importante cantidad de militantes” que llegaron al local partidario, cediéndole la palabra al hijo del fallecido presidente de la Nación.

Alfonsín, luego de agradecer “la invitación para estar presente en el encuentro seccional de la Séptima”, resaltó la importancia de la conformación de los comités seccionales pese a no estar el país ante la inminencia de un acto electoral.

“Hay que pensar que la carta orgánica dice que para los tiempos electorales las secciones deben organizar comités seccionales. Más allá de eso queremos conversar, quienes nos dedicamos a la política, lo que son los problemas de la sociedad. Recorro permanentemente y siempre digo que no es la convención del comité provincia el único lugar para debatir. Hay que debatir en cada uno de los distritos y no podemos pedirle a los distintos presidentes que vayan al comité de la provincia cada vez que quieren discutir alguna cosa. Por eso trato de facilitar estos encuentros. No puedo estar en todos los distritos, que son muchos en la provincia de Buenos Aires, pero en la medida que puedo lo hago. De acá me voy para Tigre para realizar un encuentro también con dirigentes del partido”, comenzó diciendo el dirigente.

Agregó que “el propósito de este recorrido es ver cómo desde la Unión Cívica Radical podemos aportar a las decisiones que hay que tomar a nivel provincial y nacional respecto de los problemas que todos queremos resolver. Nos hemos encontrado con una Argentina muy compleja que necesita de la colaboración de todos para poder superar esta coyuntura”.

La relación con el PRO

Consultado Alfonsín sobre cuál es la relación con el PRO, señaló: “Tenemos una buena relación y me refiero al orden nacional. En la provincia tenemos a nuestro vicegobernador y las cosas son distintas. Cambiemos es un frente que reúne tradiciones políticas diferentes y diversas y esto es exhibido como un  valor que nos ha diferenciado del resto de las fuerzas en algo positivo. Estos días fueron destinados a dedicarse a la urgencia, pero tenemos que crear un espacio donde se puedan discutir las distintas posiciones que pudieran existir y saldar las diferencias y sintetizar esas diferencias hacia adentro de Cambiemos”.

“Y después –agregó- hay que discutir con el resto de las fuerzas políticas porque nadie tiene mayoría, y eso es bueno para la república. Me parece que es bueno porque necesitamos consensos. La sociedad ha sido inteligente en no darle mayoría a nadie”.

“La provincia estuvo muy mal administrada”

Cuando se lo interrogó respecto del “mensaje” que para la gestión de María Eugenia Vidal fue la triple fuga de la cárcel de General Alvear, Alfonsín dejó en claro su visión negativa respecto del concepto que tiene sobre lo que fue la administración sciolista en el territorio bonaerense.

“La provincia de Buenos Aires lamentablemente estuvo muy mal administrada. Ojalá pudiera decir yo otra cosa. Lo digo como ciudadano, no como miembro de un partido. Además creo que la última administración es más responsable que las anteriores -que tampoco fueron buenas- porque en los últimos años la economía creció mucho, con tasas muy altas. Y cuando crece la economía, crece también la recaudación. Incluso la tasa de recaudación crece a tasas superiores que la tasa a la que crece la economía. Es decir que hubo mucha plata, en el Estado nacional y en el Estado provincial. Mucho más plata que la que hubo en otros gobiernos, como por ejemplo en el gobierno que tuvo en sus manos el doctor (Alejandro) Armendáriz. Y cuando uno tiene plata es más fácil encarar transformaciones importantes. Sin embargo vemos lo que ocurre con el sistema penitenciario, lo que ocurre con la justicia, lo que ocurre con la seguridad, lo que ocurre con la educación. No estoy hablando de cuestiones menores sino de cuestiones muy importantes. Lo que ocurre en infraestructura social. Vemos que no estamos mejor que hace diez años y en algunas de estas cuestiones hemos retrocedido. Es una gran tarea que requiere del esfuerzo de todos la que hay que encarar por delante. Cuando más comprometidos estemos todas las fuerzas políticas, antes vamos a resolver estos problemas”, enfatizó.

El panorama del 10 de diciembre

Tras recordársele que el gobierno de Vidal enfrenta varios conflictos con distintos gremios estatales, Alfonsín pidió “comprensión” en especial “a quienes son responsables de la situación que encontramos el 10 de diciembre”.

“Cualquiera sea el juicio que uno tenga acerca del kirchnerismo lo cierto es que el 10 de diciembre nos encontramos con un país con un déficit de 7 puntos del PBI (Producto Bruto Interno); es muy grande ese déficit y no lo podemos financiar con impuestos porque la presión tributaria es muy alta. Nos encontramos además con una economía estancada de punta a punta del 2007 al 2012. Esto se vivió con un proceso inflacionario creciente, no teníamos reservas suficientes y son importantes las reservas porque muchos de los productos que se fabrican en Argentina necesitan de insumos importados y a esos insumos no los podemos pagar con pesos. No teníamos acceso al crédito y nos encontramos con un dólar atrasado”, explicó.

El presidente del comité provincia de la UCR consideró que, cualquier otro partido que hubiera ganado en las elecciones del último mes del año pasado, hubiera tomado medidas similares a las que implementó Cambiemos.

“Había que ordenar la macroeconomía. De lo contrario iba a ser imposible recuperar el crecimiento y, con el crecimiento, la distribución de la riqueza. Frente a esta Argentina del 10 de diciembre había dos posibilidades; una seguir haciendo lo que se había hecho hasta entonces. Si esa era la actitud del actual gobierno, nos hubiera ocurrido algo parecido a lo que nos ocurrió en el 2001 cuando no quisimos salir de la convertibilidad y se terminó generando esa crisis económica y social que todos recordamos. La otra alternativa era hacer modificaciones, tratar de corregir la situación macroeconómica y los desequilibrios económicos y en este sentido el recetario tampoco era muy amplio. Cualquiera, con diferencias de grado probablemente pero no de naturaleza, hubiera hecho más o menos las mismas cosas que se están haciendo”, amplió.

Trabajar por lo que viene

En la conferencia de prensa, Alfonsín planteó la importancia de estar atentos a lo que viene en materia de medidas que el frente gobernante vaya a implementar. “Tenemos que estar muy atentos a lo que se hace a partir de ahora; a partir de que la economía se haya normalizado, cuáles son las políticas que se aplican para generar crecimiento, qué tipo de crecimiento tenemos, cómo vamos a distribuir el ingreso, cuál va a ser el sistema tributario. Ahora sí, cuando se normalice la economía, pueden existir mayores márgenes para la discrepancia”, indicó.

Lejos de entrar en polémicas internas propias del radicalismo –se dice, filas adentro, que tanto Daniel Salvador como Posse quieren desplazarlo de la presidencia del comité provincia-, el ex diputado nacional priorizó el debate por las cuestiones que son de interés común de la población por las estrictamente partidarias. “El que habla de esas cosas no comprende que el horno ‘no está para bollos’. No creo que la gente vaya corriendo a los quioscos para comprar el diario para ver qué pasa en la interna radical. En todo caso, la gente busca el diario, la televisión o la radio para ver qué es lo que pasa con los problemas que están padeciendo y cómo se resuelven. Creo que deberíamos nosotros dedicar toda la energía a actuar como fuente de ideas, de propuestas en Cambiemos para que se apliquen desde el gobierno. Fortaleciendo el partido, fortalecemos Cambiemos. Nos alejaría de la sociedad discutir cosas que solamente le interesa a los radicales. Recorro mucho los distritos y esta es la convicción que existe en todos los dirigentes”, afirmó.

“El frente necesita del radicalismo”

Alejandra Lordén, en tanto, inició su diálogo con los medios agradeciendo la invitación de Álvarez Prat y la participación de Ricardo Alfonsín en la mesa de discusión que se desarrolló el sábado pasado, hasta cerca de las 16 horas.

“De lo que tenemos que hablar hoy es debatir sobre nuestra provincia primero y en nuestro partido tener una unión no de palabra sino de hecho. Como decía Ricardo (Alfonsín), no está el horno para bollos; no hay posibilidades de pensar en nuestros lineamientos internos sino de un partido fortalecido que le va a venir bien al partido radical, pero sobre todo a Cambiemos”, dijo la diputada provincial, que agregó: “Este frente necesita del radicalismo, estamos a cuatro meses donde la idea de un bloque de legisladores único que tuvo María Eugenia Vidal fue un acierto”.

“Creo que hemos podido lograr entendernos, trabajar juntos; falta más impregnancia del radicalismo en la toma de decisiones, en la discusión y por supuesto en los lugares de poder dentro del frente, pero vamos por eso. Y la única manera de ir por eso es con un partido unido, trabajando en la calle, en territorio, y esta es una manera de empezar, conociendo lo que opinan los vecinos, los afiliados y los presidentes de cada comité. Esto es un inicio a todo lo que se venga”, concluyó la legisladora saladillense.

EL DATO

Al término del encuentro para la conformación del comité seccional, cerca de la hora 16, EL TIEMPO conversó nuevamente y por separado con Ricardo Alfonsín y Alejandra Lordén, y con el ex Consejero General de Educación Carlos Cebey, actual presidente del Foro de Consejeros Escolares Radicales de la Provincia. Las notas con la legisladora y con Cebey serán publicadas en próximas ediciones.

ENTREVISTA CON EL TIEMPO

“Cuando no hay discusión, hay riesgo de desfragmentación”

“Tenemos que lograr que el partido recupere representatividad”, afirmó el presidente del comité provincia de la UCR. NACHO CORREA

“Tenemos que lograr que el partido recupere representatividad”, afirmó el presidente del comité provincia de la UCR. NACHO CORREA

Al término del encuentro con dirigentes de la Séptima Sección, EL TIEMPO volvió a consultar a solas a Ricardo Alfonsín, quien inicialmente dejó sus impresiones respecto del cónclave del que participó antes de partir raudamente hacia Tigre.

-¿Se va conforme luego del debate que se desarrolló?

-Yo no sé si todos los partidos políticos discuten como discutimos nosotros. En este caso en Azul, con todos los dirigentes de la Séptima Sección Electoral, pero lo hacemos también en otras secciones. Somos un partido que tiene sus estatutos, sus comités, sus presidentes, su concejales; hay cuerpos diferentes a lo largo y ancho de la provincia con los que nos reunimos y generamos estas discusiones como las de hoy, con un muy buen debate, por lo cual me voy muy agradecido con el presidente de Azul, Rodolfo (Álvarez Prat), de que me haya invitado. Esto mismo lo venimos haciendo en la Primera, la Tercera, la Quinta y seguimos. De acá me voy a un debate en Tigre. Vamos a discutir en tierras de Massa con los radicales acerca de qué nos está ocurriendo a los argentinos, de lo que nos puede ocurrir; de lo que nos ocurre a los radicales, y lo que nos puede ocurrir. Tanto una como otra cosa depende de lo que hagamos los argentinos en primer caso, y los radicales en el segundo.

“Para mí fue muy interesante la intervención de la diputada (Alejandra) Lordén, que hablaba de la necesidad que el partido pueda modificar el peso relativo que tiene hacia adentro de Cambiemos para influir en las decisiones con el propósito de que a Cambiemos le vaya mejor, y eso depende de nosotros. Hay cosas que nosotros no le podemos pedir al PRO que haga por nosotros. Nosotros somos los que tenemos que lograr que el partido recupere representatividad. Eso se logra a partir de una militancia que tiene que ser masiva en lo social, con presencia en todos aquellos aspectos sociales en que creamos que debemos estar presente; con presencia en instituciones intermedias y en las ONGs, haciendo programas o diarios por internet para hablar de la política nacional o provincial, de lo cultural, de lo social, haciendo una militancia muy distinta a la que hacíamos. Eso nos permitirá ganar representatividad y, en la medida que ganemos representatividad, vamos a poder influir más en Cambiemos”, agregó.

-¿El frente está lo suficientemente maduro como para poder generar ámbitos de discusión sin que eso derive en una desfragmentación del espacio que la UCR conforma junto con otros partidos?.

-Al revés. Yo creo que, cuando no hay discusión, hay riesgo de desfragmentación. Cuando se crean los espacios para las discusiones y a partir de eso esas diferencias se salven o se sinteticen, no hay riesgo de desfragmentación. Cuando se ahoga la posibilidad de que se exprese la discrepancia, ahí sí se generan problemas. Esto no va a pasar en Cambiemos porque hay un compromiso de todos los partidos, también del Pro, de generar esos ámbitos de discusión. Sobre todo hablo a nivel nacional, porque en la provincia tenemos a nuestro vicegobernador y ahí las posibilidades de intercambiar ideas son mucho mayores.

-Es una suerte de “convivencia matrimonial” que debe evitar caer en “exabruptos políticos”, como los que suele tener “Lilita” Carrió…

-(Risas). Bueno, el asunto que esas diferencias tienen que procesarse; tienen que habilitarse de manera responsable, de manera prudunte, de manera inteligente y sin pretender sacar ventajas. Es Cambiemos el que tiene que fortalecerse a partir de las diferencias. Las diferencias de Cambiemos son un valor, cuidémosla. Si la va mal a Cambiemos le va a ir mal a los argentinos y le digo a los amigos del Frente para la Victoria que piensan que si a Cambiemos le fuera mal ellos volverían a tener chances de gobernar la argentina, para mí se equivocan. Si a Cambiemos le fuera mal, la sociedad le echaría la culpa a Cambiemos y al Frente para la Victoria. No sé quiénes serían los emergentes en este caso, pero ellos seguro que no. Por los argentinos, pensemos que nos vaya bien a todos.

-¿Qué opinión le merece la marcha de los gremios que se realizó la semana pasada?

-Algunos de los sindicatos que estuvieron presentes están representados por hombres que se tendrían que haber dado cuenta de la situación grave que se estaba generando en la Argentina y que iba a terminar perjudicando a los sectores que viven de un salario, de las jubilaciones o de los planes sociales. No creo que no se hayan dado cuenta. Me parece que hubo una disciplina mal entendida. Creían que tenían que defender al gobierno aún cuando el gobierno cometiera errores y los terminara pagando la gente. Hay algunos que están enfrentando al gobierno actual y yo creo que podrían haber tenido un poco más de paciencia…hace cuatro meses, los problemas son muy serios y no se pueden resolver de un día para el otro. Es cierto que tampoco se deberían intentar arreglar los problemas de la empresa de un día para el otro; el esfuerzo debe ser equitativo y esto es, tal vez, lo que falta. Se ha instalado por una política inteligente de comunicación del adversario político la idea de que se han tomado decisiones que benefician a los ricos y que no se han tomado decisiones a los que viven de un salario, de un plan social o de una jubilación. Las cosas no son así pero hay que hacer algo para que quede claro que no es así. Y hay que pedirle un esfuerzo a los empresarios, sobre todo a los grandes empresarios para que no abusen de los precios. No se han comportado de manera responsable y sobre todo solidaria, y se callaron bastante con el gobierno anterior para que no despidieran gente. Sería bueno un esfuerzo patriótico por parte de ellos, que aparte son los que mejor están, por lo menos hasta que se normalice la situación.

-¿Falta maduración de una democracia como la nuestra?

-No creo que nuestras sociedades sean más o menos maduras que las sociedades de Brasil, de Chile, de Uruguay o de Paraguay. Los que hacen la diferencia son los partidos políticos, la dirigencia política. Cuando nos han confundido a nosotros con la república no es porque haya un pueblo diferente del brasilero que es menos sensible frente a los atropellos de las instituciones. En Argentina la Unión Cívica Radical es uno de los pocos partidos que tiene incorporada en su identidad la idea republicana. Para nosotros las instituciones y la república no son retórica de una campaña electoral. Hicimos revolución por la república, por la Constitución, por los derechos. Así nacimos los radicales.

TRABAJAR PARA CERRAR “LA GRIETA”

“Estoy muy preocupado por lo que se llama ‘la grieta’. Esto no se hace de un día para el otro, requiere tiempo. Me parece que desde algunos medios de comunicación, o mejor dicho algunos periodistas, hacen un esfuerzo por lo contrario. A los mismos periodistas que criticaban o que se manifestaban preocupados por lo que estaba ocurriendo hace uno o dos años con este tema de ‘la grieta’ y cómo se creaban antagonismos que parecían irreversibles en Argentina, hoy los veo azuzados. Tienen que ser responsables porque los escuchan millones de personas. Hay que ser conscientes de los riesgos que implica eso. Me parece muy grave que se siga profundizando esa grieta y la política, por supuesto, tiene la principal responsabilidad. Oficialistas y opositores tenemos que trabajar para enviar señales a la sociedad que entiende que somos capaces de procesar nuestras diferencias de a poco, sin agredirnos, sin descalificar al que piensa distinto. En política, tenés que hacer lo que sea mejor para el país, y tratar de pacificar es lo mejor para el país”, enfatizó Ricardo Alfonsín en la nota con este diario.