Archivo de la etiqueta: abigeato

Incautaron cortes vacunos en Chillar

Diario El Tiempo, 10-05-2019

Incautaron cortes  de  vacunos en Chillar

Tres hombres fueron notificados por la Policía de la formación de una causa penal relacionada con un caso de abigeato, después de que efectivos de seguridad incautaran varios cortes vacunos en una vivienda situada en la localidad de Chillar, informaron voceros ligados a la investigación penal que se está llevando adelante.

Incautaron cortes vacunos en Chillar

La causa iniciada por este hecho se está sustanciando desde la Ayudantía Fiscal especializada en Delitos Rurales que depende de la UFI 13, Fiscalía que en los Tribunales de Azul está a cargo de Javier Barda.

Incautaron cortes vacunos en Chillar En el marco de tareas conjuntas llevadas a cabo por policías de la Subcomisaría de Chillar, del Comando de Prevención Rural de Azul y del de Benito Juárez, durante el miércoles que pasó los referidos cortes cárnicos fueron incautados en una vivienda situada en la vecina localidad.

Ese día, un inmueble situado en la Calle 15 de Chillar fue el lugar al que los efectivos policiales concurrieron para, contando con la anuencia de su morador, secuestrar del interior de un freezer varios cortes de un vacuno que recientemente había sido carneado de manera clandestina.

Hasta ese domicilio los investigadores llegaron luego de que en sede policial se recibiera un llamado telefónico anónimo donde se informaba que un sujeto que vive en ese lugar “había comprado cortes cárnicos de procedencia ilícita”, señalaron fuentes policiales.

Las averiguaciones llevadas a cabo permitieron determinar que dos varones, ambos mayores de edad, habían sido los encargados de trasladar hasta esa vivienda esos cortes vacunos que la Policía incautó.

También se pudo establecer, una vez identificadas ambas personas, que trabajan en sendos establecimientos rurales ubicados en el Partido de Benito Juárez.

Los policías concurrieron a esos dos campos, donde de diferentes declaraciones testimoniales colectadas establecieron que los cortes vacunos incautados en esa ya mencionada vivienda de Chillar pertenecían a un animal que había sido carneado en un establecimiento rural llamado “El Coraje”.

Dicho campo está situado en el Cuartel VIII de Benito Juárez y es propiedad de la firma comercial “La Neve Francisco”.

El encargado de ese establecimiento rural, llamado Diego Raúl Romero, había sido el denunciante de la sustracción del vacuno.

Uno de los tres implicados en esta causa penal, según se informó, trabaja en el campo donde el animal había sido sustraído.

Finalmente se informó que los tres hombres que figuran implicados en esta causa penal que se está tramitando tienen -respectivamente- 38; 39 y 34 años de edad

Otro detenido en Chillar por un caso de abigeato 

Brico Block bannerAYER LO INDAGARON

Otro detenido en Chillar por un caso de abigeato

Le imputan la coautoría de las sustracciones de dos vacunos, hecho que se produjera el pasado martes en un establecimiento rural ubicado sobre la Ruta Nacional número 3. Al otro acusado lo habían aprehendido el mismo día de sucedido el ilícito, cuando personal policial recuperó los novillos en una chacra de la vecina localidad.

Por las sustracciones de dos novillos hay otro acusado, que había sido detenido el pasado miércoles en Chillar.
SUBCOMISARÍA DE CHILLAR/PBA

Un hombre implicado en un caso de abigeato ocurrido en Chillar el pasado martes fue indagado ayer en los Tribunales de Azul, después de que un día antes había sido detenido por la Policía en la vecina localidad.

De acuerdo con lo informado, está acusado de ser uno de los coautores de las sustracciones de dos vacunos de un campo que está situado sobre la Ruta Nacional número 3, a la altura del kilómetro 359, animales que le pertenecen a un productor agropecuario azuleño.

Después de que el mismo día de denunciado el ilícito policías de la Subcomisaria de Chillar aprehendieran en la vecina localidad a uno de los acusados de cometer ese hecho y en una chacra de su propiedad fueran recuperados los novillos sustraídos horas antes en el campo, anteayer fue detenido el otro imputado que tiene este ilícito.

Voceros policiales y judiciales lo identificaron como Jesús Eduardo Ibaceta, que tiene 50 años de edad y vive en el mismo establecimiento rural donde los vacunos habían sido sustraídos.

Detenido

A pedido de la fiscalía que interviene en la causa penal que se iniciara, la UFI 13 que en los Tribunales de Azul está a cargo de Javier Barda, y contando con una orden firmada por Federico Barberena, titular del Juzgado de Garantías número 2, Ibaceta había sido detenido el pasado miércoles en horas de la noche en Chillar.

La medida cautelar la hicieron efectivas policías de la subcomisaría con sede en la vecina localidad, ante diferentes elementos que en principio lo señalan como el que facilitó, desde ese campo donde se domicilia, el ingreso del otro acusado para después llevar a cabo las sustracciones de los novillos.

Ayer Ibaceta había sido traído a sede judicial para ser indagado, en el marco de la causa penal que se está instruyendo por lo sucedido y está caratulada como abigeato simple.

Según señalaron a este diario fuentes judiciales, el hombre no declaró durante esa indagatoria que se llevó a cabo en horas de la mañana en la sede del Palacio de Justicia local.

Dos novillos

Tanto al hombre que se negó a declarar ayer como al que fuera aprehendido en Chillar el martes pasado, identificado por la Policía como Jorge Luis Gaitán y de 59 años de edad, los acusan de ser los coautores de las sustracciones de dos novillos, un ilícito ocurrido el pasado martes.

Los animales, raza Aberdeen Angus, estaban en un campo situado en el kilómetro 359 de la Ruta 3, en jurisdicción de la vecina localidad.

La Policía había informado que damnificado por las sustracciones de los novillos había resultado un productor agropecuario azuleño llamado Alfredo Oscar Rodríguez.

Después de que el martes que pasó los animales fueran hallados en una chacra donde se domicilia Gaitán y ese hombre fuera aprehendido, ambos vacunos fueron entregados al productor agropecuario azuleño dueño de los mismos, que acreditó la propiedad de los novillos “por medio de documentación y de un testigo”, según había informado la Policía.

Para trasladar los animales desde el campo hasta el lugar donde luego fueron hallados, esa ya mencionada chacra ubicada en la vecina localidad sobre la calle Moreno, habrían sido utilizadas una camioneta Ford F 100 y un cargador de hacienda que son propiedad del primero de los hombres que fue arrestado por este caso de abigeato.

Tanto la camioneta como el cargador fueron incautados por la Policía en esa chacra donde los animales fueron recuperados, cuando se hiciera efectiva la aprehensión de Gaitán durante horas de la tarde noche del martes que pasó.

Para ese entonces, al ser revisados, a ambos vacunos les habían sido cortadas sus marcas en las orejas, se había informado también desde la Subcomisaría perteneciente a la Policía de la Provincia y que tiene sede en Chillar.

Gaitán fue traído a los Tribunales de Azul el pasado miércoles para ser indagado. Y a diferencia de lo que ayer sucedió en la indagatoria con el otro acusado que tiene ahora esta causa, el hombre había declarado, según dijeron ayer voceros allegados a la instrucción de ese expediente penal.

El dato

Tanto Ibaceta como Gaitán permanecían hasta ayer privados de la libertad en la sede de la Subcomisaría de Chillar perteneciente a la Policía de la Provincia.

Trabajadores “infieles” le faenaron un capón a su empleadora

FUERON DEMORADOS POR LA POLICÍA

Trabajadores “infieles” le faenaron un capón a su empleadora

El procedimiento estuvo a cargo de personal del Comando de Prevención Rural de Azul y surgió a instancias del llamado de la damnificada, quien aportó algunos datos que permitieron encaminar la investigación. Los efectivos llegaron hasta la quinta donde el animal sacrificado había sido guardado en un freezer. Hubo dos personas demoradas. 

La camioneta Peugeot que fue requisada por el personal del Comando de Prevención Rural de Azul durante el operativo realizado en una quinta de esta ciudad. CPR AZUL
La camioneta Peugeot que fue requisada por el personal del Comando de Prevención Rural de Azul durante el operativo realizado en una quinta de esta ciudad. CPR AZUL

Dos hombres fueron demorados por la Policía imputados de cometer un hecho de abigeato en el establecimiento “La Isabel”, cuartel décimo primero del Partido de Azul. Lo curioso del caso es que, según informó la Coordinación Zonal de Seguridad Rural, los dos individuos señalados como autores de ese ilícito serían empleados de la propietaria de la estancia donde tuvo lugar el hurto.

El procedimiento a cargo de personal del Comando de Prevención Rural de esta ciudad comenzó con la recepción del llamado telefónico de la dueña del campo donde se dio alguna precisión respecto de la comisión del delito.

En momentos que los efectivos de la Patrulla Rural arribaron al establecimiento junto con personal de la Policía Científica, a partir de averiguaciones practicadas y declaraciones testimoniales obtenidas “se pudo establecer que los empleados del campo habían faenado un ovino sin permiso alguno de la propietaria del campo”, se informó en un comunicado de prensa.

Los investigadores determinaron que los responsables del hurto habían llegado al lugar en sendas camionetas, marcas Toyota Hilux de color bordo y Peugeot 504 blanca, pudiéndose establecer que el animal faenado había sido trasladado a una quinta que está en calle General Paz entre Comercio e Industria de Azul.

Se comisionó a personal del CPR Azul que se dirigió a la quinta en cuestión y, el llegar, vieron salir una camioneta Toyota Hilux bordó, por lo que procedieron a interceptarla y a identificar a su conductor, Fernando José Caldentey. Al encontrarse en sus prendas de vestir manchas de sangre, el sujeto fue demorado y el vehículo secuestrado.

Acto seguido los efectivos policiales ingresaron en la quinta, donde estaba detenida una camioneta Peugeot 504 blanca, siendo atendidos por Juan María Turón, propietario del lugar.

De la revisión que se hizo de las dependencias del inmueble, en una despensa y en el interior de un frezzer, el personal del CPR halló el capón que había sido faenado. Por tales motivos también resultó demorado Turón y se procedió al decomiso del ovino, de 25 kilogramos “limpio”, y de la camioneta Peugeot, previa realización de levantamientos de rastros por parte de Policía Científica.

En el sumario que se inició por “abigeato” interviene la Unidad Funcional de Instrucción N° 13, a cargo del Dr. Javier  Barda.

TAMBIÉN INTERVINO EL CPR AZUL

Ayer, voceros de la Coordinación Zonal de Seguridad Rural suministraron algún detalle más en torno de la clausura de un predio sito en Avenida 25 de Mayo Norte de esta ciudad, hecho sobre el que este diario informó en su edición del domingo a partir de un comunicado de prensa emanado de la Municipalidad. Por ese hecho, hubo actuaciones por infracción al artículo 127 de la ordenanza municipal 98/84 y a la ley 24.449.

Según se indicó el operativo se llevó a cabo el viernes 23, cuando personal del CPR Azul y agentes de Control Urbano e Inspección General de la comuna, le iniciaron un expediente a Pedro Carballo, de 31 años, propietario del predio inspeccionado, “donde funcionaba un depósito de piedras sin contar con la correspondiente habilitación”.

En el lugar, precisó la fuente, se secuestró una pala mecánica cargadora vial marca Liugong y, previamente, fue interceptado un camión Iveco 180E33, propiedad de Carballo y conducido por Alejandro Layús, que llevaba una carga de piedras que había realizado en el terreno en cuestión.

El informe policial señaló que, durante trayecto a la balanza, el conductor del camión “liberó parte de la carga en la banquina de Avenida Mujica”, aunque, para ese entonces, al pesaje el rodado se hallaba excedido en 3.400 kgrs. Se le dio intervención al Juzgado de Faltas municipal, no sin antes dosificar la carga del rodado hasta llegar al máximo permitido por ley.

FRUSTRADA CAZA

CPR AZUL

El sábado, en circunstancias que personal del CPR Azul recorría la zona rural a la altura del kilómetro 251 de la Ruta Nacional 226, interceptó una camioneta Ford F-100 gris y roja, en cuya caja eran transportados cuatro perros raza Dogo, que comúnmente son utilizados para la caza de chanchos salvajes. Previa identificación de los tripulantes, Maximiliano Gastón Bratanich eIsmael Ramón Rojo, fue requisado el interior de la camioneta. De esa inspección se logró el secuestro de siete cuchillos y dos chairas y, oculta detrás del respaldar del asiento, de una escopeta calibre 14, marca Centauro, propiedad de Rojo, quien carecía al momento del procedimiento de documentación que habilite legalmente la tenencia del arma de fuego.

Del cacheo de Rojo se incautaron dos cartuchos intactos calibre 32 y un teléfono celular; mientras que de la requisa de Bratanich, informó la policía, se halló una bolsa de nylon transparente conteniendo “cogollos” de marihuana, dos teléfonos celulares y un envoltorio con casi 8.000 pesos en billetes de distinta denominación.

Junto con el secuestro de la camioneta, el personal del CPR hizo efectiva la aprehensión de los dos individuos, acusados de infracción a la ley 23.737 (drogas) y al artículo 189 bis del Código Penal (tenencia o portación de arma de fuego), con intervención de la Fiscal Laura Margaretic.

Una vez en la sede del Comando de Prevención Rural local, se hizo presente personal de la Delegación de Drogas Ilícitas para realizar un test orientativo de la sustancia recogida, dando resultado “positivo para marihuana” en una cantidad de 16,72 gramos.

Además, por los datos recabados en el área de Informática de la Policía se constató que Bratanich registraba orden de captura activa del 20 de mayo de 2004, en una causa por hurto que tramita la justicia de Trenque Lauquen.

Nuevo caso de Abigeato en Chillar, faenaron 6 novillos

EN LAS PRIMERAS HORAS DE AYER

Una nueva carneada en un campo que está en Chillar: esta vez, faenaron seis novillos

El establecimiento rural donde ocurrió este episodio delictivo está ubicado entre los partidos de Azul y Benito Juárez. Aprovechando que no había nadie, los delincuentes faenaron los vacunos en un galpón, lugar al que los iban trasladando en la caja de lo que sería una camioneta desde los potreros donde los mataron a tiros. Hasta mayo de este año, el productor damnificado por estos ilícitos llevaba contabilizados un total de doce vacunos faenados en ese campo que arrienda. Desde ayer, a esas carneadas ilegales se sumaron seis novillos más, valuados en su totalidad en alrededor de 55.000 pesos.

Un policía observa los restos de los vacunos faenados. Los carnearon en un galpón del campo escenario de este nuevo caso de abigeato.
SILVIA PARRA/AGENCIA CHILLAR
Un policía observa los restos de los vacunos faenados. Los carnearon en un galpón del campo escenario de este nuevo caso de abigeato. SILVIA PARRA/AGENCIA CHILLAR

Hasta fines de mayo de este año, ocasión en la cual le habían carneado dos terneros, en el establecimiento rural que arrienda -situado en jurisdicción de Chillar, entre los partidos de Azul y Benito Juárez- Juan José Munarris llevaba contabilizados un total de doce animales faenados en forma clandestina.

Pero el caso de abigeato más reciente que lo tuvo como damnificado, y que el propio productor agropecuario chillarense de 55 años descubrió ayer por la tarde, superó por lejos a todos los hechos que habían sucedido hasta el momento en ese campo que alquila: llamado “La Morena” y situado a la altura del kilómetro 274 de la Ruta Nacional número 3.

En una misma noche, autores hasta el momento ignorados le faenaron a Munarris -entre novillos en su mayoría Careta y algunos raza Aberdeen Angus- un total de seis vacunos, ocasionándole así un perjuicio económico cercano a los 55.000 pesos.

“Esto lo descubrí hoy a eso de las dos de la tarde”, contó ayer el productor agropecuario, lo cual derivó en que instantes más tarde efectivos policiales de diferentes dependencias de la zona se hicieran presentes en el campo y comenzaran así con las primeras averiguaciones para dar con los autores de estas carneadas clandestinas.

“Seguramente fue durante la madrugada que carnearon los novillos. Pero esta vez, aprovechando que en el campo no hay casero y sólo tengo un hombre que viene de día, se tomaron su tiempo para faenarlos”, indicó también Munarris.

Todos los vacunos fueron muertos a tiros en los potreros donde estaban. Y después, desde los corrales, los abigeos los fueron trasladando en la caja de lo que sería una camioneta hasta un galpón que está en ese mismo establecimiento rural, el lugar donde los faenaron para después llevarse los principales cortes.

“Los tipos tuvieron tiempo hasta para lavar la camioneta en la que andaban”, señaló también el productor agropecuario, después de que al llegar al establecimiento rural encontró, “todos amontonados en un rincón del galpón”, a los cueros, las cabezas y las vísceras de esos novillos que fueron faenados.

A diferencia de los hechos anteriores, esta vez los delincuentes ingresaron al campo por una puerta trasera que da a un camino rural de tierra.

“Cortaron la cadena del tranquerón y así ingresaron esta vez. En ese camino la Policía encontró huellas de un rodado ancho, las mismas que aparecieron también en los potreros desde donde después llevaron a los animales al galpón para carnearlos, luego de que a todos los mataron a tiros”, contó el damnificado por este nuevo caso de abigeato ayer a la tarde en diálogo con EL TIEMPO.

Tal como sucedió en ocasiones anteriores, una vez descubierto el hecho personal policial se hizo presente en el campo para comenzar con las averiguaciones tendientes a dar con los autores de este nuevo caso de abigeato que se produce en “La Morena”.

La ubicación del campo sigue siendo todo un problema en cuanto a lo que tiene que ver con la competencia. Eso se debe a que parte de esas trescientas hectáreas de extensión que el establecimiento rural posee están en el Partido de Benito Juárez. El resto, en el Partido de Azul.

Y a causa de esa situación, siempre se plantea entre la Policía una cuestión de competencia para determinar qué dependencia de seguridad termina interviniendo en cada uno de estos casos de abigeato que se registran en ese campo.

“Los policías de la Patrulla Rural de Azul se portaron re bien cuando vinieron. Y los de Juárez, cuando estuvieron en el campo, les dijeron que la competencia era de ellos, de los de Azul. Vinieron policías de todos lados, hasta de Tedín Uriburu. Pero después es como que nadie se quiere adjudicar el caso, algo que yo la verdad no entiendo, porque en realidad tendrían que laburar todos juntos”, contó Juan José Munarris.

A modo de síntesis, el productor oriundo de Chillar concluyó que para él toda esta situación que se plantea con la sucesión de carneadas en ese campo que alquila sigue siendo “un verdadero dolor de cabeza”.

“Pero ahora -dijo finalmente, teniendo en cuenta que le carnearon seis animales- fue una barbaridad lo que hicieron. Esta vez fue una masacre. Antes me iban robando de a uno o de a dos, pero nunca tantos como ahora”.

El dato

Teniendo en cuenta la cantidad de animales faenados y el modo en que lo hicieron, Munarris sostuvo que los delincuentes estuvieron “entre tres y cuatro horas en el establecimiento rural” carneando esos vacunos que pesaban, cada uno de ellos, entre 280 y 300 kilos.