En Azul, “Hay un abuso impositivo y fiscal a todos los contribuyentes”

 “Quieren aplicar un nuevo impuestazo que carga impositivamente a toda la comunidad, pero que impacta fundamentalmente en los sectores medios, medio bajos y bajos”, indicaron los concejales. JOSÉ BERGER

PRÓXIMOS AUMENTOS DE TASAS

“Hay un abuso impositivo y fiscal a todos los contribuyentes”

Omar Norte y Claudio Molina, concejales del GEN, señalaron que el incremento de la tasa urbana rondará el próximo año entre el 60 y el 80 por ciento. JOSÉ BERGER

Omar Norte y Claudio Molina, concejales del GEN, señalaron que el incremento de la tasa urbana rondará el próximo año entre el 60 y el 80 por ciento. JOSÉ BERGER

Así lo expresaron los concejales Omar Norte y Claudio Molina, al señalar que el aumento de las tasas municipales que prevé el Ejecutivo será de un impacto muy superior al que están informando públicamente. De esta manera, dijeron que la tasa urbana sufriría un incremento de entre el 60 y el 80 por ciento “y no vemos que los servicios que dan hayan mejorado”. En lo que hace a la tasa que pagan los comerciantes, los más pequeños tendrán un aumento del 88 por ciento y los más grandes del 21, en un esquema que consideraron “totalmente regresivo”.

“Un nuevo tarifazo” es lo que se viene en Azul el año próximo, según explicaron los concejales del GEN Omar Norte y Claudio Molina luego de analizar los proyectos de Ordenanzas Impositiva y Fiscal elevadas por el intendente Hernán Bertellys al Concejo Delibernate.

Los ediles marcaron que si bien desde la administración municipal se está informando que el incremento de la tasa urbana en 2017 será del 30 por ciento, en realidad esa cifra es muy superior, ya que hay que sumarle el mismo porcentaje en que se incrementarán las valuaciones fiscales y, además, un ajuste automático del 20 por ciento que el Ejecutivo puede aplicar discrecionalmente a lo largo del año. De esa manera, la suba llegaría al 80 por ciento.

Pero hay más. La tasa de Inspección, Seguridad e Higiene aumentará para la categoría más baja un 88 por ciento, mientras que la más alta -la que más recauda- se incrementará, de acuerdo al proyecto presentado por la gestión, un 21 por ciento. En ese marco, sostuvieron que es un esquema “totalmente regresivo que impacta muchísimo más en los sectores más bajos”.

Criticaron además el hecho que desde el gobierno comunal nadie se haya acercado al Concejo para consensuar estos temas, y aseguraron que desde el Ejecutivo “se intenta imponer sin ningún tipo de diálogo”.

—-

Un 80 por ciento de aumento   

“Se viene una nueva problemática con las tasas”, señalaron los concejales, para luego añadir que “tanto el Intendente como el secretario de Gobierno -Alejandro Vieyra- y el secretario de Hacienda -Agustín Carús- dicen que las tasas van a aumentar un 30 por ciento, pero en realidad no es así. Ni siquiera es lo que proyectan en la Ordenanzas Impositiva y Fiscal”.

En este sentido, explicaron que la tasa por Recolección, Limpieza y Conservación de la Vía Pública tiene tres componentes. El primero está dado por las valuaciones fiscales que fija ARBA, que todos los años ajusta con coeficiente. Para 2017, según lo anunciado por el gobierno de María Eugenia Vidal, el incremento de las valuaciones va a rondar el 30 por ciento.

“Sobre ese porcentaje, el gobierno municipal quiere incorporar otro 30 por ciento en la alícuota -que es otro de los componentes-, es decir que la tasa estaría aumentando hasta ahí un 60 por ciento”.

Pero la cosa no termina ahí. A eso hay que sumarle que la gestión de Bertellys incorporó en el proyecto una cláusula gatillo -es decir, un ajuste automático- “para que, cuando lo crea conveniente, discrecionalmente el Ejecutivo aumente un 20 por ciento adicional durante el año”, advirtieron, sin dejar de recordar que “venimos este año de un aumento de la tasa urbana del 90 por ciento en promedio” ya que a algunos contribuyentes les llegó una suba de hasta el 300 por ciento.

De esta manera, si se aprueba el proyecto como lo envío la administración municipal, el aumento de la tasa urbana el año próximo sería del 80 por ciento. Si no se aplica la cláusula gatillo -que se contempla no sólo para la tasa urbana sino para todas-  igual como mínimo vamos a tener un 60 por ciento de aumento, que es muchísimo”.

—-

“Un nuevo tarifazo”   

Paralelamente, Norte y Molina apuntaron que “la tasa tiene la particularidad de que es la contraprestación de un servicio. Ya transcurrió un año de la gestión de Bertellys y la verdad es que no vemos que la contraprestación de ese servicio haya mejorado”.

En ese marco, puntualizaron que “las calles de tierra están en la misma condición que el año anterior, los caminos rurales lo mismo, el riego es muy escaso, EcoAzul -que también está contemplado en la tasa- es un desastre”.

Remarcaron en ese contexto que “esto quiere decir que hay un abuso impositivo y fiscal a todos los contribuyentes. Pero fundamentalmente Bertellys se está olvidando de los sectores medios, medio bajos y bajos. En una situación inflacionaria, donde el poder adquisitivo se reduce permanentemente, Bertellys plantea otro aumento de tarifas para el año que viene. Esto es un nuevo tarifazo.

—-

Otra tasa, más aumentos   

Además de la tasa urbana, también advirtieron la situación que contempla el proyecto con la tasa de Inspección, Seguridad e Higiene que abonan los comercios.

“Es un tema muy fuerte para el 2017, porque el proyecto prevé eliminar la primera categoría que es para ingresos anuales de hasta 48.000 pesos. Al eliminarlo, las categorías arrancan con una tabla de hasta 72.000 pesos de ingresos anuales”, consignaron.

A esa categoría -que comprende a los comercios más chicos- el proyecto de Bertellys le aplica un aumento del 88 por ciento; mientras que a la última categoría -que son los que tienen un ingreso anual de más de 1.000.000 de pesos- el incremento que fija es del 21 por ciento. En el medio, para la segunda categoría -que es la que tiene ingresos de hasta 100.000 pesos- el aumento que contempla es del 55 por ciento.

“Esto es totalmente regresivo e impacta muchísimo más en los sectores más bajos, porque a mayor ingreso, menor impuesto”, subrayaron.

Añadieron que “esto tiene, además, la gravedad de que la tasa de Inspección, Seguridad e Higiene se actualiza sola porque contiene el efecto inflacionario, porque si al comerciante le aumenta la facturación, automáticamente le aumenta la tasa porque cambia de categoría. Entonces, lo que se está haciendo es incorporar un incremento sobre la inflación.

En ese marco, los conejales indicaron que “tranzando un paralelismo con lo que ocurre a nivel nacional con el Impuesto a las Ganancias, que mal o bien se ha logrado consensuar sobre la base del diálogo un nuevo proyecto para reducir el impacto en los contribuyentes, acá se intenta imponer sin ningún tipo de diálogo, ya que el secretario de Hacienda, Agustín Carús, no fue al Concejo ni pidió reunión con los ediles.

“Quieren aplicar un nuevo impuestazo que carga impositivamente a toda la comunidad, pero que impacta fundamentalmente en los sectores medios, medio bajos y bajos. Es incluso la contracara de lo que se hace a nivel nacional”, remarcaron.

A todo esto, señalaron que el Concejo Deliberante “si bien no puede tener la iniciativa en materia tributaria, siempre tiene la posibilidad de fijar una regla de tope” que seguramente es lo que harán al momento de tratarse los proyectos del Ejecutivo.

capsulas-pc

Entradas relacionadas

Tagged As: , , , , , , , ,

No comments yet... Be the first to leave a reply!

A %d blogueros les gusta esto: