Hugo Herrera asegura que habrá estrictos controles en el tránsito local, y a toda hora

“www.chillar.com.ar” – Premio Caduceo 2016 < – > Arbol de la Vida*

ENTREVISTA CON EL DIRECTOR DE SEGURIDAD, CONTROL URBANO, MONITOREO Y DEFENSA CIVIL

Hugo Herrera asegura que habrá estrictos controles en el tránsito local, y a toda hora

Además, el flamante funcionario del gabinete de Hernán Bertellys habló de la conformación de una mesa de trabajo conjunta con las fuerzas de seguridad con representación en Azul y de realizar una labor conjunta para avanzar en la mejora de distintas cuestiones que son propias de su área. 
Hugo Herrera pasó a ser el responsable de los operativos de tránsito en la ciudad. Con el encuentro mototurístico de Semana Santa, el flamante funcionario del equipo de Bertellys tuvo su “bautismo” de fuego. NICOLÁS MURCIA
Hugo Herrera pasó a ser el responsable de los operativos de tránsito en la ciudad. Con el encuentro mototurístico de Semana Santa, el flamante funcionario del equipo de Bertellys tuvo su “bautismo” de fuego. NICOLÁS MURCIA

Hugo Herrera es, desde hace menos de una semana, el flamante director de Seguridad, Control Urbano (Tránsito), Monitoreo y Defensa Civil. El flamante integrante del gabinete de Hernán Bertellys tuvo su “bautismo” de fuego cuando, entre el jueves y el domingo pasado, tuvo que estar al frente del control vehicular durante el encuentro mototurístico de Semana Santa. Entre las cinco áreas que tiene a su cargo, Herrera quedó al frente de la supervisión de la confección y expendio de carnets de conducir, a lo cual se le agregó – a su propio pedido- la coordinación de Defensa Civil, una materia que el nombrado maneja y en la cual se ha especializado a lo largo de los últimos tres años, según indicó en una entrevista que ayer le realizó EL TIEMPO.

Herrera dijo que tiene nueve inspectores para los operativos de tránsito –admitió que necesitaría contar con el doble de personal- algunos de los cuales se encuentran de licencia con carpeta médica.

Entre otras consideraciones que hizo en la nota, el funcionario sostuvo que tiene planeado acotar la actual sede de Control Urbano, en la Avenida Mitre casi Lavalle, a las oficinas del Centro de Monitoreo, Policía Local y los dos juzgados de Faltas. La idea es trasladar el resto de las dependencias –incluyendo la subsecretaría de Protección Ciudadana a otro edificio-.

Indicó Herrera que tiene previsto en el corto plazo reunirse con autoridades de Gendarmería para solicitar más personal para la sede que la fuerza tiene en esta ciudad, así como para requerir controles de sobrecarga de piedra en camiones que transitan por el cruce de las rutas 3 y 226. En el mismo sentido piensa solicitarle colaboración al Corredor Vial 1, que cuenta con básculas públicas en los puestos de peaje. Asimismo, el ambicioso plan del director apunta a firmar un convenio con la Facultad de Derecho de la UNICEN para poder resolver, mediante comunitaria, determinados conflictos para evitar llegar a la confección de multas.

Básicamente, el funcionario dijo que pretende instaurar un trabajo en conjunto y en equipo con otras áreas de la comuna y las fuerzas de seguridad.

No obstante, aclaró de antemano que “picadas van a seguir habiendo; el tema es bajar la cantidad. Lo mismo los caños de escape libre”.

Además anticipó que espera poder armar el área de Defensa Civil municipal con recursos que hoy no tienen. De hecho, esa dependencia carece de movilidad y otros recursos de primera necesidad imprescindibles para poder intervenir en casos de emergencia o eventos climáticos. En cuanto a lo primero, aclaró que Santiago Hourcade, quien está afectado a DC, está gestionando el reacondicionamiento de una camioneta en desuso.

Labor con la Policía Local

Respecto del trabajo con la Policía Local, Herrera resaltó el compromiso del titular de la dependencia y advirtió que el personal de calle contará con todo el apoyo que requiera cuando se labre una infracción y el trabajo esté comprendido dentro del marco legal vigente.

“Tanto a los inspectores como a la Policía Local les pedí que toda infracción que labren, siempre y cuando estén dentro de la norma vigente y que no haya errores ni animosidad manifiesta contra la persona, van a contar con mi apoyo irrestricto. Tengo que hablar con el Juez de Faltas para pedirle el mayor castigo posible para todos aquellos motociclistas que pusieron en peligro a inspectores y personal policial”, dijo en alusión a los incidentes ocurridos el fin de semana en los alrededores del camping municipal, donde estaba reunido el grueso de los motoqueros que participó del encuentro número 28.

“Con un galpón que podríamos tener a partir del fin de semana próximo, empezamos a secuestrar como corresponde y van a haber controles de mañana, de tarde y de noche”, advirtió Herrera.

Labor coordinada con todas las fuerzas 

En la nota con este diario, el funcionario destacó que “nosotros no hacemos ni damos seguridad, pero sí hacemos de nexo entre las fuerzas de seguridad y el Ejecutivo. La idea en el corto plazo es formar una mesa de trabajo constituir por Policía Local, Jefatura Distrital, Dirección de Investigaciones, Narcocriminalidad, Camineros, Gendarmería, Policía Federal”.

Aclaró que la Policía Local trabaja de 7 a 23 de lunes a lunes y que, “hasta que no le lleguen los chalecos antibala, no pueden salir de noche”. “Los Policías Locales tienen unas ganas terribles de trabajar. Todos los días vamos a realizar controles, en especial para los motociclistas que ponen en riesgo la vida propia y de terceros. La moto será secuestrada y, para ser reintegrada, deberá tener todo en regla según la ley 24449. De lo contrario no se va a entregar y no me va a interesar que venga un abogado y diga ‘es propiedad privada, usted se la tiene que entregar a su dueño’”, acotó.

Tras mencionar que los controles serán de hora y media, en puestos fijos rotativos con la Policía Local, “que tiene un jefe con un uniforme como primera piel”, y que se procurará priorizar la confección correcta del acta de infracción para evitar nulidades.

En ese sentido advirtió que actualmente “se hacen multas a los que hablan por teléfono celular aun cuando no sean interceptados”, y recalcó que “de los tres tipos de polarizados, dos están prohibidos”.

Hay mucho por hacer

Dentro de lo que resta por hacer, Herrera mencionó la colocación de carteles de señalización vial para estar en condiciones de aplicar las sanciones que amerite el caso.

“Agustín Rodríguez hizo un muy buen trabajo junto con personal de Habilitaciones en talleres para advertir que no se podían hacer modificaciones de fábrica, como los caños de escape libre. Se avanzará con secuestro de elementos que no están en condiciones y estamos en proceso de compactación de 350 motos –cuadros, motores y algunas ruedas-”, agregó.

Herrera, como se mencionó al comienzo de la nota, tuvo una prueba “de fuego” el fin de semana pasado, cuando cerca de 2.000 motos llegaron a la ciudad para participar del encuentro mototurístico. Al margen de los visitantes, moteros locales, de Olavarría y de Tandil, estuvieron aquí generando incidentes. De hecho los “turistas” de las últimas dos ciudades mencionadas, fueron los que mayores disturbios generaron, señaló el entrevistado.

“Se hicieron más de 150 infracciones”, dijo Herrera, quien afirmó que también se realizó el secuestro de estupefacientes.

Acerca del encuentro de motos en sí, el director de Control Urbano señaló que espera poder mejorar condiciones de seguridad, como el caso del puente que unía el camping con el predio de la ex cancha de rugby.

“Si yo sigo estando al frente del área, antes de habilitar van a tener que mejorar algunas cosas. No es simple pero hay que hacer ciertas cosas para prevenir posibles inconvenientes”, explicó.

La impronta de los procedimientos

En otro orden Herrera se refirió a la impronta que pretenderán darle a los operativos de tránsito, con una visión de prevención pero sin dejar de lado la posibilidad de la aplicación de multas.

“La falta del casco es motivo de secuestro. Tenemos a un infractor que en forma permanente evade todo lo que son los controles y que no le importa vivir en comunidad, y tenemos el trabajador que tiene la moto como único vehículo con el cual movilizarse o el ama de casa que lleva a su hijo a la escuela. Una cosa es la madre con un hijo y no la madre con tres hijos. Ahí es donde el inspector tiene la potestad y el raciocinio suficiente como para tomar una decisión correcta”, mencionó.

“Cuando los azuleños van a Olavarría no cometen infracciones y respetan el paso en las rotondas, cosa que acá no hacen. La tecnología nunca va a superar al recurso humano; el ser humano es irreemplazable pero todo el sistema de cámaras de monitoreo va a servir para detectar este tipo de cosas. Yo la directiva que di es que cuando hacemos operativo de tránsito no iniciamos persecución. No nos corresponde. ‘Si no te agarramos hoy, te agarramos mañana o la semana que viene o dentro de dos meses’. Vivimos en una ciudad chica y todos nos conocemos y el sistema de monitoreo va a servir para eso”, señaló.

Agregó: “La normativa es clara. En Azul tenés una ordenanza que estipula que en avenidas podés ir como máximo a 40 kilómetros por hora y por las calles laterales a 20. Superás en un kilómetro la máxima y estás en infracción. Para eso necesito equipamiento y ya estoy haciendo las gestiones del caso para conseguir los elementos. Son caros pero ¿cuánto vale salvar una vida?”.

LA SALIDA DEL CONCEJO

Hugo Herrera aclaró cómo fue su salida del Concejo Deliberante, donde se desempeñó como secretario del cuerpo. “En el Concejo dejé muy buenos compañeros de trabajo. Conocí y trabajé con gente con la cual yo tengo pensamientos políticos totalmente diferentes pero con la cual se podía dialogar. Con el presidente del cuerpo teníamos cuando asumimos ideas políticas distintas y sin embargo nos propusimos trabajar juntos para que Azul pudiera salir del pozo donde se encontraba. Nos fuimos conociendo y resultó ser Pedro Sottile una gran persona a la cual le guardo un respeto muy grande. Él me dio la posibilidad de poder destacarme en algunas cuestiones en el Concejo, permitiéndome ir a un medio o a dar una charla o acompañándolo a él a distintos eventos. Me dio libertad de trabajo, que es fundamental, y así pude integrarme al complejo mundo legislativo donde dos más dos, no es cuatro”, expresó.

El funcionario dijo que hace tiempo que Bertellys quería tenerlo dentro del gabinete.

“En ese momento estábamos en partidos opuestos. Yo había sido designado secretario del Concejo Deliberante, lo que implicaba un cambio importante en mi vida porque pasaba al Legislativo después de haber estado siempre en el Ejecutivo. Cuando Hernán Bertellys pasa a estar debajo del paraguas de Cambiemos, a nosotros nos dolió porque como integrantes del PRO no fuimos consultados por el Ejecutivo provincial, que en definitiva fue el que así lo decidió. Uno vive el duelo pero ese duelo no puede seguir eternamente. Una de las cosas que nos pidió la gobernadora es acompañar a los intendentes de Cambiemos a pesar de que en algún momento éramos adversarios políticos. Es una directiva de nuestra gobernadora, que es nuestra líder y referente política y, por ende, hay que acompañarla. Cuando me ofrecieron el cargo lo hablé inicialmente con mi familia, a cuyos integrantes les advertí que iba a ser muy duro en un comienzo por la fecha de Semana Santa. Y digo duro no sólo por las características de los operativos sino por las muestras de vecinos que son intolerantes ante algunas cuestiones; con justa causa en algunos casos. Esas cuestiones son las que yo tenía que charlar con mi familia, a sabiendas de que iba a haber llamados telefónicos a cualquier hora y demás”, indicó.

“Después –continuó- se lo plantee a los referentes políticos nuestros, que son Guillermo Vieta, ‘Pacha’ Álvarez y Ramiro Ortiz y el grupo que formamos parte de la mesa chica y todos estuvieron de acuerdo con que aceptara el cargo. Finalmente se lo planteamos a las bases del PRO y todos apoyaron para que trabajara en el Ejecutivo, más que es algo de lo que yo conozco. La problemática sigue siendo la misma que en el año 2006. Se lograron algunas cosas. Una política de Estado tiene que perdurar en el tiempo, modificándose a medida que el tiempo va pasando, porque los paradigmas van cambiando. Cuando arrancamos en 2006 nadie usaba cinturón de seguridad; hoy, el 80 por ciento de la ciudadanía usa el cinturón de seguridad. Obviamente que ese es un logro; también es cierto que falta mucho para lograr lo ideal, pero eso lo dará el tiempo y una política de seguridad constante en materia de seguridad constante, sea el gobierno que sea y sea el Intendente que sea. Hay que aplicar la ley como corresponde, nada más”.

capsulas-pc


anunciate01_PCh

Nuestros Sponsors

Chillar Maderas-BricoWood

Moringa Oleifera

CEAL

CLAPo

BricoWoodCuadros

Concejo Deliberante de Azul

102.7 FM Radio Ilusiones
Clasificados Chillar