“Dios quiera haya llegado el momento que los argentinos, unidos bajo su bandera y su ejemplo, encontremos un camino donde transitar juntos”

El vicerrector de la UNICEN, Omar Losardo, resaltó que “Belgrano no fue un patriota sólo por crear la bandera. Su mayor reconocimiento popular se debió a su actitud austera, honesta y desprendida de cualquier bien material”. JOSÉ BERGER

El vicerrector de la UNICEN, Omar Losardo, resaltó que “Belgrano no fue un patriota sólo por crear la bandera. Su mayor reconocimiento popular se debió a su actitud austera, honesta y desprendida de cualquier bien material”. JOSÉ BERGER

ACTO OFICIAL 

“Dios quiera haya llegado el momento que los argentinos, unidos bajo su bandera y su ejemplo, encontremos un camino donde transitar juntos”

Así lo expresó el ingeniero agrónomo Omar Losardo, vicerrector de la UNICEN, quien tuvo a su cargo las palabras alusivas en el acto por el 196º aniversario del fallecimiento del General Belgrano y el Día de la Bandera. Como es tradicional, alumnos de escuelas secundarias juraron su compromiso con la Patria, y conscriptos voluntarios y cadetes de la Policía Local juraron fidelidad a la Bandera.

El acto concluyó con el desfile de escuelas e instituciones que dieron marco a la conmemoración. JOSÉ BERGER

En la mañana de ayer se realizó el acto recordatorio del 196º aniversario del fallecimiento del General Manuel Belgrano y Día de la Bandera.

Estuvieron presentes el intendente Hernán Bertellys, funcionarios de su gabinete, concejales, consejeros escolares, representantes de entidades intermedias, de fuerzas de seguridad y público en general.

Como es tradicional en esta fecha, alumnos de las escuelas secundarias de Azul formularon su compromiso con la Patria, mientras que conscriptos voluntarios de la Guarnición Militar Azul y cadetes de la Policía Local juraron fidelidad a la bandera.

Hubo ofrendas florales y invocaciones religiosas. Luego, para concluir el acto, desfilaron las diferentes instituciones que participaron.El acto fue encabezado por el Intendente Hernán Bertellys, funcionarios, concejales, representantes de entidades intermedias, autoridades educativas, de las fuerzas de seguridad y eclesiásticas. JOSÉ BERGER

“A los argentinos nos cuesta tiempo reconocer a nuestros próceres”

Quien tuvo a su cargo las palabras alusivas fue el ingeniero agrónomo Omar Losardo, vicerrector de la UNICEN. “Manuel Belgrano, el prócer que murió pobre” fue el concepto que eligió para describir la figura del creador de la enseña patria.

“La creación de la bandera es un hecho importantísimo en la historia de nuestro país y en la vida de todos los argentinos, porque ella nos identifica como Nación soberana. Conmemoramos hoy, el Día de la Bandera, en recuerdo a su ilustre creador el General Don Manuel Belgrano”, expresó.

Luego recordó que la bandera celeste y blanca fue izada por primera vez el 27 de febrero de 1812 a orillas del Río Paraná “por Belgrano y las tropas del Ejército Patriota a su mando, quien consideró necesaria la creación de una insignia que diera cuenta de nuestra identidad nacional”.

En agosto se enarboló por primera vez en Buenos Aires, en la torre del Templo de San Nicolás y recién el 20 de julio de 1816, después de haber declarado la Independencia, fue cuando el Congreso adoptó oficialmente la bandera creada por Belgrano como símbolo patrio.

“Hasta ese momento, y durante 4 años, su uso se había promovido en secreto. En 1918 la bandera sufrió otro cambio: se le agregó un sol sobre la franja blanca para cuando fuera utilizada con motivo de guerra”, mencionó, para añadir que recién en 1938, después de 126 años, se declaró el 20 de junio como Día de la Bandera y feriado nacional, en homenaje a Manuel Belgrano, fallecido el 20 de junio de 1820.

“Esto constituye un claro ejemplo de cómo a los argentinos nos cuesta tiempo reconocer a nuestros próceres y a los símbolos que nos unen como Nación”, analizó.

Alumnos de escuelas secundarias formularon su compromiso con la Patria. JOSÉ BERGER

Reseña de Belgrano

Volviendo a Belgrano, el vicerrector de la UNICEN marcó que había nacido en Buenos Aires en 1770, que cursó sus estudios en el Colegio San Carlos y se recibió de abogado en España. En 1794 pasó a ser secretario del Consulado de Buenos Aires, cargo desde el que fomentó firmemente la generalización de la enseñanza y las reformas económicas.

En 1810, “formó parte de los patriotas que pretendían la emancipación del dominio español en Argentina, compartiendo los ideales de Moreno y Castelli, entre otros, y se convirtió en miembro de la Primera Junta”, indicó.

Siguiendo su recorrido histórico, mencionó posteriormente que fue nombrado general del Ejército del Norte y pronto dirigió a las tropas independentistas frente a los realistas, logrando importantes victorias en las Batallas de Tucumán y Salta con el apoyo de otro gran patriota salteño, Martín Miguel de Güemes, “que junto a sus avezados gauchos combatieron arduamente desde la selva norteña para desplazar a los realistas que provenían del Alto Perú”.

En 1813 los españoles desde Bolivia le vencieron y su desprotegido ejército con escaso apoyo del Triunvirato de Buenos Aires se fue debilitando, hasta que en 1814 pasó al mando del general José de San Martín.

“Desconocido por los gobernantes de turno, decidió no claudicar en su lucha por la causa de la libertad americana y se dedicó a la diplomacia y a la mediación en las disputas políticas surgidas tras proclamarse la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata en el Congreso de Tucumán en 1816”, agregó.

“Actitud austera y honesta”

Omar Losardo remarcó luego que “Belgrano no fue un patriota sólo por crear la bandera. Su mayor reconocimiento popular se debió a su actitud austera, honesta y desprendida de cualquier bien material”.

En ese sentido, consignó que “algunos ejemplos sirven para ilustrar sus virtudes cuando recibió 40.000 pesos en terrenos fiscales, por su triunfo en la Batalla de Salta, que le hubiera permitido a él y a sus descendientes vivir sin mayores apremios económicos. Pero Belgrano pidió a cambio que se dotaran cuatro escuelas en Jujuy, Santiago del Estero, Tucumán y Tarija (hoy Bolivia)”.

Reconoció además que propició la creación de escuelas industriales, fomentó el comercio, la agricultura y se dedicó al periodismo. “Fue uno de los primeros en sostener que había que brindar una educación más completa a las mujeres, porque también en aquellos tiempos las mujeres no eran incluidas en forma igualitaria a los hombres. En lo político pretendió transmitir su entusiasmo por el sistema monárquico, inspirado en sus viajes a Londres, pero su intento fracasó ante los diputados reunidos en Tucumán”.

“Sus enfermedades lo castigaron sin tregua durante su corta vida, apenas vivió 50 años y cuando regresó de Europa a Buenos Aires a comienzos de 1820, se encontraba dolorido, muy enfermo y olvidado, como tantos patriotas que entregaron su vida y sólo a través del tiempo, se los reconoció por sus obras liberadoras de los dominios imperiales. De muchos próceres se dice que murieron pobres y no es cierto. Pero en el caso de Manuel Belgrano él sí, él murió pobre”.

“Ejemplo para los hombres del ayer, del hoy y de las generaciones venideras”

Luego, el ingeniero marcó que eran las 7 de la mañana de un 20 de junio de 1820 “cuando entregó su alma cristiana a los designios de Dios. Los porteños no prestaron atención y apenas se enteraron. Estaban enfrascados en luchas políticas intestinas. Ese mismo día la disgregación y la anarquía invadían a la Patria y se sucedieron en 24 horas tres gobiernos en Buenos Aires. Este día es conocido en la historia argentina como el “día de los 3 gobernadores”.

No dejó de mencionar que al funeral de Belgrano sólo asistió su familia y un par de amigos, entre ellos el doctor Joseph Redhead, a quien Belgrano le legó su reloj porque no tenía dinero para pagarle los honorarios. Es más, ante la imposibilidad de pagar una lápida, uno de sus hermanos cedió el mármol de una cómoda.

Fue en ese marco que Losardo remarcó: “Qué ejemplo para los hombres del ayer, del hoy y de las generaciones venideras. Dios quiera haya llegado el momento que los argentinos unidos bajo su bandera y su ejemplo de vida, encontremos un camino donde podamos transitar juntos con disidencias o coincidencias, pero jamás renunciando al ideal nacional que el prócer supo enseñarnos. Manuel José del Corazón de Jesús Belgrano siga tu eterna alma descansando junto a los hombres justos y libres que habitaron estas benditas tierras argentinas”.

Entradas relacionadas

No comments yet... Be the first to leave a reply!

A %d blogueros les gusta esto: