Los detalles de los procesamientos de Inza, Mujica y Requelme

El ex intendente José Inza fue procesado el viernes por incumplimiento de los deberes de funcionario público, cuatro hechos “en concurso real”.  ARCHIVO/EL TIEMPO

LOS TRES CITADOS A INDAGATORIA

Los detalles de los procesamientos de Inza, Mujica y Requelme

El ex Intendente y sus dos funcionarios fueron acusados por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. En ese marco y bajo esa calificación, deberán presentarse mañana ante el fiscal Javier Barda. En esta nota, los fundamentos que llevaron al titular de la Fiscalía de Delitos Especiales a procesar a José Inza, Daniel Mujica y Néstor Requelme. 

Néstor Requelme fue el primer secretario de Economía y Finanzas de Inza. Renunció a ese cargo luego del escándalo por una licitación. ARCHIVO/EL TIEMPO
Néstor Requelme fue el primer secretario de Economía y Finanzas de Inza. Renunció a ese cargo luego del escándalo por una licitación. ARCHIVO/EL TIEMPO

 

Mañana, el ex intendente José Inza y quienes fueron sus secretarios de Economía y Finanzas, Néstor Requelme y Daniel Mujica, deberán presentarse ante la justicia luego de que el fiscal Javier Barda -titular de la Fiscalía de Delitos Especiales- los procesara por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público por presuntas maniobras defraudatorias en el uso de fondos públicos.

En el caso del ex jefe comunal, está acusado por cuatro hechos “en concurso real”; mientras que Mujica lo está en dos, también “en concurso real”, y Requelme por uno.

EL TIEMPO tuvo acceso ayer al auto de procesamiento donde se detalla cada uno de los hechos que llevarán a los tres ex funcionarios municipales frente al fiscal, quien ante las pruebas recolectadas durante la instrucción del sumario encontró elementos necesarios para acusarlos.

En la causa por lo que después fue la fallida privatización del cobro de tasas municipales vencidas, el funcionario judicial entendió que Inza se “excedió en sus facultades” y violó distintas normativas.

En lo que hace a los sobresueldos pagados a algunos de sus funcionarios, sostuvo que los otorgó “de manera infundada” y que provocó “un ilegal retraimiento de los fondos públicos municipales”.

Daniel Mujica, secretario de Economía y Finanzas de la gestión Inza, fue procesado por el fiscal Javier Barda por dos hechos “en concurso real”. ARCHIVO/EL TIEMPO

Sobre la denuncia por la falta de pago a los proveedores del Hospital Pintos, otro de los hechos por los que Inza y Mujica están acusados, el fiscal entendió que pusieron en riesgo la salud de la comunidad.

El último hecho se relaciona con el libramiento de cheques de pago diferido que hicieron ambos funcionarios a pesar de las observaciones y advertencias sobre la violación a distintas normativas.

Después de que estas cuatro denuncias estuvieran radicadas en otras fiscalías de Azul, se decidió que los expedientes pasaran a la orbita de la fiscalía a cargo de Barda, que ahora resolvió formular las imputaciones que involucran al ex Intendente y sus dos funcionarios de Economía y Finanzas.

Una licitación a favor de TIP S.A.

Aquella tristemente famosa licitación del cobro de tasas municipales vencidas que favoreció a una empresa llamada TIP S.A. por un monto superior a los 102.000.000 de pesos, es uno de los hechos por el que el ex Intendente fue procesado el viernes por el  fiscal Javier Barda.

Cabe recordar que por iniciativa del entonces secretario de Economía y Finanzas del municipio, Néstor Requelme, y por orden del intendente José Inza, se llamó a licitación pública para el relevamiento, determinación, liquidación, cobro, recobro y seguimiento extrajudicial a los responsables de distintos tributos; como así también para hacer gestiones de cobro sobre la tasa urbana, la tasa por Inspección de Seguridad e Higiene, Patentes de Rodados y la tasa por Conservación de la Red Vial Municipal.

En ese marco, se presentaron dos oferentes: Tercerización Ingresos Públicos S.A. (TIP S.A.) y Colltax S.A.

En este punto, el fiscal sostiene en el auto de procesamiento al que este diario tuvo acceso, que Requelme “manejó de manera personal y con reserva el expediente” y que, en ese marco, aceptó como oferente a la empresa Colltax pese a que “no reunía los requisitos legales para ser tomada como tal”.

Esa fue una de las tantas irregularidades del proceso licitatorio llevado adelante desde el municipio, que indefectiblemente llevó a otra anomalía. Es que de acuerdo a lo que establece la Ley Orgánica de las Municipalidades, cuando en una licitación hay una única oferta debe darse intervención al Concejo Deliberante. Pero esto no pasó porque dio como válida las dos ofertas y porque “confeccionó e hizo suscribir con engaño a los restantes miembros de la Comisión Evaluadora, la sugerencia respecto al otorgamiento a la empresa TIP S.A. de la mencionada licitación”, advierte.

