El Hospital Pintos cuenta con un tomógrafo propio: “Éste es un momento de júbilo para todo Azul”

El Hospital Pintos cuenta con un tomógrafo propio

Parte de Prensa, 31 de julio de 2014

Portal Chillar |31 de julio de 2014 |18:33

 

“Éste es un momento de júbilo para todo el Partido de Azul”


Tomografo 06 ( foto Lucas Tedesco )

El intendente municipal José Inza dejó este mediodía inaugurado el flamante servicio de tomografía computada del Hospital Municipal Dr. Ángel Pintos. Este importante acto de Gobierno se logró gracias a la decisión que en su momento tomó el jefe comunal de terminar con la tercerización del servicio que insumía grandes costos financieros y que en otros casos ponía en riesgo a los pacientes delicados que debían ser trasladados.

Se encontraban presentes la secretaria de salud Verónica Gómez, el director del nosocomio Ricardo Lapenta, la ex vicedirectora María Julia Ojeda Goñi y el director de Atención Primaria Andrés Villa; funcionarios municipales, el presidente del Concejo Deliberante José Cordeviola, Concejales, autoridades militares, eclesiásticas, la directora del Hospital de Niños Argentina Diego Alicia Caramello, representantes de Comisiones Vecinales, personal del hospital municipal y vecinos en general.

En su discurso de inauguración, el mandatario azuleño subrayó la trascendencia de este hecho para la comunidad azuleña. “Tenemos el tomógrafo en Azul, en el hospital público, y esa es hoy la noticia, más allá de todo el proyecto de salud que estamos llevando adelante, que nos ha costado mucho imponer en nuestra comunidad, pero que estamos viendo día a día sus bondades y beneficios, que tienen que ver con este trabajo”, expresó.

Asimismo, ponderó la labor del grupo de autoridades municipales en el área de Salud, a las que calificó como “maravilloso”. “Si no fuera por este equipo y por este grupo no hubiera sido posible concretar las cosas que estamos concretando en estos cortos dos años y medio de gestión para la salud de nuestros vecinos”, consignó.

“Si yo tuve algún sueño es que si algún día me tocaba ocupar un lugar de este tipo, era conseguir algo para la salud de los azuleños y poder desarrollar el hospital de otra manera, pero nunca soñé ni me imaginé que podíamos hacer tanto en tan poco tiempo, y más si consideramos que el fuerte de la gestión en salud estuvo en este último año y medio, porque en el primer año no tuvimos los avances que esperábamos”, expresó.

Luego de resaltar la tarea de su equipo de salud y la “determinación política de avanzar de esta manera”, José Inza dedicó un párrafo “a la gente del hospital, al grupo de profesionales, a los trabajadores, a las enfermeras, a las mucamas, a todo el grupo de trabajo”. “Como conocedor del ambiente de muchos años de trabajar en este hospital, sé con qué recurso humano contamos y sé hasta dónde podemos llegar, y por eso es que apostamos y redoblamos la apuesta. Y la redoblamos nuevamente, porque sabemos que contamos con el recurso humano necesario, suficiente y calificado como para llevar este hospital mucho más arriba de lo que hoy está”, continuó y estimó que “para eso se necesita organización, otros profesionales que también se sumen para enriquecer la propuesta académica y prestacional, y se necesita equipamiento”.

“Todos esos son actos, hechos concretos que hemos ido incorporando en un marco de un plan de salud que está marchando. Digo esto porque años atrás hemos sabido de proyectos estratégicos, totalmente vacíos que nunca fueron más allá que una enunciación de algo que se suponía que debía hacer Azul, pero que sirvió solamente para llenar papeles y folletos y que terminaron en sólo eso, folletos”, manifestó Inza y agregó que durante esos años “Azul siguió siendo la hermana pobre del centro de la provincia de Buenos Aires que no logró desarrollarse como pudo haberlo hecho. Entonces nosotros preferimos tratar de responder con hechos, con errores pero también con aciertos, y hoy el hecho de tener el tomógrafo puesto a disposición para toda la comunidad para que pueda ser utilizado, para que nuestros vecinos puedan tener las prestaciones necesarias en forma ilimitada, porque hasta el día de hoy nosotros teníamos que estar de alguna manera seleccionando qué paciente necesitaba más estudios por cuestiones de traslado, de gravedad de su estado de salud e incluso de recursos por el tema de la tercerización”.

En ese contexto, el Intendente azuleño aseguró que con la compra de esta maquinaria de última tecnología “vamos a tener nuestro equipo con nuestros profesionales y ante la más mínima necesidad o duda, ningún médico va a tener la preocupación de haber mandado a su casa a un paciente que podía tener una complicación y que se le escapó en el diagnóstico porque necesitaría una tomografía y por ahí era imposible hacerla en el momento, hoy sí gracias a Dios lo vamos a tener”.

“Éste es un momento de júbilo para todo Azul y la respuesta que hemos tenido, con la gente presente hoy acá y la repercusión que ha tenido esto en la ciudad habla de la importancia de este hecho, que no solamente es un tomógrafo sino que es un salto cualitativo en lo que es el aparato del Estado, la gestión de gobierno municipal y el hecho de tener el equipamiento necesario para que toda la comunidad lo pueda utilizar”, celebró.

 

“Estamos trabajando para la comunidad, no estamos especulando políticamente con cuestiones electorales”

 

Siguiendo su alocución, el Intendente recordó que la tecnología de tomografía computada llegó a Azul por el año 1994 hace unos 20 años y que “recién hoy el hospital público tiene su tomógrafo computado”. “Esto es una muestra de la necesidad que había, una muestra de qué se trata nuestro trabajo, pero también es una muestra de el abandono que había en algunas esferas de la salud pública en Azul. Entonces yo creo que estas cosas se tienen que saber, pero no para criticar a nadie sino para que aprendamos entre todos dónde poner los recursos y cómo trabajar”, reflexionó.

El mandatario hizo respondió también a quienes especulan políticamente y pretenden confundir a los vecinos: “escuché decir en estos días que por más que el intendente Inza asfalte el campo no va a ser reelecto intendente. ¿A quién se le puede ocurrir estar pensando en las elecciones de 2015 el 31 de julio de 2014? Nosotros estamos trabajando para Azul, estamos trabajando para la comunidad, no estamos especulando políticamente con cuestiones electorales en este momento de la vida de nuestra comunidad, que es tan importante y tan clave”.

“Dejemos de aterrorizar a la gente –pidió–, dejemos de entristecer al pueblo, la gente necesita alegría para poder seguir consiguiendo cosas y nosotros estamos trabajando para eso”.

Con el aplauso de los presentes, Inza enfatizó que “es el momento de seguir trabajando por los vecinos y lo demostramos hoy que estamos todos acá: autoridades del Hospital Municipal, del Hospital de Niños, presidente del Concejo Deliberante, autoridades de la salud en general, representantes del fuero eclesiástico, periodistas, estamos todos y tenemos que plantearnos para Azul objetivos de los cuales participemos todos para obtener esos grandes logros”.

Por último Inza agradeció el trabajo realizado por el equipo de salud y expresó su gratitud hacia la ex vice directora del nosocomio: “María Julia (Ojeda Goñi) sé que siempre vas a estar con nosotros, desde algún lado nos vas a estar acompañando, muchas gracias, la verdad que tu tarea ha sido excelente, las puertas van a estar abierta siempre; Ricardo (Lapenta) el trabajo tuyo ha sido excelente también; Verónica (Gómez) ni que hablar, hemos compartido y estamos compartiendo los momentos buenos y malos como vos decís; Andrés (Villa) gracias también, a todo el equipo de salud; y a todo el personal del hospital municipal estoy muy agradecido por la tarea que están realizando y los felicito a todos”.

 

Verónica Gómez: “Continuará jerarquizándose nuestro querido hospital”

 

Al compartir su discurso, la secretaria Verónica Gómez calificó a la jornada como un “día especial, a tan sólo 16 meses de aquel 20 de marzo en el que el señor Intendente Municipal puso en función a un equipo multidisciplinario para mejorar una situación difícil de una supuesta falta de insumos del Hospital Ángel Pintos”.

Así fue que prosiguió recordando los inicios de su gestión: “Comenzó la ardua tarea de evaluación de la situación del nosocomio. Durante la misma nos dejaron y también se sumaron excelentes profesionales. Nos encontramos con insumos en gran cantidad, que por no estar adecuadamente seleccionados era más fácil instalar la falta de los mismos. En consiguiente, bajo el proyecto de salud del cual tanto se han embanderado de no existir, se comenzó con la gestión de los cuatro pilares fundamentales: mejorar el equipamiento del nosocomio acorde a la actualidad científica que merece la comunidad de Azul; terminar con la tercerización de diferentes prestaciones que no cumplían con la necesidad de los últimos años, priorizando el bien común y no el de algunos sectores; complementar y, si fuese necesario, fortalecer las diferentes áreas en el ámbito del recurso humano profesional y no profesional; y el mejoramiento edilicio y el aprovechamiento de los espacios modernos abandonados”.

En esta línea, consideró que “sería arduo especificar la lista de inversión que día a día se realiza desde un trabajo de gestión municipal, en conjunto con el Ministerio de Salud de la Nación, de la provincia de Buenos Aires, Región Sanitaria IX, Cooperadora del Hospital Ángel Pintos, la Asociación de Cirugía Cardiovascular y la desinteresada colaboración de la comunidad”.

Sin embargo, enumeró que durante el período transcurrido “se destaca la incorporación de inmobiliarios, computadoras, impresoras, blanquería, colchones, silla de ruedas, camas ortopédicas, aire acondicionado, cámaras de seguridad, ambulancias de alta complejidad -dejando de tercerizar los traslados de larga distancia-, respirador, esterilizador, bombas de infusión, ecocardiógrafos, holter, ecógrafo doppler color; luego de más de 12 años se pintó la fachada de la entrada con la colaboración de la mano de obra del Ejército Argentino y La Cámpora; la inversión en recurso humano necesario para que las enfermeras trabajen solamente seis horas diarias en las áreas faltantes; personal en la nueva sala de internación de cirugía; recuperar o incorporar los servicios prestados por médicos especialistas en cirugía vascular periférica, dermatología; formar parte del programa Hospital Donante con su correspondiente médico ablacionista en forma conjunto con el Hospital Materno Infantil Argentina Diego y con la futura perspectiva de ser referentes de la región”. Sin embargo, la funcionaria aclaró que “quizás estaríamos olvidándonos de alguien u omitiendo algún dato de importancia”.

A continuación, confirmó oficialmente que la vicedirectora del centro de salud María Julia Ojeda Goñi cumple hoy el último día en su cargo. Gómez definió a la autoridad saliente como “compañera de trabajo, amiga incondicional y sobre todas las cosas buena persona”. Dirigiéndose a la profesional, aseveró emocionada “hoy son muchísimas las personas que saben que trasladaste pacientes en ambulancia, que hicimos guardia y con la frente en alto dejamos todo en este hospital, y nuestra familia lo hizo posible acompañándonos; hasta tuvimos internado a nuestro director el doctor Ricardo Lapenta y aunque sea difícil de interpretar, algunos se alegraban de su problema de salud, olvidándose que ante todo somos seres humanos, comunes y corrientes”. Y reforzó sus palabras de agradecimiento con la labor de Ojeda Goñi, por su “dedicación, fortaleza y profesionalismo”.

La secretaria de Salud contrapuso esta “mala noticia” con el anuncio de que “continuará jerarquizándose nuestro querido hospital, desde lo edilicio, equipamiento y recurso humano, para acercar a la comunidad las mejores prestaciones”.

Al respecto, adelantó que se colocará en breve un cajero automático en la entrada al edificio, se designará una sala de reuniones para los profesionales, se conformará el Consejo Asesor Técnico Administrativo (CATA), la gestión asociada, “y así poder cumplir con la ordenanza del llamado a concurso de la carrera hospitalaria de los diferentes cargos por funciones que se vio truncada año tras año por la negativa alguna vez de una asociación de profesionales por un inconveniente de alguno de ellos”.

Además, anticipó que “subirá al Concejo Deliberante para su aprobación un leasing para la compra de todo el instrumental endoscópico para no derivar más a los pacientes a ciudades cercanas, en conjunto con un equipo de rayos, mamógrafo y digitalización nueva para nuestro hospital”. “Y como manifesté, este proyecto de salud continuará en ejecución”, reafirmó.

“Hoy, transcurridos 116 años de vida del Hospital Ángel Pintos, y durante la gestión del intendente municipal Dr. José Manuel Inza y su equipo de trabajo del que me siento honrada de haber formado, quedará en la historia que nadie podrá borrar que el 31 de julio de 2014 el servicio de tomografía computada con técnicos y profesional de altísima formación es propio, evitando trasladar a nuestros pacientes fuera del nosocomio, sin tener que tercerizar este servicio”, afirmó y agradeció a todos los que hicieron posible este logro, en especial a su familia, “a quien hoy cumplo con la promesa de no bajar los brazos hasta que la comunidad de Azul tuviera su tomógrafo”.

[booking_pluginbox id=»2475″]