Todo siguió su curso y el 10 de octubre de 2012 Inza excedido en sus facultades”, “en violación a distintas normativas y pese a las recomendaciones que desde la Subsecretaría Legal y Técnica le hicieron, adjudicó la licitación pública Nº 2/2012 a la firma TIP S.A., y al día siguiente firmó el contrato.

“Al tomar repercusión pública lo acontecido”, el 6 de noviembre el ex Intendente suscribió con los responsables de la empresa la rescisión del contrato de mutuo acuerdo.

Por este hecho mañana deberán presentarse a indagatoria José Inza y Néstor Requelme, aunque de éste último se desconoce su paradero desde que el ex Intendente le pidiera la renuncia y se fuera de Azul envuelto en el escándalo.

Los sobresueldos

Otro de los hechos que tuvo una importante repercusión pública fue el pago de sobresueldos a algunos de sus funcionarios políticos.

El 22 de mayo y el 19 de septiembre de 2012 Inza firmó una serie de decretos otorgando de manera infundada sueldos superiores a aquellos que correspondían legalmente”, ya que modificó la cantidad de módulos salariales previstos y aprobados por el Legislativo local para cada cargo.

Además, para el fiscal Barda, el ex jefe comunal omitió intencionalmente su tratamientoposterior por parte del Concejo Deliberante.

En el auto de procesamiento, puntualiza quiénes fueron los funcionarios que cobraron: el subsecretario de Legal y Técnica Emanuel Barrionuevo, el director de Recursos Humanos Sebastián Cañibano, el subsecretario de Comunicación Daniel Puga, el director de Sistemas Informáticos Diego Evangelista, el director de Auditoria y Control de Gestión Lucio Egyptien, y la subsecretaria General y de Modernización Laura Kolman, por un total de 122.474,95 pesos.

El fiscal remarca que esas sumas fueron indebidamente percibidas por los funcionarios provocando un ilegal retraimiento de los fondos públicos municipales.

En junio y en agosto de 2013, luego que el hecho tomase repercusión pública, Inza derogó algunos de los decretos y a los otros los suspendió, pero el cobro ya se había hecho efectivo.

Por este caso, sólo está imputado el ex Intendente del Frente para la Victoria.

Cheques de pago diferido

En noviembre de 2015, el Ejecutivo encabezado por José Inza debía pagar a la empresa Transporte Malvinas S.R.L., exactamente 3.109.977,32 pesos por los servicios de Recolección y Barrido correspondiente al período de septiembre de ese año.

Por esto, el 16 de noviembre de 2015, el entonces secretario de Hacienda Daniel Mujica ordenó a la tesorera municipal Belén Duba que librase cheques de pago diferido con fecha 25 de diciembre de ese año, “fecha posterior a la finalización del mandato del Ejecutivo municipal -que terminaba el 10 de diciembre- y sin contar con fondos suficientes para afrontar el pago”.

Al tomar conocimiento de la orden dada por Mujica, la contadora General del municipio, Adriana Guedes, hizo la observación correspondiente -a la que después adhirió la tesorera-, poniendo de manifiesto el incumplimiento a ley de presupuesto que en uno de sus artículos establece que los cheques de pago diferido no pueden exceder, en ningún caso, la fecha de finalización del mandato del Ejecutivo Municipal; y también a una resolución del Tribunal de Cuentas de la provincia que se expide en el mismo sentido.

Sin embargo, pese a las observaciones y advertencias, “Inza insistió ordenando el libramiento de los cheques de pago diferido, los cuales fueron firmados por Duba y Mujica”, sostiene el fiscal en el auto de procesamiento al que este diario tuvo acceso.

Se trata de 17 cheques diferidos. Por este hecho, mañana deberán presentarse a indagatoria Inza y Mujica.

El Hospital y la falta de insumos

Por otra parte, para el fiscal Javier Barda tanto José Inza como Daniel Mujica “omitieron de manera deliberada” el pago a los distintos proveedores de insumos y servicios del Hospital Municipal “Dr. Ángel Pintos” durante todo 2015, aunque con mayor incremento desde agosto de ese año hasta la finalización del mandato el 10 de diciembre.

Así, con las pruebas recolectadas a lo largo de la instrucción del sumario, para el funcionario judicial el ex Intendente y su secretario de Economía y Finanzas incumplieron los deberes a su cargo y violaron distintos artículos de la Ley Orgánica de las Municipalidades “pese a los constantes reclamos y presentaciones efectuados por los distintos proveedores y por la directora del Hospital, Dra. María del Carmen Ruiz”.

La falta de pago se dio particularmente con la Asociación de Anestesiología del Centro de la Provincia de Buenos Aires, Air Liquide Argentina S.A., Néstor Luis Serrón, Imágenes Tandil S.A., Trieco S.A., Gematec S.R.L., Open Trade S.A., Radiografía Tandil, Mastra S.R.L.. También con los doctores Ricardo Pagliere, Mario Agosta, Pedro Domínguez, Jorge Mario Besaron y Adriana Sandra de la Canal; y además con proveedores de insumos de cocina, entre otros tantos.

Para el fiscal está demostrado que el incumplimiento reiterado del pago a los proveedores “provocó que restringieran y/o cortaran la provisión de insumos o servicios con la consecuente limitación y/o falta de prestación de distintos servicios fundamentales de salud del Hospital”.

Y en ese marco, menciona en su resolución que ante la falta de insumos no se proveían prótesis, tampoco había oxígeno, se podían hacer radiografías panorámicas, resonancias magnéticas o hemogramas.

También, ante la falta de insumos de cocina, tuvieron que reemplazarse las dietas de los pacientes por otras no siempre adecuadas para las patologías que presentaban.

Al momento de procesar a Inza por este hecho, no olvida mencionar que la falta de pago llevó a la acumulación de residuos patogénicos en algunos sectores del Hospital “con el consecuente riesgo potencial sanitario” y hace especial hincapié en las prácticas de anestesias “las que se fueron restringiendo en número y tipo de intervenciones” y quedaron limitadas a partir del 12 de noviembre a aquellas intervenciones con riesgo de vida inminente para los habitantes del Partido de Azul o a aquellos que se internaban producto de algún accidente, todo ello con el consecuente perjuicio a los pacientes afectados y el potencial riesgo a la comunidad local en general frente a la limitación y/o ausencia de prestaciones básicas de la salud.

Por este hecho fueron citados a indagatoria tanto Inza como Mujica, quienes mañana deberán presentarse en Tribunales acusados de los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público. Requelme también, pero hasta ayer no había podido ser notificado ya que no se conoce su paradero.

SOBRESUELDOS Y FUNCIONARIOS

José Inza deberá presentarse a indagatoria mañana por, entre otros temas, “otorgar de manera infundada” sobresueldos a funcionarios de su gestión.

En el auto de procesamiento, el fiscal Javier Barda acredita que fueron seis funcionarios y puntualiza en cada uno de ellos.

Emanuel Barrionuevo -subsecretario de Legal y Técnica- percibió en demasía de mayo de 2012 a mayo de 2013, 33.886,63 pesos.

Aníbal Daniel Puga -subsecretario de Comunicación- cobró de más de septiembre de 2012 a julio de 2013, 30.561,27 pesos.

María Laura Kolman -subsecretaria General y de Modernización- percibió en demasía 24.494,21 entre septiembre de 2012 y mayo de 2013.

Sebastián Cañibano -director de Recursos Humanos- cobró de más entre mayo de 2012 y abril de 2013, exactamente 11.558,27 pesos.

Diego José Evangelista -director de Sistemas Informáticos- percibió 11.458,54 pesos de más entre septiembre de 2012 y julio de 2013.

Lucio Esteban Egyptien -director de Auditoria y Control de Gestión- de septiembre de 2012 a julio de 2013 cobró en demasía 10.516,33 pesos.

De estos seis funcionarios que para el fiscal cobraron “indebidamente”, “provocando un ilegal retraimiento de fondos públicos municipales”, Egyptien fue el único que luego de que el tema se conociera públicamente y se convirtiera en un nuevo escándalo de la gestión Inza, devolvió dinero.

INZA Y EL HOSPITAL 

El hecho por el que fue procesado José Inza relacionado a la falta de pago a los proveedores de insumos y servicios del Hospital Pintos, adquiere una notable gravedad si se tiene en cuenta el relato de los hechos que el fiscal Javier Barda hizo en el auto de procesamiento al que este diario tuvo acceso.

En ese marco, resulta hasta paradójico que en septiembre de este año el ex Intendente haya iniciado una demanda contra la Municipalidad de Azul para que se le restituyera el cargo de médico cardiólogo de planta permanente del centro de salud comunal, luego de que el Ejecutivo lo diera de baja como tal por “abandono” de su puesto de trabajo.

Presentaciones contra presentaciones, lo concreto es que el 24 de octubre pasado Inza volvió al Hospital favorecido por una resolución judicial del Juzgado Contencioso Administrativo que obligó al municipio a reincorporarlo en su plantel.

Ahora, mañana deberá ir a la indagatoria a la que fue citado -aunque puede negarse a declarar- para explicar por qué no pagó a los proveedores del que es su actual lugar de trabajo, y puso en “potencial riesgo a la comunidad” limitando o cortando las prestaciones básicas de la salud, según consta en el auto de procesamiento.

 

Entradas relacionadas

Tagged As: , , , , , ,

No comments yet... Be the first to leave a reply!

A %d blogueros les gusta esto: